Olympics History >> México DF 1968 >> Anécdotas

México DF 1968 - Anécdotas

Resumen | By the numbers | Medallas | La hazaña | Las anécdotas
Antidopaje

El control antidopaje diario se puso en marcha en estos Juegos, con 50 tests cada jornada en cinco pruebas. La orina de los seis primeros de cada competición individual también era analizaba. En total, se controlaron a 667 atletas. De ellos, uno dio positivo: Hans-Gunnar Liljenvall, pentatleta sueco al quien se le encontraron rastros de alcohol.

Récords legendarios:

Tres de los récords de atletismo batidos en México, tuvieron una longevidad excepcional. El de Bob Beamon en longitud (8,90 metros) no será superado hasta 1991 por su compatriota Mike Powell, en los campeonatos del mundo de Tokio, con 8,95 metros. El registro de Jim Hines en 100 metros (9 segundos y 95 centésimas) se mantendrá hasta 1988, cuando lo mejore Calvin Smith (9.93). Y, finalmente, el de 400 metros de Lee Evans (43 segundos y 86 centésimas) tendrá que esperar a 1983 para ser sobrepasado por Harry Butch Reynolds (43.29).

Viento

Algunos comentaristas atribuyeron la gran cantidad de récords a irregularidades de los jueces mexicanos en la lectura de los instrumentos de velocidad del viento. Por ejemplo, en el famoso salto de Beamon hicieron notar que éste soplaba exactamente 2 metros por segundo, así como en los 200 metros femeninos en que se impuso la polaca Irena Szwezinska (nueva mejor marca mundial con 22.58) o en triple salto, donde Nelson Prudencio y Viktor Saneiev batieron sucesivamente el récord de la disciplina, hasta la victoria del soviético sobre el brasileño con 17,29 metros.

Sexo

A pesar de su proeza final, Beamon se había clasificado por los pelos en su último ensayo el día antes en las calificaciones. Según ciertos biógrafos y supuestamente por primera vez, esa noche el estadounidense tuvo relaciones sexuales antes de una competición importante. Lleno de remordimientos, Beamon estaba convencido de que había dejado pasar la ocasión de su vida y nunca sería campeón olímpico.

Raza negra

Los ocho finalistas del 100 metros masculinos eran de raza negra. Con sus 9 segundos y 95 centímetros, Jim Haines mejoraba su propio tiempo de 9.9 en las semifinales del campeonato universitario estadounidense.

África

Naftali Temu, vencedor en 10.000 metros, fue el primer keniano en ganar una medalla de oro. También la primera vez de la historia en que tres africanos ocupaban las tres plazas de un podio olímpico.

'El Tibio'

El joven madador mexicano, Felipe Muñoz, de 17 años y apodado 'El tibio' porque su padre era de Aguascalientes y su madre de Río Frío, le dio a su país el primer oro en diez días, con su victoria en 200 metros mariposa. En la final, 'El tibio' consiguió superar a cuatro rivales que estaban delante de él en los últimos cien metros y, en el último tramo, al favorito soviético Vladimir Kosinsky, ante 8.000 espectadores enfervorecidos.

Futura estrella

El nadador estadounidense Mark Spitz, futura estrella en los siguientes Juegos de Múnich, comienza a hacer hablar de él en México. En estos Juegos, obtiene el bronce de 100 metros libres, la plata de 100 metros mariposa y sendos oros en relevos 4x100 y 4x200 libres.

Caslavska y los soviéticos

La gimnasta checoslovaca Vera Caslavska, oro individual cuatro años antes, había firmado en abril de 1968 un manifiesto en el que criticaba la intromisión soviética en los asuntos de su país. Cuando los tanques de Moscú entraron en Praga el 21 de agosto, se escondió en un pequeño pueblo de montaña para no ser arrestada. Su entreno continuó entre los árboles y, en el suelo, de un prado. Finalmente, consiguió la autorización para acudir a México, donde añadió cuatro oros y dos platas a sus tres oros y una plata de Tokio.

Del maratón a prisión

El etíope Mamo Wolde vencedor del maratón, miembro de la guardia del emperador Haile Selassie, fue arrestado en 1992 y encarcelado, acusado en el marco de los juicios contra el 'terror ojo' impuesto por el régimen comunista de Mengistu Haile Mariam.

Copyright 2008 Agence France-Presse.