<
>

La WWE apretó el botón de repetición en el Monday Night Raw

Drew McIntyre y Dolph Ziggler se encargaron de Roman Reigns en Monday Night Raw Cortesía WWE

Deténgame si ha escuchado esto antes.

Braun Strowman jugó juegos mentales con Kevin Owens durante toda la noche en Monday Night Raw, conduciendo a una dramática exhibición final de fuerza y ​​vergüenza, mientras que Roman Reigns trató de interpretar al héroe conquistador, pero terminó luciendo como un idiota impulsado por el ego en una lucha en parejas que involucró a Bobby Lashley y The Revival.

Finn Balor y Baron Corbin se fueron a las manos en el medio del ring sin mucho que mostrar aparte de un par de bromas familiares sobre TGI Fridays, y Mojo Rawley antagonizó a No Way Jose y le dijo que no merecía una revancha antes de atacar a un hombre con un disfraz de hamburguesa con queso. Curtis Axel derrotó limpiamente a Matt Hardy en el medio del ring. Las tensiones entre Alexa Bliss y Nia Jax se acrecentaron camino a una lucha de PPV por el campeonato de mujeres Raw.

No, este no es el Día de la Marmota, a menos que todos estemos en una alucinación compartida. Esta fue otra nueva semana de Monday Night Raw en la que las mismas luchas y momentos fueron relanzados durante otra semana en la versión de Extreme Rules, con pocas señales de avance para ninguno de los personajes o las historias que intentan contar.

Es un problema conocido, pero uno que parece bastante fácil de resolver. No tiene nada de malo tener un destino en mente dentro de unas semanas, tener los mismos personajes en diferentes encontonazos y crear animosidad mientras los fanáticos se conectan con la historia. Pero esa última parte es igual de importante con las dos primeras: el viaje tiene que ser lo suficientemente bueno como para hacer que el destino valga la pena.

Poner a Reigns, Seth Rollins, Dolph Ziggler y Drew McIntyre en un cuadrilátero y decirles que salgan e impresionar con sus habilidades en el ring es algo obvio en cualquier semana. Todos lo probaron en una lucha perfectamente entretenida, y aunque la mayoría de los finales de descalificación van a perjudicar a algunas personas de la manera equivocada, especialmente considerando que la lucha de la semana pasada entre Ziggler y Rollins también terminó de manera similar, hubo una línea directa a la historia que se cuenta acerca de Reigns. The Revival, que salió y estropeó su lucha, permitiendo que Ziggler y McIntyre golpearan la combinación Claymore/Zig Zag, mientras que Dash y Dawson clavaron una máquina desmenuzadora (y algo más) en Reigns, tuvo perfecto sentido.

Menos de una hora más tarde, Reigns regresa castigado en una segunda lucha en la noche, y cuando The Revival se encuentra con él, Reigns rechaza media docena de oportunidades diferentes para dejar a Lashley entrar en la lucha. The Revival, una pareja que fue lo suficientemente inteligente y efectiva como para burlar a Reigns la semana pasada, ignora inexplicablemente el conteo de cinco del árbitro y causa otra descalificación, dando a Reigns su segunda victoria de la noche cuando Lashley se alejó y lo dejó a los perros. Con dos enfrentamientos completos de castigo, y Reigns dejando que su ego no permitiese a Lashley en la lucha, habría sido tan difícil darle a The Revival otra victoria, aunque con un asterisco, aprovechando el plan que establecieron durante toda la noche y ejecutado luego casi a la perfección, ¿solo para tirarlo descuidadamente? Y no profundicemos demasiado en los defectos de hacer de las costillas el objetivo y el foco de un ataque a Reigns, mientras que Reigns viste una chamarra antiaérea completa protegiéndose a sí mismo; esa es otra columna de mil palabras en la que simplemente no tenemos tiempo por ahora.

Al final, la cartelera para Extreme Rules avanzó progresivamente. Lashley vs. Reigns se agregó oficialmente al espectáculo, Bliss vs. Jax se convirtió en un partido de Extreme Rules por el campeonato de mujeres Raw y, en lo que es fue golpe genial, Ziggler defenderá el título Intercontinental en un partido de Iron Man de 30 minutos.

Pero cuántas veces que puedes ir al pozo con un truco de Strowman para terminar un espectáculo antes de que los fanáticos comiencen a preguntar "¿qué aprendimos esta semana?" Es un pozo profundo, para ser justos, con todo tipo de ambulancias, ganchos de agarre, volteo de autos y, como descubrimos el lunes, orinalitos, pero un poco de cuidado, atención al detalle y consistencia en la narración de historias puede hacer que Extreme Rules parezca algo más que una parada en boxes en camino hacia SummerSlam.

