<
>

Muchos luchadores merecen ser catalogados como el más destacado del año

Luego de años de ser luchadora secundaria en Smackdwon, Becky Lynch se ha convertido en la figura más relevante en la WWE Cortesía WWE

Si hubo un tema para 2018 en la lucha libre profesional, fue la variedad y la calidad del rendimiento en exhibición tanto dentro como fuera de la WWE. Comprensiblemente, con un número creciente de opciones fuera de la WWE, el proceso de selección para el luchador del año 2018 se extendió por toda la página.

En lugar de sintetizar todas las opiniones enormemente variadas de nuestro panel, hemos elegido resaltar qué tan brillante se ve el futuro de la lucha libre al destacar a un grupo selecto de artistas que destacaron por encima del resto. Dependiendo de lo que más haya disfrutado en los últimos 12 meses: la marea creciente de lucha de mujeres, las luchas independientes, las parejas o la dramática narración, hay algo para usted aquí.


Becky Lynch

Al regresar a su tiempo juntas en NXT, Becky Lynch siempre se sintió como la miembro más olvidada de un cuarteto que se calificó a sí misma como "The Four Horsewoman". Charlotte Flair, Sasha Banks y Bayley se convirtieron en campeonas femeninas de NXT durante su estadía en Orlando; a pesar de ayudar a formar la base de una revolución en la lucha de mujeres, Lynch nunca tuvo el honor.

En abril de 2016, Lynch volvió a participar en un momento histórico como parte de una lucha de triple amenaza en WrestleMania 32 contra Flair y Banks, con el campeonato de mujeres recién renombrado en la línea. A pesar de jugar un papel como una pieza clave en ese momento, Lynch no ganó. Finalmente, en septiembre de ese año, a Lynch finalmente le toco lo suyo, o eso parecía, cuando se convirtió en la primera campeona femenina de SmackDown. En última instancia, defendió ese título solo dos veces en la televisión, ambas veces contra Alexa Bliss, y finalmente perdió ese cinturón a través de un Dusty Finish en una lucha de mesas.

La rivalidad entre Lynch y Bliss ayudó a llevar a SmackDown durante meses, pero incluso cuando Lynch aparentemente estaba preparada para ganar el título en febrero de 2017, Bliss una vez más obtuvo el visto bueno. Cada vez que se sentía que Lynch tenía una oportunidad para abrirse paso y reclamar su primer lugar entre las mujeres de SmackDown, alguien más se interpuso en su camino y reclamó la oportunidad. Flair, Carmella y Natalya disfrutaron de su momento en el centro de atención, e incluso mientras Lynch continuaba disfrutando tanto (si no más) el apoyo de la multitud en cada paso del camino, el avance nunca parecía suceder.

El primer Royal Rumble de mujeres vino y se fue, al igual que una batalla real de WrestleMania y otra lucha de Money in the Bank. A medida que la frustración crecía entre los fanáticos y simpatizantes de Lynch, ella comenzó a mostrar esa pajita en el hombro en la pantalla y solo acumuló reacciones más grandes a medida que avanzaba. Finalmente, una vez que llegamos al SummerSlam 2018, sentimos que solo podía ser el momento de Lynch para retomar el manto de la campeona femenina de SmackDown y correr con él. Sin embargo, una vez más, Flair se abalanzó y robó la victoria, pero esa agresión ya no se iba a manetener.

Lynch atacó a su amiga de toda la vida antes de lo que solo puede describirse como la reacción más ruidosa de cualquier público de la WWE en 2018, ya que años de frustración y emoción salieron a la superficie al mismo tiempo. Justo cuando Daniel Bryan había aprovechado la innegable voluntad de los fanáticos cuatro años antes, Lynch era el conductor de un tren fuera de control que no iba a ser detenido por nada. Rápidamente venció a Flair por el título en Hell in a Cell, acumuló una tremenda animosidad en dos defensas de título que no terminaron limpiamente, y luego luchó sin duda el mejor encuentro de la WWE del año en un combate Last Woman Standing contra Flair en Evolution en Evolution.

