Andrea Canales, One Nacion 968d

La maravillosa historia del futbolista peruano Andrew Farrell

- No te pierdas el especial de One Nación el 12 de octubre a las 19 PM ET por ESPN Deportes.

De primera instancia, a través de un video, el defensa del New England Revolution Andrew Farrell luce como un típico atleta estadounidense de primer nivel, fuerte y atlético, pero encierra algo más allá de lo que puede ofrecer ese juicio inmediato. Valora tanto los colores rojo y blanco de la bandera de Perú como el rojo, blanco y azul de la estadounidense.

"Definitivamente me considero bicultural", dijo recientemente Farrell en una entrevista a One Nación. "Siento que mi corazón es mitad estadounidense y mitad peruano".

Farrell adoptó involuntariamente la cultura de Perú. Sus padres adoptivos eran misioneros quienes lo llevaron a él y a sus dos hermanos a Lima, capital de Perú, cuando Ferrell tenía apenas cinco años. La familia permaneció allí durante una década antes de regresar a Estados Unidos.

"En ese momento, no estaba muy entusiasmado con irme de Estados Unidos", admitió Farrell, quien sin embargo enfatizó que eventualmente se sintió feliz con la mudanza. "Cambió mi perspectiva en muchas cosas. Agregó a mi personalidad y a quien soy hoy en día".

Farrell estima que, incluso, quizás no fuese actualmente un jugador de futbol de no haber ocurrido esa mudanza. Citó ejemplos como los de Odell Beckham Jr., quien hizo el cambio a jugar exclusivamente football pese a sus inicios en el fútbol.

"Amaba el fútbol cuando estaba en Estados Unidos, y cuando me mudé (a Perú) se convirtió en algo de todos los días", explicó Farrell. "Permanecía jugando en el parque hasta que encendían el alumbrado y mis padres venían a recogerme. Todo el mundo jugaba y hablaba de futbol, y todos eran seguidores del equipo nacional. Nunca fue así antes en Estados Unidos".

Además de desarrollar el gusto por el ceviche y el lomo saltado, Farrell detalló la manera en que Perú influyó en su carácter.

"Culturalmente, ambos países son muy diferentes", dijo. "Allá todo el mundo es más relajado; lo que ocurra, se trabaja con eso".

Esa actitud le ha ayudado a perseverar dentro del competitivo mundo del futbol. "A nivel profesional, cuando pierdo, me digo: '¿Sabes qué? Tienes que trabajar más fuerte para lograrlo".

Más que nada, la habilidad bilingüe de Farrell lo ayuda a establecer un lazo con los que hablan español, sin importar de qué país provienen. El utiliza el español regularmente cuando bromea con personal o jugadores del equipo y cuando llegan los nuevos al club. Y ocasionalmente, sorprende a los que asumen que sólo habla inglés.

"Nadie piensa que yo hablo español", dice Farrell. "Algunos restaurantes que me gusta ir, escucho a los trabajadores hablando sobre mí en español, diciendo 'El siempre viene aquí.' Ellos no saben que yo les puedo entender. Es divertido sorprender a gente así".

A lo mejor estarían menos sorprendidos si vieran a Farrell jugar el futbol. Aunque es un defensa, el asegura que tiene la herencia del estilo sudamericano.

"Es más creativo en los países sudamericanos, hay más 'flow'", dijo Farrell. "Yo tengo un poco de eso".

^ Al Inicio ^