Golf
Ignacio Colombo 58d

Con 36 hoyos por jugar, la FedEx Cup mantiene el final abierto

Hubo más aritmética que golf en los primeros 36 hoyos en Atlanta. Todos a hacer cuentas, pues la flaqueza del líder, Jordan Spieth, y los violentos ascensos del estadounidense Web Simpson y del inglés Paul Casey, ambos empatados en -7, pusieron a la definición de la FedEx Cup en un terreno donde todo es posible.

Casey subió ocho puestos y se ubica en el segundo lugar. Simpson trepó nada menos que 13 lugares y está tercero. Pero si la carrera que arrancó en el inicio de la temporada terminara ahora, Justin Thomas sería el ganador de los 10 millones de dólares. Él fue el único de los cinco punteros de la competencia anual que estuvo a la altura y, con un registro de -7, es el tercer hombre en la cima la del Tour Championship. ¡Qué año sería este para Thomas, ganador del PGA Championship, si se alzara también con la FedEx!

Todo está calculado para que la emoción dure hasta el final. La floja actuación de Spieth, quien llegó como primero de la lista al inicio de la cita en East Lake, abrió la puerta a varios jugadores que de otro modo no podían aspirar al millonario galardón. Aún falta mucho golf por jugar, y Spieth tiene a los fanáticos del golf acostumbrados a las montañas rusas. El joven texano estuvo errático hasta ahora con el putt, su arma más importante, y esa dolencia lo dejó frustrado. El desafío, sin embargo, no es algo que su fuerte cabeza no pueda revertir. Sería típico verlo en los primeros lugares con una tercera vuelta de 63 ó 64 golpes. Pero hoy está castigado en el puesto 15°, del torneo y cayó al 4° lugar en la FedEx Cup. Para él sería una gran decepción no alcanzarla nuevamente, como ya lo hizo en el 2015.

El otro gran candidato, Dustin Johnson, está en el puesto 15° en el campeonato, con un score de -3. Esto lo hace bajar 3 lugares en la FEDEC, y se ubica 5°.

El australiano Marc Leishman, héroe en el BMW Championship, se fue decepcionado con un acumulado de 2 golpes sobre par. Se aleja así dos lugares en la lucha por la gloria.

Finalmente, el español Jon Rahm completa el cuadro de los 5 que llegaron a Atlanta en la punta de la FedEx Cup. Rahm jugó bien las dos primeras rondas, y totaliza -6. Con ese registro marcha 4° en el torneo, y mantiene intactas sus aspiraciones de coronarse en la gran competencia, un logro que sellaría un año de ensueño para él.

Otros que miran el gran premio con cariño son el inglés Justin Rose y el estadounidense Patrick Reed. Este último fue el dueño de la mejor ronda del día: cinco bajo el par. Rose y Reed empatan el cuarto lugar con -6, y tienen chances todavía en la súper contienda.

El único representante de Latinoamérica en este evento final, el venezolano Jhonattan Vegas, no tuvo un buen día. Hizo +4 y acumula 6 golpes sobre el par. Este registro lo hace bajar 6 puestos en la FedEx Cup y lo deja en el lugar 23°. Es muy meritorio de todos modos lo de Vegas, quien, luego de su triunfo en el RBC Canadian Open, le ha dado un gran impulso a su carrera en el PGA Tour. Además, con su clasificación para esta competencia en Atlanta, Vegas logra un lugar en los cuatro Majors del año 2018.

El fin de semana seguirán las acciones en la espectacular cancha de East Lake, en Atlanta, hogar del prócer Bobby Jones. El pronóstico indica un muy buen clima para el sábado y para el domingo, aunque con altas temperaturas. Apropiado entorno para que los mejores golfistas transpiren mientras se esfuerzan por llevarse la enorme bolsa con los 10 millones de dólares de la FedEx Cup 2017.

^ Al Inicio ^