<
>
2018/19 German DFB Pokal, Ronda de 16
  • Maximilian Mittelstädt (3')
  • Davie Selke (67')
  • Serge Gnabry (7', 49')
  • Kingsley Coman (98')

Bayern ganó 3-2 ante Hertha con una gran asistencia de James

Un gol en el alargue del francés Kingsley Coman propició la victoria en Berlín, ante Hertha, de Bayern Munich (2-3) que se clasificó para los cuartos de final de la Copa de Alemania.

El Bayern tuvo que prescindir del arquero Manuel Neuer, lesionado en una mano. El entrenador Niko Kovac, además, dejó a Thomas Müller en el banco y apostó por el colombiano James Rodríguez como volante creativo y por Serge Gnabry en la banda derecha.

El partido tuvo un comienzo vertiginoso. En el minuto 3 Leon Goretzka cayó en el área del Hertha en un duelo por la pelota y el árbitro central consideró la caída como una simulación y le mostró la tarjeta amarilla al jugador del Bayern.

Cuando el Bayern todavía protestaba la tarjeta, el arquero de Hertha, Rune Jarstein, hizo un saque largo. Los berlineses ganaron la segunda pelota y, tras una pared con Salomon Kalou, Maximilian Mittelstädt abrió el marcador con un remate plano.

El empate del Bayern llegó cuatro minutos después, por intermedio de Gnabry. La jugada se inició con un centro de Joshua Kimmich desde la derecha, Robert Lewandowski le ganó el duelo al hombre que lo marcaba y le dejó la pelota a Gnabry que marcó con un remate de primera.

Tras el empate, el Bayern se apropió del partido, llegó por las bandas y llenó de centros el área del Hertha que, tras haber intentado en los primeros minutos hacer presión alta, se vio obligado a replegarse.

En el 20, Gnabry tuvo cerca el segundo gol con un remate que Jarstein desvió a saque de esquina. Fue la mejor ocasión del Bayern para irse en ventaja durante la primera parte que se había convertido en un monólogo del Bayern que tuvo un 71 por ciento de posesión de la pelota.

Al comienzo del segundo tiempo, en el minuto 49, llegó el segundo tanto del Bayern, otra vez por medio de Gnabry que le ganó la espalda a la defensa del Hertha, tras buen pase de James, para definir dentro del área con un remate al segundo poste.

El dominio del Bayern seguía siendo casi absoluto y nada parecía indicar que el Hertha pudiera lograr el empate pero un error garrafal de Mats Hummels, al tratar de devolver de cabeza la pelota al arquero Sven Ullreich, le dio nueva vida a los berlineses.

La devolución de Hummels quedó en los pies de David Selke que, en su primer contacto de pelota tras entrar por Vedad Ibisevic no tuvo problemas para derrotar a Ullreich en el minuto 66.

Era el segundo disparo al arco del Hertha que se había dedicado ante todo a defender su área. El gol berlinés hizo que el Bayern, que hasta ese momento había mostrado gran seguridad, empezase a mostrar nervios.

El Hertha logró llevar el partido a la prórroga. El Bayern tuvo todavía una gran ocasión en el tiempo reglamentario, en los pies de James en el 81 cuando el colombiano, a centro de Alaba, remato ligeramente desviado desde el borde del área chica.

Al comienzo del tiempo extra el Bayern volvió a tomar confianza y a poner al Hertha contra las cuerdas y en el minuto 98 volvió a irse a ventaja con gol de cabeza de Coman.

El gol fue fruto de la insistencia. Alaba atravesó desde la derecha todo el borde del área del Hertha sin encontrar un ángulo de disparo y volvió a abrir juego a la izquierda. Kimmich centró, Leon Goretzka ganó el juego aéreo, la pelota quedó en Lewandowski que la levantó para que Coman, desde corta distancia, la empujara a la red.

Después el Hertha no tuvo con que reaccionar. El Bayern tuvo todavía dos buenas llegadas que no concretó pero logró llevar el partido hasta el final.