Paola Núñez | Corresponsal 773d

España se la juega ante Luxemburgo con severas dudas en el cuadro bajo

MADRID -- Un punto separa a España de cruzar los Pirineos. Lo buscará este viernes cuando reciba en Logroño a la selección de Luxemburgo, en el primero de los dos encuentros que le restan en la fase de grupos de clasificación a la Eurocopa 2016, para poder acudir a Kiev con el único objetivo de asegurar el primer lugar del grupo C en el encuentro ante Ucrania.

Pero tiene cierto grado de peligro en defensa pues Vicente Del Bosque tendrá que jugársela con uno de sus centrales titulares en permanente estado de guerra con la afición, el otro lesionado y sin un relevo de experiencia para manejar el desgaste en el lateral derecho.

Tras la última derrota, por 2-1 ante Eslovaquia, España ha ganado los seis partidos de clasificación que ha disputado sin haber recibido un solo tanto y marcando 9 tantos, lo que le permitió remontar hasta ocupar la primera posición de su grupo. Se da la casualidad, o no, de que en ese descalabro ante Eslovaquia, Del Bosque tampoco pudo contar con Ramos por lesión y tuvo que sustituirlo por Raúl Albiol. Desde entonces, Del Bosque solamente ha prescindido de uno de sus centrales titulares en una ocasión, cuando Marc Bartra ocupó el lugar de Sergio Ramos en la victoria por 0-4 ante Luxemburgo.

La defensa central ha sido lo que menos ha tocado del Bosque en todas las pruebas realizadas desde que iniciara el proceso de rejuvenecimiento de la Roja e incluso en los amistosos, conserva al menos a uno de los dos fijos, Gerard Piqué y Sergio Ramos. Ha sido en gran parte gracias a ellos dos que España ha logrado sumar seis victorias consecutivas en la eliminatoria y sin recibir gol en contra.

Y aún así hay gente que confunde Madrid con España y pide la cabeza de Gerard Piqué.

De momento, Gerard Piqué lo deja pasar y quita importancia a las rechiflas que desde hace cuatro meses, cuando tuvo a bien burlarse públicamente del fracaso en la temporada del Real Madrid, le dedica la afición española.

“El tiempo pone a cada uno en su sitio. Al final con el tiempo se arreglará ", señaló esta tarde en una entrevista radiofónica. Algo que ha repetido una y otra vez desde que junio pasado.

La mayoría de sus compañeros y su técnico, hasta el momento, han salido en su defensa. Pero ni ha sido una defensa contundente, ni ha servido para calmar los ánimos. Sólo Vicente del Bosque, el pasado mes de septiembre, se atrevió a llamar las cosas por su nombre. “Es muy desagradable”, señaló ante la última rechifla al catalán en la victoria por 2-0 sobre Eslovaquia en el partido disputado en Oviedo.

El resto, se remite al lugar común: “Piqué está comprometido (con la Selección) y merece aplausos”, dijo Xabier Etxeita esta mañana. Uno de los últimos en llegar al grupo, y el último en repetir exactamente lo mismo.

“Silbar a Piqué es silbarnos a todos”, secundó el delantero Nolito, otro integrante de la ‘nueva España’ y que retoma las palabras de Casillas y Bartra de hace un mes. Nadie ha ido más allá. Si acaso, Sergio Ramos se ha salido un poco del guión, aunque fue para complicar un poco más la situación cuando dijo que “por algo pitaría” la afición y que Piqué “se ha pasado un poco” con su burla a Cristiano Ronaldo (o el Real Madrid, equipo de Ramos).

Y se da la situación de que Piqué, ante Luxemburgo y Ucrania, queda como el último bastión de la defensa. Al menos el único defensa que hoy se encuentra concentrado con España con 71 partidos disputados – 69 de ellos aplaudido por la afición, particularmente en dos, cuando se coronó Campeón del Mundo en 2010 y Campeón de Europa en 2012 – y el que más confianza le genera a su técnico.

Del Bosque no ha encontrado un central que pueda competir con uno de sus hombres base. Tal es la escasez de centrales españoles de calidad que percibe del Bosque, que para sustituir a Sergio Ramos en la convocatoria decidió llamar a su compañero y suplente en el Real Madrid, Nacho Fernández, quien a los 25 años apenas ha disputado 76 partidos con su club; 14 en toda la campaña 2014-2015 y, precisamente debido a la lesión de Ramos, dos de ocho en la presente campaña. Esto después de que el central de la Real Sociedad Iñigo Martínez tuviera que ser sustituido en su lista por el jugador del Athletic Xabier Etxeita, convocado por primera vez a los 27 años de edad.

De los defensas originalmente citados, solo pudieron acudir cinco: Juanfran Torres, Marc Bartra, Gerard Piqué, Jordi Alba y César Azpilicueta. También son los únicos en la convocatoria con experiencia internacional, pues el lateral Dani Carvajal también causó baja debido a una lesión y tuvo que ser sustituido en Las Rozas por el jugador del Villarreal Mario Gaspar, lo que deja a Juanfran Torres sin relevo de experiencia para la visita a Kiev.

^ Al Inicio ^