A pesar de que el enfrentamiento de Lynch con Ronda Rousey fue tronchado por una lesión anormal apenas unos días antes de Survivor Series, su ataque a Rousey y su gruñido de rostro sangriento para cerrar ese episodio de Raw se volvió francamente viral y se convirtió en la corriente principal. Su charla de basura, su arrogancia y la encarnación completa de su apodo de elección, "The Man", la ha convertido en el producto más popular de la WWE. TLC puede haber llevado el reinado del título de Lynch a un abrupto final, pero como llegó a manos de Rousey y también involucró a Flair, el escenario está listo para un posible evento principal de WrestleMania para todas las edades.

Lynch puede haber interpretado a la dama de honor demasiadas veces en los últimos cinco años, pero el viaje y la culminación de esa lucha parecen haber merecido la pena. - Tim Fiorvanti


No debería sorprender que la camiseta "The Man" de Becky Lynch se parezca mucho a la camiseta clásica "Austin 3:16" de Stone Cold Steve Austin. Los fanáticos de la WWE convirtieron a Austin de rudo a un antihéroe en su época, e hicieron lo mismo con Lynch después de que se virara a ruda contra Charlotte Flair en SummerSlam.

Eso podría decirse que la convirtió en la superestrella más sexy del negocio, pero la popularidad de Lynch solo aumentó en los meses siguientes. Lynch sufrió una conmoción cerebral legítima y una lesión en la cara a manos de Nia Jax, y no estaba contenta de que la obligaran a abandonar la acción y se perdiera su lucha programada con Ronda Rousey, y calificó el tiempo de recuperación como "la cárcel del médico". Pero como ha sido el caso a lo largo de la historia de la lucha profesional, recibir una paliza legítima solo sirvió para darle más credibilidad a la audiencia e hizo a Lynch aún más popular a largo plazo.

También dice mucho que Lynch canalizó el camino de Daniel Bryan hacia la cima. Los fanáticos querían que Bryan obtuviera un impulso mucho más grande del que la WWE planeaba inicialmente darle, y ese nivel de apoyo finalmente obligó a la compañía a mover a Bryan al estado de evento principal. Lynch está siguiendo el mismo camino, ya que su inesperada popularidad ha motivado a la WWE a encabezar la primera lucha de TLC femenino contra Flair y Asuka. Puede que no se detenga ahí, ya que el impulso que está montando y el final de esa lucha ha posicionado a Lynch de tal manera que parece estar compitiendo por un puesto en la mejor lucha femenina en WrestleMania 35, una batalla que podría terminar como el evento principal en esa cartelera.

Este tipo de corrida histórica ya ayudó a Lynch a convertirse en la primera mujer en superar el ranking ESPN WWE Power Rankings. También debería ser suficiente para saltar "The Man" al estado de luchador del año de ESPN. - KC Joyner

Kenny Omega

El luchador del año es el mejor del mundo, ¿verdad? Felicitaciones, Shane McMahon! Si sólo fuera así de simple. El luchador del año, en mi opinión, es un hombre que es tan "Dorado" omo lo es "Elite": el campeón de peso pesado de IWGP, Kenny Omega.

El año de Omega comenzó como siempre lo hace para los mejores de New Japan: Wrestle Kingdom. Aunque Omega no estuvo en la lucha final como lo hizo en 2017, el campeón de IWGP Estados Unidos Omega y "Alpha" Chris Jericho pusieron un clásico de 35 minutos en una lucha sin descalificación. La disensión en el Bullet Club comenzó cuando Omega perdió el título ante Jay White, pero ese momento abrió la puerta a una de las historias más emotivas del año en la lucha profesional: la reunión de Omega con la ex pareja de los Golden Lovers, Kota Ibushi.

Omega y Cody Rhodes continuaron una rivalidad de 2017, lo que dio como resultado una licha en el Supercard of Honor de Ring of Honor en abril. Omega una vez más se robó el programa en otra lucha de más de 30 minutos, esta vez en un esfuerzo perdedor. La pelea continuó en julio cuando Omega venció a Cody y finalmente se unieron en la pelea de Bullet Club OGs vs. The Elite. Omega también hizo apariciones en los dos espectáculos independientes más grandes del año: en All In, Omega derrotó a Penta El Zero M, lo que llevó a la continuación de su enemistad con Jericho en el último Rock N 'Wrestling Rager tanto en una luchade individuales como en Bullet Club vs. Alpha Club. A finales de año, lo hizo de nuevo, en Poughkeepsie, Nueva York, de todos los lugares, mientras emocionaba al mundo de la lucha libre contra el hermano de Penta, Fenix, para la Northwest Wrestling.

