<
>

Ganaron Federer y Nadal y habrá una semifinal de lujo

Habrá capítulo N°39 de la legendaria rivalidad entre Rafael Nadal y Roger Federer. Y sí, porque ambos ganaron en la jornada de cierre de los cuartos de final y entonces ellos se verán las caras en la segunda semifinal de Indian Wells, el sábado. El primer choque lo llevarán a cabo Dominic Thiem y Milos Raonic.

Ambos en dos sets, pero con diferentes sensaciones, sacaron boleto a semifinales en el primer certamen Masters 1000 de la temporada. Federer, N°4 del mundo con 37 años y medio, venció 6-4 y 6-4 al ascendente polaco Hubert Hurkacz, quien había llegado al desierto californiano sin un triunfo en un certamen de este nivel.

Así, el suizo hilvanó cuatro triunfos consecutivos en este torneo, donde alcanzó su semifinal N°12, récord de un hombre en este campeonato, a la vez que llegó a la N°204 en total, sólo superado por el estadounidense Jimmy Connors, con 240.

Sin problemas, Federer se deshizo del joven Hurkacz y así avanzó a semifinales en seis de los siete últimos torneos que disputó, con la única excepción del Abierto de Australia de enero pasado. Viene de lograr su título N°100 como profesional, en Dubai, y ahora busca superar los 100.

Para eso, le restan dos encuentros. Y el siguiente es de exigencia extrema, ya que disputará el clásico con Nadal, nada menos. El zurdo de Manacor, de 32 años, figura N°2 del ranking ATP y tiene ventaja de 23-15 contra el helvético, quien por su parte ganó los cinco últimos

Por su cuenta, Nadal despachó al ruso Karen Khachanov, cercano al Top 10, por 7-6 (2) y 7-6 (2) pero su preocupación está planteada en el hecho de que mostró dolencias en la rodilla derecha. Esa maltrecha lesión que lo aquejó en más de un pasaje de su trayectoria lo llevó a pedir asistencia médica, siguió y finalmente pudo festejar sin necesidad de ir al tercer set.

Nadal amplió el récord de semifinales en los Masters 1000, con 68, y avanzó por décima ocasión a esa ronda en Indian Wells, sólo superado por dos por el propio Federer. Así las cosas, llegan en gran forma, aunque la duda está puesta en la molestia del español. Si puede jugar en gran nivel, será seguramente otro partidazo. La expectativa es enorme.