<
>

Sorpresas en la primera ronda del PGA Championship

Gary Woodland de Estados Unidos es el líder con 64 golpes (-6). Su compatriota Rickie Fowler hizo una gran ronda de 65 (-5). Tiger Woods enderezó el barco y zafó luego de un muy mal comienzo. Estos son algunos de los acontecimientos más relevantes que deja la primera ronda del último Major del año, el PGA Championship que se juega en St Louis, Missouri.

En el tope del tablero, hay una serie de nombres muy importantes. Insólitamente, allí arriba se mezclan bombarderos como Dustin Johnson, Jason Day, Rickie Fowler y Gary Woodland con pegadores más cortos como Zach Johnson, Brian Gay, Ian Poulter y Kevin Kisner. Buena señal, es lo mejor que puede esperarse en un Major, una cancha que se adapte a varios tipos y estrategias de juego.

Es también llamativa la cantidad de “scores” bajo el par, nada menos que 40. Pero también sorprende que en condiciones perfectas, con greens blandos, no muy rápidos y sin viento, los scores no hayan sido más bajos. Eso también habla muy bien del trazado de Bellerive que, con este torneo, ya acumula tres Majors luciéndose como anfitrión. Un dato de color, no hubo un solo águila en la primera ronda.

Los que estaban para lucirse eran los integrantes de una de las salidas más glamorosas del día. Fue la que integraron Tiger Woods, Rory McIlroy y Justin Thomas. Ellos salieron a las 8:23 de la mañana y desde bien temprano los siguió una multitud. Podría decirse que era el grupo que representaba muy bien al pasado, al presente y al futuro. Tiger, empezó realmente mal. Un bogey en el hoyo 1 y un doblebogey en el hoyo 2 pintaron un comienzo oscuro y desilusionante. Pero el oficio y la cabeza del californiano afloraron para recuperarse y terminar, a pesar de esas desgracias, en 70 golpes, el par de la cancha. “Pude poner un score razonable y mantenerme dentro del campeonato”, dijo Woods al terminar su vuelta.

McIlroy por su lado navegó entre pares y sin estridencias en la ida. A la vuelta, dos anodinos bogeys y dos buenos birdies le dejaron también en el par, pero lejos por ahora de lo que todos esperaban de él.

Justin Thomas, el defensor del título, fue el único de los tres que llevó sus colores, los del futuro, a un mejor puerto. Con sus 25 años y una carrera recién despegando, su ronda de 69 (-1) lo dejo en el puesto 33. Pero ya se sabe, hay que estar preparados para una vuelta sorpresivamente baja del joven estadounidense.

Gary Woodland, el líder de la manada, ya ha ganado en el PGA Tour, pero nunca fue un factor en un Major. Su ronda tuvo un bogey inicial que amenazó con teñir de banal su vuelta. Pero reaccionó rápido y jugó los últimos 11 hoyos de Bellerive en 7 bajo el par para anotar un total de 64 golpes (-6), que lo dejó feliz. “Estuve jugando aquí hace un mes y me encanta esta cancha”, fueron las palabras posteriores de Woodland a la prensa.

Otro muy satisfecho fue Rickie Fowler. “Hoy todo fue genial” dijo al terminar. No es para menos. Su vuelta de 65 golpes (-5), realizada en la mañana, tuvo un solo bogey y seis birdies, y estuvo al tope del tablero hasta las 6 de la tarde cuando terminó Woodland. El joven Fowler de 29 años construyó su gran score sobre la base de un sólido juego con los hierros, acertando 16 de los 18 greens. Él ya lideró un Major luego de la primera ronda. Fue en el US Open del año pasado en Erin Hills, cuando anotó también un 65. Finalmente terminó jugando mal en la segunda y en la cuarta vuelta y quedó a seis golpes del ganador, Brooks Koepka, que hoy tiene dos Majors en su haber.

Buena actuación de los latinoamericanos

Joaquín Niemann ya no sorprende cuando hace buenos scores y se mezcla con la elite del golf mundial. Es fácil olvidarse de que tiene solo 19 años y que recién se asoma a este mundo ultra competitivo. Su ronda fue un festival de birdies (6) y bogeys (4), y terminó con 68 golpes (-2). Con este score, Niemann empata en el puesto 16 y es el mejor latinoamericano del torneo por ahora. El joven chileno recibió una invitación especial para participar del PGA Championship, su segundo Major del año.

El argentino Emiliano Grillo estuvo muy prolijo. Su vuelta de 69 golpes (-1) no tuvo bogeys y anotó un birdie en el par 3 del hoyo 16. Este parcial lo coloca empatado en el puesto 33. Esperemos que Grillo retome la buena senda por la que marchó en la primera mitad de esta temporada.

Finalmente el venezolano Jhonattan Vegas hizo el par de cancha (70). Su vuelta tuvo dos bogeys y dos birdies, y ocupa el puesto 48 en la clasificación.

Está todo listo para la segunda vuelta. El plato fuerte del día volverá a ser la salida estelar de Tiger Woods, Rory McIlroy y el defensor del título, Justin Thomas. Este día viernes lo harán por la tarde, a las 13:48 hora local, en medio de lo que seguramente será una multitud.