play0:46

¡Lo imposible ha sucedido!

El 15 de octubre de 1988, Kirk Gibson conectó un jonrón pare decidir el primer partido de la Serie Mundial a pesar de estar lesionado.