Other Sports
AP 116d

El introvertido Wayde van Niekerk, ¿el heredero de Bolt?

LONDRES - Usain Bolt no se atreve a ungir al próximo "Usain" en el atletismo, pero cuando se le insistió en la antesala de su último campeonato mundial, el jamaicano mencionó un nombre en particular - Wayde van Niekerk.

"Hay alguien del que estoy seguro va a dar la cara y que está haciéndolo bien. Van Niekerk está demostrado que realmente quiere ser mi relevo", dijo Bolt.

Aparte de las asombrosas gestas de Bolt a lo largo de su carrera, solo un par de plusmarcas conseguidas por otros atletas se destacan en la última década: el récord mundial de David Rudisha para ganar los 800 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y el sudafricano Van Niekerk corriendo en el carril exterior en los Juegos de Río para llevarse el oro de los 400 metros con un récord mundial.

Rudisha se perderá el Mundial que arranca el viernes. Pero este año, no parece que nadie podrá frenar a Van Niekerk, dispuesto a dejar su huella en Londres.

¿Cuán bien anda ahora? Aparte de la mejor marca en los 400, Van Niekerk batió este año la mejor marca de la historia en 300, una carrera que se disputa con poca frecuencia. También logró fijar la segunda mejor marca en los 200 esta temporada. E inclusive en los 100, sus 9.94 segundos le sitúan como el sexto mejor este año.

No competirá en las tres distancias cortas (100, 200 y 400) en Londres, aunque un doblete 200-400 probablemente le deje como la estrella de la justa.

Aunque Van Niekerk cuente con las marcas y la condición para ser el sucesor de Bolt, no se acerca en cuanto a estilo, carisma y un particular gesto de celebración. A diferencia de Bolt, el sudafricano de 25 años no es alguien que cautiva la atención en sus presentaciones. Se trata de algo que tiene sin cuidado al velocista de Ciudad del Cabo.

"Encuentro sumamente difícil acercarme si siquiera un poco a lo que Usain representa en cuanto a todo su carisma", señaló Van Niekerk. "Usain ha puesto el listón muy alto".

Pero nada lo intimida. El récord de los 400 metros establecido por Michael Johnson en 1999 y que se suponía era intocable. Nadie apostaba por Van Niekerk el año pasado, menos al tocarle salir en el carril más extremo de la final olímpica, en el que todos te tienen en la mira - y en el que no avistas a alguien hasta que es demasiado tarde para reaccionar.

De todas formas, acabó con una de las actuaciones más electrizantes de la historia olímpica cuando nadie fue capaz de alcanzarle al ganar con un récord de 43.03 segundos.

El récord de Bolt en los 200 de 19.19 también es considerado como intocable. Pero Van Niekerk tiene otros planes: "Hace tiempo que dejé de creer en que no hay nada invencible".

Hoy por hoy, pareciera que puede hacer lo que le plazca, pero tiene un par de adversarios que le pueden exigir.

Durante su última carrera en Mónaco hace dos semanas, superó con lo justo a Isaac Makwala, su principal rival. El corredor de Botswana se convirtió en el primer hombre en bajar de los 20 segundos y los 44 en los 400 en una misma noche. Y en los 200, Makwala ostenta la mejor marca de la temporada, mejor que la de Van Niekerk.

En los 200, la expectativa era que Andre De Grasse sería el primer ganador de la distancia tras nueve años de reinado de Bolt. Pero el canadiense se bajó del Mundial por una lesión. Es una pena que Bolt no pueda enfrentar a Van Niekerk en los 200. En su despedida, el jamaicano solo competirá en los 100 y el relevo 4x100.

A sus 30 años, Bolt dice que la edad conspiró en contra de una rivalidad ante Van Niekerk. "Es una de las cosas más decepcionantes: que él apareciera tan tarde que no pude tener la oportunidad de medirme con él".

^ Al Inicio ^