<
>

Las damas reinaron al final de Raw y brilló Samoa Joe ante Lesnar

play
LaVar Ball se apodera de la WWE (1:40)

LaVar Ball y sus hijos Lonzo y LaMelo aparecen en la WWE Monday Night Raw junto a Miz. LaVar se enfurece hasta quitarse la camisa. (1:40)

LOS ANGELES - La emisión del lunes de Monday Night Raw continuó ofreciendo buenas tramas, incluyendo la lucha de acoso de mujeres para seleccionar la primera retadora al campeonato femenino de Raw así como el fotalecimiento de Samoa Joe ante Brock Lesnar.

El programa vio además la continuación del feudo Braun Strowman-Roman Reigns tras el regreso del primero de una lesión y un pequeño corte de lo que puede suceder en la lucha de ambulancias que sostendrán ambos en Great Balls of Fire.

La lucha de mujeres no solamente fue buena, sino cerró el programa, dándole un nuevo ímpetu a la semi-olvidada revolución de las mujeres en un evento principal que duró poco más de 20 minutos y que vio a Sasha Banks emerger como la vencedora y dejó a Nia Jax algo fortalecida como una tercera opción en la división de mujeres. Quizás el único vacío que se pudo ver en ese evento principal fue creativo. ¿Cómo es posible que Banks pasara tanto trabajo con Alicia Fox, tuviese que luchar en tres ocasiones ante ella para entonces derrotar a la enorme Jax, a quien buscan colocar como luchadora indestructible pero siempre termina mirando las luces?

Banks lució como en sus mejores tiempos, salvándose de ser planchada en el último instante y de ser contada fuera en varias ocasiones, para aplicar su llave de cierre Bank Statement de pie y rendir claramente a Jax, quien había eliminado a las otras cuatro participantes sin muchos problemas.
Jax derrotó por plancha a Bailey, quien logró sus momentos de acción y recordó parte de sus luchas en la marca de desarrollo NXT ante la fornida luchadora. Mickie James, quien tuvo la ventaja (y otro hoyo creativo) de esperar a que se regresara de comerciales para iniciar la lucha, fue quizás quien más pelea le dio a Jax antes de caer derrotada por plancha. Dana Brooke y Emma apenas duraron dos minutos antes que fuesen vencidas y llegara la entrada de Banks.

La batalla fue preparada de manera muy delicada por WWE al presentar al gerente general Kurt Angle moviendo una tómbola en donde las luchadoras removían bolitas que determinaban el orden de inicio del acoso, y en donde no se reveló quién tenía qué posición, sumando a la anticipación.

El otro gran ángulo de la noche vino entre Joe y Lesnar. El programa calentó la estufa con una entrevista tras bastidores de Paul Heyman, asesor de Lesnar, en donde mencionaba que el Staples Center estaría encendido con la llegada de su pupilo, antes de ser interumpido por Joe, quien le recordó que el Coquina Clutch que le aplicó hace dos semanas no era para él.

En variadas ocasiones, se vio a un preocupado Heyman en pantalla gigante tras bastidores a la espera de Lesnar, quien finalmente llegó en una limosina negra y se encaminaron al cuadrilátero. Una excelente promo de Heyman en donde recordó lo temible que era la Bestia y cómo había llegado la hora de atender el programa para ver a su mejor estrella.


Lesnar salió al escenario solo para ser atacado por la espalda por segunda vez en igual número de semanas por Joe, quien buscó inmediatamente aplicarle el Coquina Clutch. Lesnar intentó zafarse de él en par de ocasiones lanzándolo contra la pantalla del escenario antes de comenzar a desvanecerse y que intervinieran luchadores y árbitros para separarlos.

Los que estuvimos en el Staples Center vimos otro pequeño bache creativo, al ver a The Revival y Karl Anderson, quienes lucharon en contra durante la grabación de Main Event, intervenir con Joe.

El otro excelente ángulo de la noche se dio con Enzo y Cass, que la pasada semana se viró a rudo al atacar a su ex pareja. Enzo hizo su entrada solo, y cortó una emocionante promo en donde se refería a Cass como su hermano y se disculpaba con él por haber dicho tantas cosas y que tenía razón en estar molesto.

Cass hizo su entrada ane una lluvia de chiflas y aparentaba haber hecho la paz con Enzo, al punto que se abrazaron y terminaron la promo juntos. Poco después, mientras subían la rampa a los vestidores, Cass lo atacó con un lazo vaquero y lo llevó al piso, reafirmando que no tenía interés en ser su pareja.

Poco después, Cass llegó a la mesa de transmisión para decirle a Corey Graves, que comenta Raw, que no sabía que sabía de Angle, pero que éste le prohibió acercársele. Graves fue quien reveló que Cass había atacado a Enzo y fingió su ataque para virarse. El gigantón le advirtió que no se metiera más en sus asuntos.

EL RESTO DE LA NOCHE

El programa abrió con el ángulo de Reigns y Strowman, en donde Reigns fue recibido con chiflas y donde habló de cómo estaría listo para enfrentar al gigantón ya que este era su terreno.

Reigns fue interrumpido por una ambulancia, que lo llevó a abrir la puerta y encontrarla vacía. Strowman lo atacó (todos sabían que iba a ocurrir, menos Reigns), lanzándolo más tarde contra la ambulancia e introduciéndolo dentro de ella, que es la manera de terminar la lucha pautada para Great Balls of Fire.

Una lucha de seis personas fue el primer enfrentamiento de la noche en donde The Hardys se unieron a Finn Balor para enfrentar a Elias Sampson y los campeones Cesaro y Sheamus. Buena acción y larga lucha en donde cada uno de los participantes tuvo un momento de dominio hasta que llegó el final en donde Balor fue el vencedor al planchar a Cesaro luego del Coupe de Grace.

Más tarde, The Miz tuvo como invitado a la familia Ball, incluyendo a Lavar, Lonzo y LaMelo en un segmento que quizás no fue el mejor pero dio exposición al segundo seleccionado en el sorteo de la NBA y tiempo de sobra al padre para intercambiar palabras con The Miz, que llevó a otra lucha de seis personas.

En esta lucha, Dean Ambrose, que interrumpió a The Miz, se unió a Rhyno y Heath Slater para enfrentarse a él y sus nuevos guardaespaldas Curtis Axel y Bo Dallas. Buena lucha en donde ganó Dallas con plancha sonre Rhyno.

Seth Rollins tuvo una lucha corta, pero intensa ante Curt Hawkins y abrió la puerta al final para la intervención de Bray Wyatt por la pantalla para cimentar más su riña en Great Balls of Fire. Más tarde, Neville lució muy bien al derrotar a Lince Dorado mientras Akira Tozawa observaba desde una improvisada sección VIP para levantar interés en su duelo en el PPV.

Como dato interesante, Titus O'Neill continuó el empuje de su marca y asociación con Tozawa, aunque ahora se conocer la marca como Titus Prestige.
Quizás el único segmento con discordancia fue el amague de lucha de Goldust ante R Truth, la cual nunca comenzó e incluyó a un camarógrafo vestido de dorado con una cámara dorada. Dust atacó a su ex pareja y lo dejó tendido en lo que esperamos no sea el cierre de su feudo, que lleva tres semanas de promos y que no puede terminar así, aunque no nos quejaremos sin no renace.