<
>

Latinoamérica y el mundo aplauden al Rey Mijaín

El cubano Mijaín López no tiene cuenta de twitter. No patea goles ni anota canastas. No batea jonrones como tampoco le persiguen los medios.

A pesar de tantos inconvenientes, nadie -y dispensen el ser absoluto- podrá contar la historia del deporte latinoamericano sin mencionar al hasta hoy en día mejor luchador del estilo grecorromano del nuevo siglo.

A los 33 años, Mijaín acudió a su tercera cita con la historia en la división pesada (130 kilos), esta vez contra su némesis: el turco Riza Kayaalp, el mismo que le derrotó en la final del Campeonato Mundial en Las Vegas 2015. Y a los 30 segundos ya tenía resuelto el problema otomano, solo restaba esperar para como en sus dos anteriores finales olímpicas (Beijing 2008 y Londres 2012) cumplir el protocolo.

Seis a cero culminó el combate, el oro es suyo. El resto... que se repartan la plata y el bronce.

Tres títulos olímpicos. Uno, dos y tres. Equivalen a casi 16 años en la súper élite del deporte (sumó un quinto lugar en Atenas 2004 con apenas 21 años) y le colocan en un selectísimo panteón de tricampeones al nivel más alto del deporte mundial.

Para que tengan una idea, en Latinoamérica solo doce personas concluyeron sus carreras con semejante privilegio -todos cubanos-: el esgrimista Ramón Fonst (único con 4 coronas), los boxeadores Teófilo Stevenson y Félix Savón, y ocho voleibolistas de las todavía insuperables 'Espectaculares Morenas del Caribe' (Mireya Luis, Regla Torres, Regla Bell, Lily Izquierdo, Marlenis Costa, Ana Ibis Fernández, Idalmis Gato y Raysa O'Farrill).

Pero a nivel mundial también son poquísimos los que han tenido el talento y la longevidad deportiva para agenciarse un trío de metales dorados.

En la lucha, incluyendo ambos estilos: grecorromano y libre, Mijaín se convirtió en el noveno en lograr semejante hazaña. Mientras es el décimo sexto atleta en deportes de combate en alcanzar un tricampeonato individual.

Hasta el momento solo las luchadoras japonesas Saori Yoshida (53 kilogramos) y Kaori Icho (58 kg) podrían dejar atrás este grupo. Ambas van por su cuarta corona olímpica en Río. Icho subirá al colchón mañana 17 de agosto, mientras que Yoshida lo hará el 18.

Quizás en unos días pocos recuerden al 'Gigante de Herradura', su deporte -es uno de los pocos que ha estado en el programa de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad y en los Modernos- no es tan popular, pero su impronta no la opacarán más o menos seguidores en las redes sociales o el olvido de los medios de comunicación.

¡Larga vida al rey Mijaín!

Frank Cypriano y Juan Figueira contribuyeron a este reporte.