<
>

Federer: "Cuando el Big Four se retire, la rueda seguirá girando"

play
La primera que tocó: Federer desacomodó a Dolgopolov en un solo golpe (0:17)

Masters 1000 de Shanghai. (0:17)

Están marcando una era, que quedará grabada a fuego. El reconocido 'Big Four', integrado por Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray, lideró el tenis mundial desde 2004, cuando justamente el suizo trepó a la cima del ranking ATP. Y en Shanghai, en pleno Masters 1000, él mismo fue consultado sobre cómo ve el futuro del circuito profesional el día que ya no estén ellos en actividad.

"Después de retirarnos va a ser diferente, pero no peor", comenzó Federer, dueño de muchos récords en este deporte, incluidos el de 302 semanas como Nº1 del mundo y el de 19 títulos de Grand Slam. Ahora, el helvético figura segundo en la clasificación, detrás de Nadal, su archirrival. Precisamente, el español logró esta temporada el récord de 10 coronas en un solo Major, al imponerse por décima vez en Roland Garros.

"Algunos fans pueden dejar el tenis cuando el 'Big Four' se retire, pero los nuevos jugadores traerán nuevos fans, la rueda seguirá girando", afirmó con simpleza Federer, fiel a su costumbre. Ellos se repartieron, desde 2003, la mayoría de los Grand Slam, Masters 1000 y Masters final de ATP, acaparando premios y elogios, pero sin dudas ya este año aparecieron caras nuevas que saltaron a la elite.

Además, en la conferencia de prensa en Shanghai, al suizo se le preguntó por cómo analiza lo vivido este año. Hay que tener en cuenta que, como nunca antes en su carrera, estuvo media temporada inactivo, para volver a pleno en enero de 2017. "Sigo sin poder creer cómo jugué y ganó el Abierto de Australia. Les gané a cuatro Top 10 del mundo y en la final caía 3-1 con Nadal en el quinto set, hasta que coroné un campeonato increíble", remarcó.

"Yo esperaba que, quizás, para mediados del año, en Wimbledon o en el US Open, sería cuando alcanzaría mi mejor nivel, que estaría al ciento por ciento, pero no antes de eso. Necesitaba tiempo, así que ganar en Australia fue toda una sorpresa para mí", reconoció el hombre de Basilea, de 36 años, el más veterano en figura Nº2 en el ranking.

Y fue más allá: "Me sigo pellizcando para poder creerlo. Cuando estoy en casa tomando una copa de champagne con mi familia y amigos, decimos: 'Ésta es por el Abierto de Australia, salud'. Seguimos bromeando sobre eso. Fue un momento loco de mi vida, no lo podíamos creer. Espero que haya otro sueño más como ese, donde pueda disfrutar del ambiente y jugar tan bien para los aficionados". Con su enorme talento, Federer sueña despierto, sin dudas.