Pero el momento culminante que cimienta el reclamo de Omega en los honores del luchador del año 2018 se produjo en el show Dominion de NJPW el 9 de junio, cuando Omega se convirtió en el campeón de peso pesado de IWGP. Después de que sus tres luchas anteriores fueron 1-1-1, Omega derrotó a Okada en una lucha de 65 minutos, dos de tres caídas. Desde peleas innovadoras que se entretejieron en múltiples compañías hasta luchas de alta calidad del luchador gaijin más exitoso de Japón desde AJ Styles, Omega finalmente ha ascendido a la cima de la montaña en New Japan, y el mundo, en realidad, como el luchador del año 2018. - Andrew Davis


Los premios de fin de año cumplen la función de ser una especie de lista de "tienes que ver esto". Para Kenny Omega de New Japan Pro Wrestling, mi luchador del año para 2018, me está costando mucho reducir todos las luchas que hay que ver. ¿Te centras en su año imparable en el ring, como su pelea con Chris Jericho en Wrestle Kingdom 12, su emotiva lucha contra los Young Bucks junto a su pareja Kota Ibushi en Strong Style Evolved, o su lucha con el vicioso Penta El Zero M en All In? ¿Le dices a alguien que simplemente mire el torneo G-1, y vea sus luchas de clase mundial contra luchadores como Tomohiro Ishii, Tetsuya Naito, Zack Saber Jr., Ibushi e incluso una lucha de comedia memorable y completamente entretenida contra Toru Yano?

La lista está llena, sin duda, pero en la parte superior de la lista está la lucha de Omega contra Kazuchika Okada en Dominion, donde Omega ganó una lucha de dos de tres caídas para finalmente convertirse en el campeón de peso pesado de IWGP.

Verá, esta lucha llega en la encrucijada de sus tres historias principales: su pelea con el Club Bullet, su reunión con Ibushi y su rivalidad magnética con Okada. Omega se había acercado a la cima con el Bullet Club, pero cuando Cody Rhodes intentó usurpar su posición, Omega necesitaba encontrarse, un momento que se convirtió en el catalizador de su reunión con el compañero de los Golden Lovers, Ibushi. Omega e Ibushi se mejoran mutuamente tanto que en lugar de los Elite o los Young Bucks en ringside, Ibushi está allí en Dominion. Después de una lucha de 65 minutos para la historiaa, Omega terminó el reinado de dos años de Okada y celebró con Ibushi; los Young Bucks esperaron y miraron desde lo alto de la rampa antes de que se reunieran como uno solo.

Omega 2018 fue especial, y está programado para que 2019 sea tan memorable al iniciar en el evento principal en el Tokyo Dome nuevamente el 4 de enero contra el ganador del G-1 Hiroshi Tanahashi en Wrestle Kingdom 13. - Sachin Dave Chandan

Seth Rollins

En una era en la que el campeón de Universal está ausente en la mayoría de Monday Night Raw, Seth Rollins ha estado allí para llevar el espectáculo a sus espaldas durante casi todo el 2018. Este año, el comienzo del apodo "Monday Night Rollins" realmente tuvo algo piernas cuando Rollins participó en la ahora legendaria lucha de acoso en febrero. Frente a Roman Reigns, John Cena y Elias, Rollins duró más de una hora fijando a Reigns y Cena en el camino, antes de ser finalmente eliminado por Elias. Los aficionados le dieron una ovación de pie ya que podían sentir que grandes cosas estaban en el horizonte.

