<
>

Anderson Silva dice que doping no perjudicó su carrera

play
Silva y su legado en MMA (4:54)

El peleador brasileño, Anderson, Silva, nos lleva por su carrera en MMA, los altos y bajos y qué piensa hacer después de retirarse como peleador profesional. (4:54)

Acostumbrado a ser noticia por todo lo espectacular que hacía en el octágono, Anderson Silva estuvo en los titulares en los últimos años de su carrera por motivos diferentes y mucho más desagradables. En poco menos de cuatro años, acabó protagonizando dos casos de dopaje diferentes.

En 2015, alegó haber consumido un estimulante sexual que lo acabó perjudicando. Sin embargo, fue castigado por un año - pena máxima para una primera infracción.

En el caso de finales de 2017, él logró probar que fue perjudicado por un suplemento contaminado, lo que le hizo evitar la pena máxima, que pasaría a ser de dos años. Él fue castigado con un año más de alejamiento y finalmente volverá a luchar este fin de semana cuando se enfrenta a Israel Adesanya, en Australia.

Pero, ¿cuánto la carrera de Anderson Silva fue, de hecho, manchada por los exámenes positivos? El brasileño cree que ni un poco, principalmente por haber logrado probar haber sido víctima del suplemento contaminado.

"Lo que la gente siempre predicó fue la verdad. Cuando la verdad aparece a la superficie, todo cambia ", dijo en una entrevista exclusiva a ESPN.com.

Para Anderson la prueba de todo ello está en el cariño que está recibiendo en Australia, del otro lado del mundo. El brasileño hasta se mostró emocionado al ser homenajeado con un mural en el país.

"Eso es fantástico, tal vez la mejor cosa que tenemos en este deporte. Es bueno ver todo lo que hice en esos años y ganar ese homenaje en un país que no es mío, gracias a los fans que siempre me apoyaron, es una moral increíble", dice.

Cambio en las reglas

Después de sufrir dos veces en juicios por dopaje, Anderson Silva pasó a ser una voz también de protesta en los últimos tiempos, pidiendo reglas más flexibles en el deporte.

"Hay otros deportes que tienen una tolerancia a algunos suplementos y creo que eso debería suceder también en el MMA. No es un deporte olímpico. Es un poco rígido. De repente usted toma una aspirina y cae en el dopaje", dice.