FALLOS Y ACIERTOS

-- A veces no puedes ganar con el valet. Les das las llaves y se las regalan al monstruo que te persigue, o te niegas a hacerlo y te olvidas de ponerte los pantalones cortos con los bolsillos. Owens ha sido un punto brillante creativamente en las últimas semanas, jugando el papel perfecto para Strowman sin importar en qué sentido la historia gira y gira. La semana pasada fue su auto de alquiler el que se volcó. Esta semana fue encerrado en un orinalito y lo arrastraron por toda la arena para llevarlo al escenario.

No solo ha estado recibiendo su medicina, Owens ha continuado como uno de los pocos personajes que avanza su historia de forma constante con cada fragmento de tiempo de televisión que tiene. A veces parece que Owens es el único en el programa que también mira el programa y sigue la lógica. Es por eso que no le dio sus llaves al valet, porque argumentó que Strowman debería ir a consejería como Bayley y Sasha Banks e incluso se ofreció a aprovechar su nueva amistad con Shania Twain para enganchar a Kurt Angle con boletos y cuidar a sus hijos para evitar otra pelea con Strowman.

Claro, terminó cubierto de sustancias químicas azules y cualquier otra cosa que estuviera almacenada en su interior, pero Owens está por ahí aprovechando al máximo lo que le dan cada semana en Raw, y se nota.

-- Hablando de Bayley y Banks, solucionemos esto: no hay una sola razón detrás de enviarlas a consejería. El ambiente es gracioso, sus impresiones mutuas generaron algunas risas y el regreso del Dr. Shelby la misma semana en que Team Hell No volvió juntarse es apropiado, pero con el fin de trabajar más allá de alguna excusa endeble de "la revolución de las mujeres", debió haberun evento que cruzara la línea y las llevó allí. Por el momento, se trata simplemente de dos antiguas amigas que no se quieren y quieren pelear, y cuando Angle le dijo a Owens, "Aquí en Raw, arreglamos las cosas en el ring".

Es otro ejemplo de narración perezosa que podría haberse mejorado enormemente con solo unas pocas líneas de diálogo o una viñeta creativa tras bastidores. ¿Qué pasaría si pelearan en un encuentro con fans, frente a un grupo de admiradores jóvenes e impresionables? ¿O si uno de los ataques de ida y vuelta causó un daño significativo a algo o se desparramó a la multitud y puso en peligro a los fanáticos? En lugar de no aplicar las mismas reglas a los hombres y mujeres de Raw, dales a los fanáticos algo en lo que aferrarse en términos de lógica.

-- En una noche en la que Nia Jax y Mickie James nunca parecían hacer clic en su lucha, Ember Moon y Liv Morgan impresionaron en un breve encuentro de uno contra uno. Cada una hizo que la otra se viera increíblemente impresionante, y mientras que Moon ya fue brillante en su reciente cadena de luchas últimamente, Morgan dio un gran paso al mostrar más de su repertorio en el ring durante todo el partido. Finalmente Moon conectó el Eclipse para la victoria, que lució tan brutal como siempre, ya que Morgan fue enviada al otro lado del ring después de aplicársela, y una vez más demostró por qué debería tener un futuro brillante en Raw. Pero no te duermas en el Riott Squad.

-- Hablando del Riott Squad, podría ser un momento de espera y sostén tu respiración para un grupo que ha mostrado muchos destellos en los últimos tiempos. Ruby Riott se lastimó la rodilla durante el fin de semana en un evento en vivo y no estaba en Raw, con noticias de los resultados de su resonancia magnética aún por venir. Es otro en un tramo difícil de lesiones de diversa gravedad en los últimos tiempos, con Sami Zayn en el estante por el futuro previsible con un par de lesiones del manguito rotador, Bray Wyatt sufriendo los efectos de un accidente automovilístico y fuera del aire e incluso algo así como de la nada cuando Shinsuke Nakamura es mordido por un perro policía. A veces, estos tramos pueden ser difíciles para la WWE, y esperemos lo mejor.

- Ronda Rousey comprará un boleto de primera fila para Bliss vs. Jax en Extreme Rules. Estoy seguro de que saldrá bien.

- Chico, parece que Elias ha perdido el favor de Raw a toda prisa. Después de algunas luchas interesantes y frescas y una historia tensa, ha sido relegado a una aparición en el backstage en las últimas dos semanas. ¿Podría haber hecho más con el campeonato Intercontinental que Ziggler? ¿Quién puede decir realmente?