Rollins celebró el campeonato Intercontinental en dos ocasiones distintas, ganando en Wrestlemania 34 sobre Finn Balor y The Miz, y nuevamente en SummerSlam luego de vencer a Dolph Ziggler. Rollins pasó la mayor parte del verano peleando con Ziggler y Drew McIntyre, lo que llevó a algunas luchas increíbles, a saber, la lucha Iron Man que encabezó Extreme Rules cuya única mancha fue que los fanáticos de Pittsburgh se interpusieron contando cada minuto del reloj. Además, Rollins y Dean Ambrose ganaron el oro en parejas(el segundo título en parejas de Rollins en 2018, por cierto) durante el episodio de Monday Night Raw que también vio a Ambrose girar a rudo al atacar a Seth Rollins después de la lucha en la traición más notable de 2018.

Si bien Seth Rollins no ha tenido ninguno de los dos "títulos principales" en la compañía (campeonatos Universal y WWE) desde mediados de 2016, se puede argumentar que Rollins ha reunido el mejor currículum de 2018. Ha participado en muchos eventos importantes en Raw y siempre tiene luchas de alta calidad, sin importar el oponente. Rollins merece otra oportunidad de un cinturón principal, ya que se ha mostrado más que digno de ser el rostro de Raw y, potencialmente, la totalidad de WWE avanzando. - Peter Ferlazo


Ninguna superestrella de la WWE ha tenido el tipo de año que Seth Rollins ha manejado. El año de Rollins se presentó momento tras momento en el que los fanáticos dijeron que debería tener el primer premio de Monday Night Raw, el campeonato Universal. Mientras el manto y el hombre que lo sostiene, Brock Lesnar, continúan eludiéndolo, Rollins es indefectiblemente el artista más confiable, consistente y confiable en el programa insignia de WWE.

Rollins comenzó en 2018 con una actuación de maratón en una lucha de acoso en Raw que contó con victorias sin precedentes sobre John Cena y Roman Reigns mientras luchaba durante una hora consecutiva. El hombre que se llama a sí mismo "El Arquitecto" realizó una actuación impresionante en Wrestlemania para reclamar el título Intercontinental en una lucha de triple amenaza contra otras dos estrellas de primer nivel, Finn Balor y The Miz. Rollins y Dolph Ziggler compitieron por el título de IC en algunas de las luchas más atléticas y entretenidas del año. Rollins también fue una de las historias más importantes del año cuando el Shield se reunió la noche después de SummerSlam.

A medida que el año se acercaba a su fin, lesiones y enfermedades obligaron a Rollins a la parte superior de la cartelera a la que pertenece. Su reciente lucha de TLC en Raw contra Baron Corbin fue solo el último ejemplo de lo que Rollins nos ha mostrado en todo 2018: puede crear momentos de calidad de evento principal con cualquier oponente. El 2018 pertenecía al arquitecto, y el futuro de Raw es brillante con Seth Rollins al mando. - Terrance Williams

Roman Reigns

Esto no es una elección de simpatía; vamos a sacar eso del camino desde ahora. Reigns sorprendió al mundo a finales de octubre con su anuncio de que estaba renunciando a su campeonato Universal y se despidió para recibir tratamiento para la leucemia. Los últimos meses de 2018 han sido la validación de lo valioso que es para la empresa. Monday Night Raw ha tropezado desde que Reigns se alejó, y la idea de que Brock Lesnar, un luchador a tiempo parcial, se quede con el cinturón de nuevo no es ni siquiera exasperante. Es simplemente aburrido.

Si bien puedo apreciar los esfuerzos por convertir y elevar a Dean Ambrose y poner más énfasis en Drew McIntyre, junto con el hecho de que Seth Rollins sigue siendo el luchador más talentoso de la compañía, hay un agujero evidente cuando se trata de contar historias. ¿De quién estamos realmente entusiasmados en este momento? ¿Qué rivalidad en Raw nos está moviendo? Falta un factor de emoción, que es irónico, porque Reigns no es el tipo más emocionante del ring.

Sin lugar a dudas, Reigns nos da ganas de sintonizar y abuchear o animar, o ambos. Su ausencia es un recordatorio de que se necesita un talento especial para vender narraciones sólidas, convincentes y que atraigan la atención. Tal vez Reigns no era el mejor luchador de 2018, pero era innegablemente el más valioso. - Matt Wilansky

AJ Styles

La lucha profesional es más que victorias y derrotas; Se necesitan grandes momentos e historias significativas para capturar al luchador del año. Sin embargo, las victorias no se pueden descartar por completo como parte de la ecuación, y nadie ganó más luchas de lucha en 2018 que AJ Styles.

