<
>
2018 Copa Libertadores, Ronda de 16
  • Everton (6')
  • Alisson (90'+2')
  • Lucas Rodríguez (9')
Vuelta - Empatado 3-3 marcador global - Grêmio ganó 5-3 en penales
Vuelta - Empatado 3-3 marcador global - Grêmio ganó 5-3 en penales

Estudiantes perdió con Gremio por la vía de los penales

Gremio, campeón de la Copa Libertadores 2017, se clasificó a los cuartos de final al derrotar en una tanda de penales por 5-3 a Estudiantes de La Plata, que llegó a Porto Alegre con una ventaja de 2-1 y perdió por igual resultado en tiempo reglamentario.

Los dirigidos por Renato Gaúcho se enfrentarán en la fase de los ocho mejores al Atlético Tucumán argentino, que en forma casi simultánea eliminó en Medellín al Atlético Nacional colombiano, pese a caer por 1-0 y gracias a su triunfo por 2-0 en la ida. André transformó la pena máxima decisiva que clasificó al equipo brasileño.

En los 90 minutos de juego, el extremo Everton adelantó a los locales en el minuto 5, pero apenas tres minutos después el atacante Lucas Rodríguez devolvió la igualdad al marcador tras un error grave del central internacional brasileño Geromel.

Estudiantes renunció al ataque y se conformó con un empate que terminó por desperdiciar en el minuto 92 por culpa de un acertado cabezazo de Alisson, que llevó la decisión a la tanda de penales.

En un encuentro eléctrico, el conjunto de Porto Alegre necesitaba apenas vencer por 1-0 tras la derrota en tierras argentinas (2-1) y salió convencido de ello, tanto que en apenas cinco minutos de juego ya había hecho los deberes.

Jugada entre Maicon y Jael que acabó en las botas de Everton, quien tocó levemente el esférico para salvar la salida en falso de Andújar y anotar el primero para los locales.

La alegría duró bien poco, pues tres minutos después Estudiantes volvería a poner las tablas en el marcador tras una serie de despropósitos en cadena del Gremio.

Primero falló en la salida del balón del centrocampista Jaílson y después el central Geromel le regaló el esférico a Lucas Rodríguez, que aprovechó el regalo para caminar solo hacia el área y batir a placer a Grohe. Empate a uno y los brasileños obligados a remar de nuevo con el viento en contra.

A partir de entonces, los de Renato Gaúcho se hicieron dueños y señores del juego llegando a superar el 70% de posesión de pelota.

Everton, recientemente convocado con la selección absoluta brasileña, se mostró muy activo por ambos flancos, pero todas las veces encontró una marcación férrea de los argentinos.

Estudiantes, cómodo con el empate, renunció al ataque y empezó a arañar segundos al cronómetro con algunos de sus jugadores rodando en exceso por el césped del Arena del Gremio.

Al descanso, ocho finalizaciones de los brasileños por tan solo una de los argentinos. Gremio pudo igualar la eliminatoria antes del intervalo de no ser por una buena parada de Andújar a un disparo sin ángulo del creativo Luan, hoy poco afortunado.

En la segunda parte, el acoso contra el arco del Estudiantes aumentó de manera notable. El delantero Jael intentó una chilena imposible en el área pequeña, Jaílson quiso enmendar su error con un disparo certero que se encontró con una buena parada del portero y de nuevo Jael vio como una falta desviada por la barrera impactaba en el travesaño.

Renato Gaúcho se desesperaba desde el banco. La pelota no parecía querer entrar, aunque no por ello el Gremio desistió. Jael volvió a maldecir su mala suerte, cuando un disparo suyo en el área fue rechazado por un defensor rival y golpeó de nuevo en la madera. Un gol más llevaba la decisión final a los penales.

De Estudiantes no hubo noticias, se atrincheró atrás dedicándose los últimos quince minutos a despejar balones del interior del área y lo terminó pagando.

La muralla de los argentinos parecía infranqueable hasta que en el último suspiro Alisson cabeceó en el primer palo una falta cobrada por Luan y forzó los penales. Desde los 11 metros, los cinco de Gremio salieron airosos y avanzaron a cuartos al aprovechar el error de Campi.