<
>

Perfil: Axel Geller y Del Potro como espejo

play
Axel Geller: "Puedo decir que soy campeón de Wimbledon y que voy a conocer a Federer" (6:51)

Mano a mano con el juvenil argentino, campeón de dobles juniors en #WIMBLEDONxESPN. (6:51)

Claramente, los resultados de Axel Geller durante el año no habían sido superlativos. Apenas un título en el Grado 1 de Ibarra, Ecuador, y una final en Mar del Plata (Grado B1) habían sido sus picos de rendimiento en 2017, una etapa en donde, claro, siempre es más trascendente el crecimiento de la técnica del tenista a largo plazo que el solo hecho de ganar.

Sin embargo, los resultados del nacido el 1° de abril de 1999 cambiaron en Europa. Semanas después de caer en primera ronda en Roland Garros, el pilarense se dio el gusto de jugar en césped por primera vez y consagrarse en Roehampton (Grado 1), la semana siguiente a la que un centenar de jugadores probaron suerte en la clasificación de Wimbledon en ese mismo club. Ese fue un aviso para lo que vino después: final de single y título en dobles del torneo más prestigioso del mundo para meterse, al menos temporalmente, en el lote de los ocho mejores Sub 18 que jugarían el Masters de fin de año en Chengdu, China, desde el 25 de octubre.

Y los espejos en el deporte son fundamentales. No solo por lo que generan directamente. También por lo que pueden atraer a futuro. Un ejemplo de ello siempre fue Juan Martín Del Potro. "Creo que el estilo de Delpo es muy similar al mío. Trato de copiarlo. Además, cuando era más joven, solía tener un revés muy sólido, como en mi caso, pero no un gran golpe de derecha. Eso es lo que me han dicho. Cuando tenía unos 12 o 13 años, mi golpe de derecha no era muy bueno, pero ahora lo estoy mejorando. Por eso estoy tratando de copiar a él y a la forma en que se mueve para golpear más drives. Practiqué con él antes de venir aquí dos veces. Fue muy lindo", le confesó Geller a la propia Federación Internacional de Tenis (ITF). "Fue apenas una rutina para él, pero muy exigente físicamente. Su drive es tremendo, no lo perdió. Y yo me sentí muy cansado, mis piernas estaban muy doloridas después de 20 minutos, el nivel era realmente muy alto".

"Sentía que podía jugar con él, pero físicamente está mucho más acostumbrado a ese nivel de juego", , agregó quien ya tiene puntos ATP sumados en Estados Unidos, mismo país al que irá a estudiar a nivel universitario. "Esa es la diferencia entre buenos profesionales y buenos juniors. Yo no podría jugar un torneo de partidos de cinco sets aún".