Styles pasó los primeros 10 meses y medio de 2018 como campeón de la WWE, defendiendo su título contra luchadores como Shinsuke Nakamura (aunque con demasiados golpes bajos involucrados), Samoa Joe y Daniel Bryan. Defendió su título en una lucha de desventaja, un desafío de seis personas y una lucha de Last Man Standing, entre otros destacados. Si bien no siempre fue el foco principal de cada PPV en el que luchó, Styles siempre estuvo allí y siempre organizó un espectáculo. Ciertamente no puedes decir eso sobre el actual campeón de Universal de Raw.

En el camino, Styles se convirtió en el campeón de SmackDown que más reinó en la historia, superando la improbable carrera de John Bradshaw Layfield sobre la marca azul. En última instancia, Styles sostuvo el campeonato de la WWE por un total de 371 días, empatado en el octavo puesto más largo de todos los tiempos, junto con Randy Savage, antes de perder ante Daniel Bryan tras el impactante giro a rudo de Bryan (y, debe notarse, una vez con un golpe bajo). Pocas personas en WWE poseen el paquete total de habilidades que AJ Styles tiene, y en 2018, SmackDown fue una vez más la casa que AJ Styles construyó, y eso lo convierte en mi elección para el luchador del año. - Nick Irving

Cody Rhodes

Lo que comenzó como una apuesta de Twitter con Dave Meltzer se convirtió en uno de los movimientos de base más exitosos en la historia del negocio de la lucha profesional, ya que Cody, The Young Bucks y el resto de sus camaradas de Elite llenaron el Sears Center Arena en las afueras de Chicago con más de 10,000 fan[aticos para el All In PPV en septiembre. Fue el líder de lo que resultó ser una celebración de varios días de lo que la lucha todavía tiene la capacidad de parecer en un mundo en el que la WWE ha acorralado el mercado en muchos aspectos de la cultura de los fanáticos.

Todo salió bien, desde la venta total en 29 minutos, hasta el festival de podcasting Starrcast que creció alrededor de All In, hasta la impredecibilidad general de todo el proyecto "oigan chicos, vamos a hacer un show", que incluía todo, desde druidas fálicos hasta Glacier. En el cuadrilátero, Rhodes capturó el título mundial de la NWA en un encuentro de la vieja escuela contra Nick Aldis, lo que significa que él y su padre, el gran y difunto Dusty Rhodes, son el único padre e hijo que ganaron esa legendaria correa. (Más tarde lo dejó en manos de Aldis en el PPV del 70 Aniversario de NWA más adelante en el año). El año terminó con el mundo de lucha libre independiente preguntándose si iba a llevar el campeonato de Ring of Honor a la agencia libre en 2019 (finalmente no lo haría), o incluso podría comenzar una nueva promoción con un propietario de la NFL y algunos de sus amigos más cercanos.

En 2018, parecía que el futuro ya había llegado: un pay-per-view nacido en Internet, alimentado por un programa de YouTube y encabezado por alguien que salió de un entierro de la WWE para redefinir su carrera y, de alguna manera, el alcance de lo que es posible en esta industria. - Greg Wyshynski

Tommaso Ciampa

Tommaso Ciampa no solo es el mejor rudo en NXT, sino que es uno de los mejores rudos en toda la WWE. Él constantemente genera odio masivo de las audiencias en virtud de su actitud arrogante, acciones infames y palabras engreídas. Es la definición de lo que debería ser un rudo y, además de eso, lo respalda en el ring con una ejecución impecable con tra ejecución impecable.

Ciampa participó en, lo que considero, la lucha del año junto a Johnny Gargano en un Last Man Standing en NXT TakeOver: Brooklyn IV. Este fue la única lucha que obtuvo una calificación perfecta de cinco de cinco (según mi escala de clasificación) en la WWE de este año. Los dos ya habían presentado otro clásico apenas dos meses antes en una pelea callejera en TakeOver: Chicago II, luego de comenzar el trío de luchas increíbles en abril en TakeOver: New Orleans. Más recientemente, Ciampa volvió a robar el programa en TakeOver: War Games II con Velveteen Dream.

