Other Sports
EFE 109d

Schippers gana los 200 y confirma resurgir de Europa en la velocidad

Londres, 11 ago - Un día después del triunfo del turco Ramil Guliyev en una final masculina sin jamaicanos, la holandesa Dafne Schippers revalidó su corona de 200 ratificando el resurgir de los velocistas europeos en los Mundiales de la despedida de Usain Bolt.

Schippers tuvo que lanzarse sobre la meta para doblegar con un tiempo de 22.05 segundos a la corredora marfileña Marie-Josee Ra Lou, que no perdió nunca la esperanza y llegó tres centésimas después.

Ta Lou, plata también en 100 metros, estaba ligeramente por delante a media recta, pero Dafne sacó a relucir su potencia para cerrar la contienda. La medalla de bronce fue para la bahamesa Shaunae Miller-Unibo (22.15), en teoría su principal adversaria.

Schippers, subcampeona olímpica en Río 2016, defendía título mundial y Shaunae Miller (la que le había derrotado en los Juegos), también la honrilla después de su fiasco en la final de 400, cuando pasó en los veinte últimos metros de ir primera a quedar fuera del podio.

La final femenina de 3.000 m obstáculos arrojó sorpresa. No pudo ganar el título Evan Jager en la masculina, pero sí Emma Coburn, medallista de bronce en los Juegos de Río 2016, que dio a Estados la primera medalla femenina -y de oro- en esta disciplina al batir con nuevo récord de los campeonatos (9:02.58) a las favoritas africanas en una carrera desgraciada para la keniana Hyvin Jepkemoi.

Coburn salió como un disparo del último obstáculo para hacerse con el triunfo por delante de su compatriota Courtney Frerichs, que hizo marca personal con 9:03.77, y de Jepkemoi, que hizo muchos metros más que sus rivales por un error incomprensible en alta competición.

La bahrainí Ruth Jebet, campeona olímpica y plusmarquista mundial (8:52.78), de 20 años, pagó caro su esfuerzo en las últimas vueltas y acabó pinchando a 300 metros del final, hasta acabar quinta.

La subcampeona olímpica Hyvin Kiyeng Jepkemoi, segunda más rápida del año, defendía título con 23 años, con el objetivo de ser la primera con dos coronas en esta disciplina, pero cometió un error increíble: en uno de los giros se olvidó de pasar la ría. Continuó unos metros por el anillo y tuvo que volver atrás para mojarse, como todo el mundo.

En sólo una vuelta, sin embargo, Jepkemoi regresó al grupo delantero, aunque terminaría pagando el exceso.

La octava jornada de los campeonatos fue un festival estadounidense. Brittney Reese, que ya era la única con tres títulos mundiales de longitud, volvió a marcar un hito histórico al conseguir su cuarta corona ocho años después de la primera, con un salto de 7,02 metros.

Dos centímetros le dieron el triunfo a Reese sobre Darya Klishina, la única rusa que pudo competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en virtud de un permiso especial de la IAAF, estando la Federación Rusa suspendida por connivencia con el dopaje.

Otra estadounidense, Tianna Bartoletta, campeona olímpica y mundial, competía por su tercer título pero sólo ha podido ser tercera con una marca de 6,97 en su último intento.

El polaco Pavel Fajdek, un lanzador con gafas de 28 años, consiguió su tercer título mundial de martillo con un tiro de 79,81 metros después de hacer los tres más largos de la final.

El ruso de 23 años Valeriy Pronkin, con su último lanzamiento, de 78,16, evitó el doblete polaco, relegando al tercer puesto a Wojciech Nowicki, que lanzó 78,03.

^ Al Inicio ^