<
>

¿Quién se corona en la reñida División Norte de la AFC?

play
AFC Norte recibe ayuda (1:53)

En la Pausa de los 2 Minutos analizan a los equipos de la AFC Norte que están tres partidos arriba de los .500 de porcentaje de partidos ganados. (1:53)

MÉXICO -- Nunca, en la historia de la NFL, había existido una división con cuatro equipos por arriba del .500 de victorias. La AFC Norte está haciendo historia con los Cincinnati Bengals en marca de 7-3-1, apenas medio partido por delante de los Baltimore Ravens, Cleveland Browns y Pittsburgh Steelers, todos ellos parados en 7-4.

No cabe duda de que los clubes de la AFC Norte han recibido una pequeña ayuda cortesía de sus contrapartes de la AFC Sur y NFC Sur. En conjunto, los cuatro equipos de la AFC Norte tienen una marca de 19-6-1 en contra de los ocho equipos que residen en las divisiones Sur, incluyendo una NFC Sur que está haciendo --también-- historia, con cuatro equipos colocados tres juegos por debajo del .500.

En este momento, hay 11 equipos con marca ganadora en la Conferencia Americana, con uno más, los Houston Texans, guardando posibilidades matemáticas de calificar a la postemporada. La mitad de esos 12 cuadros verá los playoffs desde casa. Con todo y la positiva campaña que se ha disfrutado en la AFC Norte, ni siquiera es seguro que uno de los comodines salga de este grupo.

El título divisional sigue siendo el objetivo primordial, toda vez que no se debe depender de resultados de terceros. A continuación presentamos los argumentos a favor y en contra para que cada uno de los cuatro equipos de la AFC Norte obtenga la corona divisional:

CINCINNATI BENGALS

A favor: El empate que consiguieron los Bengals ante los Carolina Panthers en la Semana 6 los tiene con una ventaja que depende únicamente de Cincy conservar. Si el equipo de Marvin Lewis consigue ganar sus últimos cinco encuentros, hagan lo que hagan el resto de los equipos en la división, el título será para Cincinnati. El receptor abierto estelar A.J. Green parece estar en su nivel usual y eso siempre significa jaquecas para las defensivas secundarias. Después de un juego de Andy Dalton que lastimó la vista, ante los Browns en la Semana 10, el pasador de los Bengals se ha recuperado con dos partidos muy positivos.
En contra: Lo que parecía una ausencia de dos semanas se ha extendido por cinco con el apoyador Vontaze Burfict, quien ya ha sido descartado para el próximo domingo ante los Tampa Bay Buccaneers. También el ala defensiva Margus Hunt ha quedado marginado contra los Bucs. El lado derecho de la línea ofensiva está en manos de Marshall Newhouse, después de la lesión que acabó con el resto de la campaña para Andre Smith. Newhouse, en su primer año en Cincy, no es recordado precisamente como un estelar en Green Bay después de pasar sus primeras cuatro campañas profesionales con los Packers. La inserción de Newhouse puede disparar el número de capturas permitidas en Cincy, que lleva apenas 13 en el año, la segunda mejor cifra de la liga. Después de los Bucs, le restan tres juegos divisionales a los Bengals: dos contra los Steelers y uno contra los Browns, así como una cita de lunes por la noche contra los Denver Broncos.

BALTIMORE RAVENS

A favor: Los Ravens se han beneficiado por tres revelaciones en lo que va de la campaña. C.J. Mosley está en la conversación para ser nombrado Novato Defensivo del Año, mientras que un Steve Smith considerado acabado por los Carolina Panthers ha encajado a la perfección dentro y fuera del campo con la franquicia. Por último, Justin Forsett debe ser considerado una de las mejores sorpresas del año, tomando las riendas del ataque terrestre después del penoso incidente de Ray Rice con su ahora esposa. Forsett es actualmente quinto en la NFL en yardas terrestres con 903, pese a tener un juego menos que LeSean McCoy y Marshawn Lynch, quienes están segundo y tercero respectivamente; y registra un promedio de 5.8 yardas por acarreo. Baltimore está entre los líderes de la NFL en las dos categorías más importantes que existen: los Ravens son sextos en la liga en puntos anotados por juego (26.8), y sextos en la liga en puntos permitidos (18.9), un balance que nadie más en su división comparte. Bajo el radar, Elvis Dumervil está colocado segundo en la liga en capturas, con 12.5. Además, Baltimore sólo ha permitido 15 capturas en el año, y el guardia Marshal Yanda está entre la élite de la liga en su posición.
En contra: La defensiva secundaria es un desastre. Los esquineros Danny Gorrer y Anthony Levine, así como los profundos Darian Stewart y Will Hill, están jugando más minutos de lo presupuestado gracias a las lesiones de Jimmy Smith y Aaron Ross. Baltimore está permitiendo un porcentaje de pases completos a sus rivales de 65.7 por ciento, y sólo ha interceptado siete pases en lo que va de la campaña. A los Ravens sólo les resta un juego en su división, en la Semana 17 frente a los Browns, y su marca dentro de la división de 2-3 no les va a favorecer demasiado cuando llegue el momento de examinar los criterios de desempate, en caso de ser necesario.