Ciampa es el campeón y el rostro de su marca, y esto es solo el comienzo de lo que debería ser una carrera estelar. - Sean Coyle


Johnny Gargano

El 2018 le dio a Johnny Gargano la oportunidad de mostrarse a sí mismo como no solo uno de los mejores intérpretes del ring en NXT, sino también uno de los personajes más fascinantes al mismo tiempo. En la toma de posesión de NXT: Filadelfia, Gargano derribó la casa con Andrade "Cien" Almas en el evento principal mientras luchaban por el campeonato de NXT. Después de que terminó la lucha, Gargano fue atacado por su ex pareja Tommaso Ciampa, plantando las semillas para lo que se convertirá en una de las mejores rivalidades en la historia de la lucha profesional.

Gargano y Ciampa compitieron en una trilogía de luchas que fueron elogiadas por su ejecución y creatividad dentro del ring, pero más reconocidos aún más por su capacidad para contar una historia convincente que agregó un elemento psicológico que transformó los tres encuentro en clásicos instantáneos. De esas partidos, Gargano surgió como una figura más convincente. Su obsesión por derrotar a Ciampa lo llevó a convertirse en un personaje más retorcido. Gargano sobresalió al mostrar a un hombre luchando con la oscuridad dentro de él. Se volvió más inestable y agresivo, y finalmente culminó en un giro a rudo con su ataque a Aleister Black.

Con su nueva personalidad, junto con un paisaje siempre cambiante en NXT, será divertido ver lo que 2019 tiene reservado para Johnny Gargano. - Lenny Ginise

Daniel Bryan

Para mí, hay dos candidatos para el luchador del año 2018: Daniel Bryan y Becky Lynch. Creo que cuando miro hacia atrás y cuento la historia completa de un luchador para el año, Bryan recibe el visto bueno, aunque puedes reservar este lugar para Lynch en 2019.

Para comenzar el 2018, Bryan estaba retirado, y algunos presumieron que intentaba salirse de su contrato para reanudar su carrera dentro del ring fuera de la WWE. Pero a través de una serie de pequeños milagros y una gran cantidad de pruebas médicas, Bryan recibió la aprobación de los médicos de la WWE y volvió al ring en WrestleMania 34 para un partido en pareja con Shane McMahon contra Kevin Owens y Sami Zayn.

Como fue el caso con el discurso de retiro de Bryan dos años antes, en el momento en que Bryan anunció que su regreso se convirtió en 10 veces más memorable gracias a un discurso emocionalmente cargado, que trata de luchar por tus sueños y dejar que tus sueños luchen por ti. Fue significativo para los fanáticos porque todos sabíamos lo significativo que era para Bryan.

Pero esta votación es para todo el 2018 de Bryan. Una disputa tan esperada por mucho tiempo con The Miz puede que nos haya dejado con ganas de más, pero lo importante era que indudablemente queríamos más. El momento en el que el año 2018 de Bryan pasó de sentirse bien a la historia a un nocaut se produjo el mes pasado, cuando Bryan obtuvo una inesperada victoria en el campeonato de la WWE en la edición final de SmackDown justo antes de Survivor Series.

Lo que siguió fueron unas increíbles seis semanas que mostraron cuán talentoso es Bryan, tanto en el ring como en la proyección de su personaje. Bryan convirtió a una multitud que una vez fue tan pro-Bryan que forzó el cambio de un evento principal de WrestleMania en uno que sintió puro odio y le escupió veneno. Con su carácter ecologista de auto-justicia al punto de disgusto, Bryan ha demostrado que puede ser tan bueno como rudo así como técnico, aunque su primer reinado en el título de la WWE demostró que podía caminar esa línea.

