<
>
2018 Copa MX, Apertura - Semifinals
  • Adrián Aldrete (72')
  • Fernando Navarro (52')
  • Mauro Boselli (19')
Cruz Azul ganó 5-4 en penales
Cruz Azul ganó 5-4 en penales

Cruz Azul sufre, pero avanza a la final de la Copa MX

play
Cruz Azul es finalista de la Copa MX (1:15)

La Máquina ganó su boleto a la final tras vencer dramáticamente en penales al León. (1:15)

MÉXICO (Iván Cañada) -- Una perfecta tanda de penaltis le dio el pase a la Final de Copa MX al Cruz Azul, que por momentos se perdió en el campo, pero rescató un agónico empate en el tiempo regular para llegar a una instancia decisiva en la que anotó sus cinco remates y aprovechó una atajada de Guillermo Allison para pasar de ronda y ahora pelearse el título con Rayados.

La Máquina sigue su camino en los dos torneos como se propuso a inicios de campaña, aunque cada vez le cuesta más trabajo. Con un León con 10 hombres pasó momentos oscuros en el encuentro, pero al final logró su objetivo.

Conforme pasan las jornadas, Cruz Azul pierde gasolina y lo demuestra en sus encuentros. En Liga, de visita suma tres derrotas consecutivas, mientras que en la Copa, en su presentación frente al León sufrió de más, a pesar de tener superioridad numérica en más de 70 minutos.

León se vio afectado por un codazo de Mauro Boselli que le costó el cartón rojo y el planteamiento cambió por completo a partir de ese momento. Pensar en atacar se tradujo en meros contragolpes y lo demás fue defenderse a ultranza para evitar la caída de su marco.

Si algo se encontraban en alguna contra sería oro molido. Y dieron con ello al inicio del segundo tiempo en una atípica jugada en la que Fernando Navarro ingresó por el centro y remató de frente ante un Guillermo Allison que no pudo hacer mucho para evitar el gol en contra. La sorpresa se empezaba a gestar, mientras el Azteca murmuraba ante lo visto.

Caixinha no aguantó más y envió de inmediato a Edgar Méndez y Martín Zúñiga al campo. El equipo, desde el primer tiempo, mostraba síntomas de no tener creatividad y poca explosividad ofensiva.

Las labores al ataque, a pesar de que estaban en el campo hombres como Elías Hernández, Roberto Alvarado o Martín Cauteruccio, recayeron más en un Misael Domínguez motivado por enfrentar el torneo copero y decidido a escribir algo diferente. El problema es que nadie se asoció con él para lograrlo.

Con el paso de los minutos, por más hombres que La Máquina tuvo a la ofensiva, más problemas tuvieron para generar jugadas al ataque. La desesperación pronto se apoderó de unos celestes dubitativos que no sabían cómo desbordar ni causar estragos a una muralla que construyó Ignacio Ambriz desde su banquillo.

La única respuesta llegó mediante Adrián Aldrete con un disparo de larga distancia después de un tiro de esquina, mismo que se desvió en la zaga del León e ingresó a las redes. Fue la única manera. El juego no cambió a partir de entonces. Unos continuaron muy claros en su intención y los otros nunca supieron qué hacer para llevarse la victoria en el tiempo regular. En los penales se definió todo. Para unos es un bolado, para otros es algo que se practica y lo cierto es que Cruz Azul ganó en esa faceta.