<
>

Sixers elogian madurez de Jimmy Butler en victoria en Juego 2 vs. Raptors

play
Doble doble histórico de Jimmy Butler (1:44)

El alero de Philadelphia anotó 30 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias, el quinto juego en su carrera con esos registros y de los cuales 3 fueron ante los Raptors. (1:44)

TORONTO -- El coach de los Philadelphia 76ers, Brett Brown, dijo que su equipo igualó la serie ante los Raptors con una victoria por 94-89, gracias a que uno de sus jugadores adoptó el rol de su alter ego.

Con 30 puntos, 11 rebotes, cinco asistencias y un tiro bloqueado a la defensiva, Jimmy Butler se convirtió en James.

“Este fue James Butler. Ese fue el adulto en el gimnasio”, dijo Brown. “Fue un gran apoyo para nosotros, nos hizo pasar por diferentes situaciones. Realmente fue un adulto en el gimnasio”.

Butler dejó atrás su apodo – “Mi nombre no es James, es, literalmente, Jimmy”—y quiso enfocarse más en el esfuerzo defensivo de los Sixers que en sus contribuciones ofensivas, razón por la que anotó 12 puntos al jugar los 12 minutos del cuarto periodo para asegurar la victoria.

“Fue un esfuerzo de equipo”, dijo Butler sobre la defensa de los Sixers, que limitó en sólo 89 puntos y en 36.3 por ciento de efectividad en sus disparos a los Raptors, la primera vez que Toronto anota menos de 90 puntos desde una derrota en Orlando el 28 de diciembre.

“Siempre regreso a defender. Paramos a la defensiva y despegamos con la duela abierta. Mis compañeros hacen jugadas como Jo (Joel Embiid) y Ben Simmons. Cuando sea que jugamos así, cuando defendemos así, somos un gran equipo”, agregó.

Embiid y Simmons fueron asignados a la tarea de limitar el accionar de Kawhi Leonard y Pascal Siakam, los héroes de Toronto en el Juego 1.

Luego de que Leonard fijó una marca personal con 45 puntos el sábado, Simmons hizo que sufriera para anotar los 35 que sumó en el Juego 2.

“Tuvieron a Ben defendiéndome”, dijo Leonard tras ser limitado a sólo cuatro puntos en el primer periodo, al tiempo que Philadelphia se fue arriba por nueve puntos. “Hicieron un gran trabajo, hay que darles crédito”.

Por su lado, Embiid fue asignado a cubrir a Siakam, quien terminó con 21 puntos al acertar nueve de 25 tiros al aro, luego de que anotó 29 unidades y encestó 12 de 15 tiros en el Juego 1.

“Sólo al ver los números, obviamente, (la marca de los Sixers) fue difícil para nosotros”, dijo Nick Nurse, coach de Toronto. “Creo que Pascal tuvo un bajo porcentaje de efectividad, muchos de esos tiros se intentaron con Embiid en el aro”.

Fue un final satisfactorio para un complicado día para Embiid, quien se perdió la práctica matutina por una gastroenteritis que fue atendida en el hotel por los doctores del equipo. Brown dijo que Embiid recibió fluidos intravenosos antes del inicio del juego.

“Si les ha pasado antes, saben cómo se siente”, dijo Embiid. “Estos son mis compañeros y quiero jugar cada noche. Esta noche se sintió como un gran juego para nosotros. Sabía que iba a jugar, no hay forma de que pierda un juego. Este partido era realmente importante para nosotros. No importaba lo que tuviera, iba a jugar. No importa”.

Embiid terminó con 12 puntos y acertó dos de siete tiros al aro, tuvo seis rebotes, cinco asistencias y seis pérdidas de balón, pero una de sus canastas llegó con 24.3 segundos por jugar para extender la ventaja de los Sixers de uno a tres puntos.

Y como Brown lo hizo, también tuvo elogios para el desempeño de Butler.

“Le dije que tenía que cargar con el equipo y lo hizo y eso fue sorprendente”, dijo Embiid a ESPN.