Sus dos luchas de PPV como "The New Daniel Bryan" al final del año demostraron ser dos candidatos para el año. Su primera, contra el campeón Universal a tiempo parcial Brock Lesnar, comenzó como una lucha en el que el público abucheaba a rabiarse convirtió en un encuentro increíble, diferente a todo lo que hemos visto de Lesnar en bastante tiempo. Luego, en el PPV final de 2018 - Mesas, Sillas y Escaleras - Bryan y AJ Styles pusieron otro clásico digno de la reputación que esos dos se han ganado, y un recordatorio de lo buenos que son.

De posiblemente estar acabado el 1 de enero a luchador del año, ha sido un increíble 2018 para Bryan. - Matt Willis

Braun Strowman

Escucha, esto está lejos de ser una elección fácil. Hemos sido entretenidos inmensamente durante todo el año con grandes luchas, peleas, promos y más de superestrellas con talento en todo el mundo. Fuera del Universo WWE, los fanáticos pedirán a Kenny Omega o los Young Bucks que tomen este lugar.

Dentro de la estratosfera de la WWE, hemos tenido un año fenomenal desde AJ Styles, que brilla cada vez que está en el ring. Daniel Bryan volvió a formarse rápidamente y se robó el espectáculo como un técnco y luego un despiadado rudo. Básicamente, Seth Rollins era el único hombre con el que la compañía podía contar semana a semana, y Becky Lynch se convirtió en una leyenda instantánea durante los últimos seis meses con una nueva personalidad que devolvió la vida a la división de mujeres de la WWE.

Luego, en NXT, dos hombres que probablemente pasarán su carrera unidos de alguna manera, Tomasso Ciampa y Johnny Gargano, llevaron a la marca a otro nuevo nivel.

Todas estas opciones son increíbles, pero el único hombre que merece este premio es Braun Strowman. Raw y muchos de los mayores PPV del año giraban en torno a Strowman. Sus esfuerzos físicos impulsaron una historia tras otra, y aunque no ha logrado el campeonato Universal de la WWE hasta este punto, siempre está en la conversación y definitivamente está en camino de ganarlo. En el transcurso de 2018, Strowman se usó como una forma de reunir a The Shield, como un vehículo para que Drew McIntyre se convierta en un jugador más importante, como un enemigo de Brock Lesnar, un vehículo para destruir los planes de Kevin Owens, Baron Corbin y Roman Reigns, y más. Raw giró en torno a Braun, incluso hasta el punto de que cuando se lesionó necesitaba mantenerlo en la cartelera de PPV solo para mantener el status quo.

Seamos serios: durante una buena parte del año, observaste a Raw para ver qué haría Braun a continuación. Sé que lo hice. - Andrew Feldman

Los Young Bucks

Los Young Bucks tuvieron algunas de las mejores luchas de 2018. Su currículum incluye su lucha contra los Golden Lovers (Kenny Omega y Kota Ibushi) en el Strong Style Evolved de New Japan Pro Wrestling en marzo, su encuentro de seis hombres con Ibushi contra Rey Mysterio. Fenix ​​y Bandido en All In en septiembre, y su combate de Ladder War en la batalla final de Ring of Honor en diciembre. Pero esa no es la razón por la que son los luchadores del año. Los Young Bucks son los luchadores del año porque cambiaron la lucha profesional en 2018.

All In fue indiscutiblemente el espectáculo del año, así como un éxito financiero y extremadamente exitoso. Aún más importante, All In demostró que los luchadores son capaces de crear sus propios destinos en un paisaje de luchas en constante cambio. Los Bucks ya demostraron que tenían una habilidad creativa en la serie de YouTube "Being the Elite", pero All In representaba algo mucho más grande. En muchos años a partir de ahora, recordaremos a All In como el día que cambió la forma en que vemos la lucha libre independiente. Ring of Honor, considerado durante mucho tiempo un "superindependiente", vendió el Madison Square Garden apoyado en All In. Si los rumores son ciertos, los Young Bucks y Cody, con la ayuda de un importante patrocinador financiero, están a punto de crear su propia promoción en 2019.

Si todo esto es solo un ángulo bien jugado con ROH o el Elite sale legítimamente por su cuenta e intenta crear la atmósfera de All In a tiempo completo, ningún actor tiene más poder en la lucha profesional que los Young Bucks. Eso los hace luchadores del año en el 2018. - Michael Wonsover