CLEVELAND BROWNS

A favor: Las 15 intercepciones que llevan los Browns en la temporada, que los tienen empatados en el segundo sitio con otras tres franquicias-- significan una cosa: oportunidades creadas para la ofensiva. El ataque terrestre comandado por los novatos Isaiah Crowell (no reclutado) y Terrance West (tercera ronda) ha sido tan bueno que el equipo pudo prescindir del veterano Ben Tate, una de sus contrataciones rimbombantes de temporada bajas. El regreso de Josh Gordon a la alineación para la recta final --después de vender automóviles durante su suspensión de la liga-- aporta una dimensión al ataque que simplemente no existía previamente en Cleveland. Los Browns, anclados por el tackle izquierdo Joe Thomas, tienen a una de las mejores líneas ofensivas de la liga, con 18 capturas permitidas, demostrando que supieron tapar el hueco dejado por la lesión del centro estelar Alex Mack..
En contra: Desde la Semana 8, ante los Oakland Raiders, Brian Hoyer no ha vuelto a lanzar más pases de touchdown que intercepciones en un juego. Además, Hoyer viene de su peor desempeño de la campaña, un juego con tres intercepciones ante los Atlanta Falcons, que los Browns supieron rescatar con un poco de ayuda del entrenador en jefe rival. Cuatro de los cinco partidos restantes para Cleveland son ante equipos con marca ganadora, incluyendo duelos divisionales ante Bengals y Ravens, así como un juego en casa ante los Indianapolis Colts. Los Browns son el único equipo de la AFC Norte con marca perdedora ante una de las divisiones del Sur: Cleveland está 1-2 ante la AFC Sur sin jugar contra el mejor equipo de ese grupo, los Colts. Los Browns son el único equipo de la división sin experiencia reciente en postemporada.

PITTSBURGH STEELERS

A favor: Ben Roethlisberger es quinto en la liga en yardas aéreas (3,270); Le'Veon Bell es cuarto en yardas terrestres (951); Antonio Brown es segundo en yardas por recepción (1,161). Pittsburgh es el único equipo en la división que tiene a sus tres jugadores de habilidad más importantes entre los mejores cinco de la liga en las categorías estadísticas más importantes. Las 8 yardas por intento de pase son el quinto mejor total en la NFL. Tres de sus últimos cinco partidos son en casa, donde hasta el momento sólo han perdido un juego. Dos de sus cinco citas pendientes son ante rivales de la NFC Sur. En el transcurso de las siguientes dos o tres semanas, los Steelers recuperan a seis titulares defensivos lesionados: el profundo Troy Polamalu, los esquineros Ike Taylor y Cortez Allen, el tackle nariz Steve McLendon, y los apoyadores Jarvis Jones y Ryan Shazier.
En contra: La defensiva necesita mucha ayuda, y la necesita ya. Pittsburgh es la peor defensiva de la división en puntos permitidos por juego (23.9, vigésima en la NFL), pero además se trata de una unidad que crea pocas jugadas grandes. Los Steelers son la defensiva N° 22 en intercepciones, N° 25 en capturas, y N° 27 en balones sueltos forzados. La línea ofensiva también necesita mejorar: mientras los otros tres equipos están entre los mejores seis de la liga en capturas permitidas, los Steelers están en el escalón N° 20, con 30 permitidas. Pittsburgh es el único equipo de la división con un diferencial de entregas de balón negativo (-1).