<
>
2018 Liga BBVA Bancomer, Apertura 2018 - Quarter-finals
  • Elias Hernández (4')
  • Luís Romo (61')
Vuelta - Cruz Azul advance 3-1 marcador global
Vuelta - Cruz Azul advance 3-1 marcador global

Cruz Azul, primer semifinalista del Apertura 2018

play
Cruz Azul impidió despertar de Gallos y se clasificó a semifinales (1:10)

La igualada a un tanto por bando en la cancha del Estadio Azteca entregó el boleto a una 'Máquina' que se mantiene invicta en casa durante el torneo. (1:10)

(IVÁN CAÑADA)-- Uno más de los maleficios del líder Cruz Azul por fin terminó. El de esta vez fue el de no superar los Cuartos de Final cuando termina en la cima de la tabla general, algo que nunca antes había logrado en torneos cortos. Esta Máquina no detiene su paso ni se conforma con una campaña regular de ensueño. Su misión es el título y hacia allá avanza sin escalas. En la vuelta frente a Gallos, un empate (1-1) le bastó para avanzar a la siguiente fase.

Frente a Gallos, los cementeros completaron la obra. El golpe de la ida fue tan contundente que los queretanos no se pudieron levantar y ni siquiera dieron indicios claros de acercarse a ello. Hubo alguna respuesta para empatar un partido que empezaron abajo en el electrónico desde el minuto cuatro, pero no generaron más allá.

Cruz Azul, seguro de sí mismo y convencido de lo que debía hacer, no se anduvo con rodeos ni perdió tiempo para esperar algo de su rival. Apenas al minuto cuatro, cuando los aficionados todavía se acomodaban en sus acientos, Elías Hernández recibió un balón por el costado izquierdo, recortó al centro y disparó cruzado para dejar sin opciones a Tiago Volpi. La marca de la casa apareció y La Máquina ya estaba por delante.

Lejos de responder al derechazo de Elías, Gallos primero se sacudió un poco los nervios y trató de imponer su estilo, siempre bien dominado por el Cruz Azul de Caixinha. No había manera de llegar al arco de Corona a menos que fuera un balón parado.

Los celestes no dieron indicios de debilidad. Controlaron el juego a placer ante unos Gallos notablemente superados. El dominio fue brutal porque se jugaba al ritmo que los cementeros dictaban. Estaban a la caza de un contragolpe. No necesitaban comandar en la posesión, pero sí en lo que necesitaban para mantener su ventaja.

El encuentro fue monótono y sin muchas emociones porque Cruz Azul así lo quiso. En Liguilla se trata de ganar y saber qué hacer con las ventajas. De controlar los tiempos y entender cuándo hay que presionar, cuándo hay que hacer que el rival corra detrás del balón e incluso cómo defenderse. Parece que esta Máquina domina todo eso a la perfección.

Luis Romo, a falta de media hora para el final del encuentro, empató los cartones, en buena medida ayudado por el VAR, tras una jugada que en otras condiciones hubiera terminado en tiro de esquina cuando el balón cruzó la línea de gol. Justicia deportiva, gracias a la tecnología.

El gol del empate no significó más que una ilusión inútil para los queretanos que en ningún momento pusieron los nervios de punta a los aficionados cementeros, bien respaldados por la actuación de su equipo. El primer semifinalista ya llegó al Apertura 2018. Cruz Azul rompió con una maldición más y el sueño del campeonato sigue latente.