<
>

Kevin Owens y Braun Strowman salen sólidos del Monday Night Raw

LOS ANGELES -- La edición de Monday Night Raw fue una poderosa, aún cuando no incluyó tantos segmentos de lucha, en donde WWE cimentó dos de sus pilares camino a los próximos eventos de gran relevancia, Fast Lane y Wrestlemania, en Kevin Owens y Braun Strowman.

Owens, campeón universal, y Strowman, el gigantesco luchador que será el rival de Roman Reigns en el PPV del 5 de marzo, brillaron en sus segmentos. Luego de terminar su "amistad" con Chris Jericho la pasada semana en el Festival de la Amistad en Las Vegas, Owens brilló por luz propia... literalmente.

El programa, grabado en el Staples Center en Los Angeles, inició con el campeón universal en el centro del cuadrilátero presentando una diatriba en donde finalmente "la luz brilla sobre mí". Además, presentó un excelente argumento de por qué será el ganador en Fastlane en su lucha ante Goldberg.

"No tengo que vencer a Goldberg, sólo tengo que durar más que él", apuntó Owens, apuntalando la diferencia de edad entre él y el ícono de WCW cuando señaló que nunca le impresionó cuando lo veía de adolescente en la televisión.

"Nunca creí en el bombo (que se le daba). Goldberg nunca me impresionó... ni antes ni ahora".

Owens, muy inteligentemente por parte del equipo creativo, sólo mencionó a Jericho al final de su discurso, para dejar caer el micrófono sin responder nada. Esto refuerza la importancia de su lucha ante Goldberg en Fastlane, dejando como tema secundario más adelante, quizás en el propio PPV donde una intervención de Jericho podría costarle el campeonato.

Brock Lesnar, quien estaba en la grabación pero no fue presentado al público pero si entrevistado en un área tras bastidores, reforzó la impresión de que Golberg será campeón en una diatriba de su assor Paul Heyman. Más sobre eso más adelante.

Strowman, por su parte, tuvo quizás su mejor encuentro cuando enfrentó a Big Show en lucha de gigantes, que fue mucho mejor de lo esperado. En el encuentro, Show lució creíble ante Strowman, aunque era lógico que éste venciera y recibiese el espaldarazo del veterano. La WWE le dio la importancia necesaria al reiterar que el ring había sido reforzado para esta batalla.

Show tuvo en problemas en varias ocasiones a Strowman, con falsos finales creíbles y golpes de KO, su movida para finalizar, pero el novel rival supo superarse con movidas de poder y llaves que en el pasado no había ejecutado. Fue sumamente impresionante ver cómo Strowman se levantó de la lona con un movimiento acrobático de un solo impulso.

El final vino cuando Show intentó hacer una Vader Bomb desde el top del esquinero para Stowman zafarse y plancharlo con Power Bomb.

Por segunda semana corrida, Reigns intentó atacar al final de la lucha, que cerró el programa televisado, sólo para ser dominado por Strowman gracias a su poder aún después de una extensa lucha ante Show. Esto abre la situación para esperar que Reigns sea víctima del gigantón en Fast Lane.

Lesnar iba a ser entrevistado por el narrador Michael Cole en un segmento pre grabado tras bastidores, pero apenas pudo colocar una pregunta sobre Goldberg antes que Lesnar se levantara de su silla y tomara la de Cole para mirar a la cámara mientras su asesor Heyman hacía su promo encaminado al esperado tercer choque en Wrestlemania, que de hecho, es el único anunciado oficialmente.

Heyman señaló que entiende que Owens tiene una gran oportunidad llegar a Wrestlemania como campeón universal luego de destruir a Jericho, pero que su cliente está en desacuerdo en cuanto a que Owens afecte la prominencia de su lucha ante Goldberg en Orlando.

Heyman dijo que Goldberg tiene la oportunidad de con un jackhammer, una spear y el conteo de tres Goldberg puede llegar como campeón a Wrestlemania y que eso sería algo adicional que Lesnar "conquistaría en Wrestlemania".

Dos largo segmentos adicionales no relacionados con lucha dominaron el programa.

Stephanie McMahon tuvo una conversación en el ring con Bailey sobre su triunfo la semana pasada para arrebatarle el título a Charlotte, el cual tuvo intervención de Sasha Banks, aunque brillantemente no mencionó la de Dana Brooke, protegida de Flair. Dijo que estaba de acuerdo con Charlotte que debería entregar el título porque Bailey representaba todo lo bueno y a dónde lleva el esfuerzo y que miles de niños esperan que haga lo correcto.

Tras Bailey aparentar estar lista para entregarlo, Banks intervino pidiéndole que no cayera en la trampa de Stephanie ya que ese había sido su sueño y su meta, tal y como habló antes de intervención de la hija de McMahon. Bailey finalmente dijo que no entregaría el título, algo que choca con su posición de técnica pura, para obligar la salida de Charlotte y exigir su revancha ante Bailey en Fastlane y un encuentro ante Banks, concedido de inmediato.

En un encuentro que dejó mucho que desear de sus clásicas luchas al comienzo de su rivalidad, Banks planchó a Charlotte, que fue distraída por el ataque de Bailey a Brooke, que intentó nuevamente de intervenir.

El segmento de la firma de contrato entre Neville y Jack Ghallager fue algo risorio y a la vez fuerte, en donde el campeón crucero se mofó de su compatriota por ser un estereotipo de los ingleses antes de una corta confrontación física luego de la firma simbólica del contrato.

Una discusión secundaria que sirvió para ampliar las diferencias entre el gerente general Mick Foley y Stephanie McMahon vio al ex luchador rebelarse ante su jefa, señalándole que él no era estúpido y que no apoyaría lo incorrecto en un ángulo sobre su disfuncional relación como comisionada y gerente que lleva varias semanas.

Un encuentro corto, pero interesane y con ramificaciones fue protagonizado por Owens y Samy Zayn, a quien el campeón planchó luego de que Zayn fuese atacado y destruido por Samoe Joe cuando hacía su entrada al ring. La lucha fue armada por Foley cuando Owens se disponía a abandonar el estadio tras su discurso de apertura inicial.

En encuentros secundarios en Raw, Enzo Amore y Cass plancharon a Cesaro y Sheamus para conquistar la posición de retadores número uno a los campeonatos en poder de Karl Anderson y Luke Gallows. El encuentro fue dominado por Cesaro y Sheamus sobre Enzo, quien finalmente logró relevo de su compañero para planchar a Cesaro. Posteriormente, Enzo se burló de sus rivales antes que Sheamus le pateara la cara y arrancara aplausos de los presentes.

Gallows y Andreson también ganaron por descalificación ante Reigns, quien utilizó una silla en encuentro de desventaja por segunda semana consecutiva. En lucha de cruceros, Brian Kendrick abandonó su lucha ante Akiro Tozawa antes de que comenzara la misma luego que lo golpeara en el tornillo del esquinero.

Otra lucha sin razón de ser fue la de New Day, con Kofi Kingston y Big E, derrotar a Jinder Mahal y Rusev, con Lana en donde el principal ángulo era recuperar los planes secretos de una máquina de helados de los ex campeones en pareja. También Nia Jax aplastó a la talento de apoyo Sara Pierce.