Paola Núñez | Corresponsal 787d

Diego Costa extiende su sequía goleadora con España

MADRID -- España cumplió con la misión. Venció 0-1 a Macedonia y gracias al empate 0-0 entre Eslovaquia y Ucrania, se afianzó en la primera posición del Grupo C de clasificación de la Eurocopa 2016 con 21 puntos, dos más que el segundo lugar y con dos partidos restantes en la fase de grupos de la eliminatoria.

España aún no asegura el boleto a Francia, pero está muy cerca, pues necesita una victoria sobre Luxemburgo para meterse al torneo y un empate entre Eslovaquia y Ucrania o una victoria del segundo en la próxima fecha para hacerlo en primer lugar.

Sin embargo, el combinado ibérico está lejos del ideal. Sigue sin convencer a su afición que ya ni siquiera llena los estadios cuando toca jugar de local. Domina, pero las ocasiones de peligro y los goles llegan a cuenta gotas.

Y en el centro del huracán está Diego Costa, que de nuevo se marchó cabizbajo del campo al ser sustituido por Paco Alcácer sin haber podido marcar.

En palabras del técnico Vicente del Bosque, en la rueda de prensa tras el encuentro celebrado este martes, España ha vencido a Macedonia “de casualidad”.

La casualidad llegó temprano, al minuto 7, con un centro de Juan Mata que pegó en el poste y un rival antes de meterse a la portería. Y hasta ahí llegó la pólvora de España.

Si el sábado pasado, tras la victoria 2-0 sobre Eslovaquia, Del Bosque justificó la falta de acierto del hispano-brasileño, en particular, ya que “es difícil tener oportunidades frente a un equipo que se encierra” y “Diego lo tiene más difícil porque juega de espaldas a la portería”, esta vez no encontró cómo justificar a sus hombres.

“No hay quien se salve. Hemos estado lentos y sin profundidad”, fue su evaluación tras el encuentro. Los fallos de España se hicieron más notorios cuando hace apenas tres días, si bien se mostró errática frente al marco, dio una actuación digna de ‘la vieja España’.

Estadísticamente, el dominio de España sobre su rival no difirió gran cosa, otra vez se hizo con una posesión aplastante, el 74 por ciento, y permitió escasas oportunidades a su rival, apenas tres disparos a puerta. Dio un total de 760 pases contra 228 del rival, que hablarían de una diferencia escandalosa, si no fuera por el hecho de que España apenas disparó dos veces al arco, una menos que Macedonia.

Diego Costa, por su parte, disparó únicamente dos veces, ambas desviadas. Y tal como ocurrió el sábado pasado, el atacante del Chelsea fue el jugador que menos tocó el balón en el equipo español, únicamente tuvo 19 pases con un 73 por ciento de acierto, el menor porcentaje de todo el equipo.

Presenta la efectividad más baja de los delanteros españoles que han acudido a las convocatorias de Vicente del Bosque desde que terminó el Mundial a la fecha.

La sequía goleadora de Costa con su selección preocupa a los españoles, sobre todo si se considera que es la carta fuerte de Vicente del Bosque para ocupar la posición de manera permanente.

Por lo pronto, el futuro inmediato parece incierto para el nacido en Brasil, ya que no podrá jugar ante Luxemburgo por acumulación de tarjetas, razón que podría dejarlo nuevamente fuera de la convocatoria.

^ Al Inicio ^