<
>

Un partido de momentos

play
Barcelona campéon de la Champions League (3:22)

El equipo Culé superó 3-1 a Juventus en la final y logró su segundo triplete. (3:22)

BERLÍN -- Recién cuando Neymar marcó el tercer gol a los 50 minutos del segundo tiempo, Barcelona se sintió campeón. El resultado del juego siempre fue incierto, tanto por errores como por aciertos de ambos equipos. Por eso se puede decir que, lejos de haber tenido un dominador claro, la final de la UEFA Champions League fue un partido de momentos, que en definitiva fueron los que decidieron al campeón de Europa.

PRIMER MOMENTO
Juventus salió a presionar de forma voraz. Carlos Tevez, Álvaro Morata, Paul Pogba y Arturo Vidal molestaron a los defensores de Barcelona en la salida desde el primer segundo. Incluso, provocaron equivocaciones de los cuatro jugadores culés y eso le sirvió al conjunto italiano para entrar en partido, para demostrar que, como había dicho Buffon el día anterior, no llegaban para ser víctimas. Lo que pasó después es otra historia.

SEGUNDO MOMENTO
Apenas salió de ese asedio inicial de la Juve, Barça se encontró arriba del marcador. Se encontró porque ni ellos mismos esperaban pegar tan rápido, dado el buen comienzo rival. Pero aprovecharon su momento y, tras una extraordinaria jugada colectiva, Ivan Rakitić marcó el gol. Fue una acción rápida, de varios pases a un toque que comenzó con un grandioso cambio de frente de Lionel Messi. Después Andrés Iniesta hizo lo que siempre sabe y habilitó al croata, que definió sin dudar.

TERCER MOMENTO
A los 36 minutos del primer tiempo, Marc-André ter Stegen decidió no salir jugando por primera vez en una clara muestra de que la presión italiana estaba dando frutos. En ese instante, Juventus supo que podía lastimar al conjunto catalán, que de todos modos había inquietado mucho a un impecable Gianluigi Buffon. Pero como no aprovechó sus ocasiones, después sufrió.

CUARTO MOMENTO
Recién comenzaba la segunda etapa cuando Messi lideró un contragolpe, dejó sólo a Neymar y el brasileño remató al primer palo. Otra vez Buffon brilló y evitó el segundo tanto. Si esa pelota entraba, se terminaba el partido porque iba a ser imposible remontar el 0-2 para el equipo de Allegri. Esta vez, fue el momento del arquero juventino.

QUINTO MOMENTO
Iban diez minutos del segundo tiempo cuando Piqué volvió a ceder ante la presión asfixiante de Juventus y Morata convirtió el empate. Es cierto que la jugada no nació en el quite, pero también lo es que sin esa intensidad para marcar la salida, no habría sido posible la igualdad. Tevez no pudo con Ter Stegen pero el ex Real Madrid aprovechó el rebote y puso el 1-1.

SEXTO MOMENTO
La gente de Barcelona que colmó la tribuna del estadio Olímpico estaba en silencio, asustada por primera vez en el juego. Entonces, apareció Messi y se terminó la incertidumbre. El rosarino encaró por el centro a su velocidad acostumbrada, sacó un disparo que detuvo -otra vez- Buffon y en el rebote Luis Suárez convirtió el segundo. Aquella contra que Neymar no había aprovechado, sí la capitalizó el uruguayo. Ese fue el momento en el que el alma volvió al cuerpo de Barça.

SÉPTIMO MOMENTO
Andrés Iniesta le pone la cinta de capitán a Xavi Hernández en señal de respeto y admiración. El ídolo blaugrana ingresó a los 30 minutos de la segunda parte no sólo para despedirse del club de toda su vida, sino también para hacer un aporte clave. Juventus apretaba como podía en el final cuando una pelota quedó picando cerca del área. Entonces, el número seis se jugó entero, trabó con alma y vida, y se quedó con el balón. Fue uno de los últimos intentos del cuadro turinés. Fue el último regalo de Xavi al barcelonismo.

OCTAVO MOMENTO
La Orejona, Barcelona y la vuelta olímpica. Berlín es blaugrana.