<
>

¿Tienen los Nuggets un mejor dúo de estrellas que los Blazers?

play
¿Cómo puedes hacer eso, Gary Harris? (0:39)

El pase de Nikola Jokic termina en las manos del alero de los Nuggets para cerrar con una indescriptible e impensable bandeja de reversa. (0:39)

Durante la temporada regular y postemporada, estamos revisando cuáles temas persistentes en la NBA son ciertos.

En esta edición: ¿Es acaso el dueto de estrellas de los Denver Nuggets conformado por Nikola Jokic y Jamal Murray mejor que la pista trasera de los Portland Trail Blazers con Damian Lillard y CJ McCollum?


Compra o vende: los Nuggets tienen un mejor dueto de estrellas que los Blazers

Lillard, de forma discreta, aportó una temporada con calibre de Más Valioso para liderar a los Portland Trail Blazers hasta alcanzar el tercer sembrado en la Conferencia del Oeste. De forma similar, Jokic hizo una campaña con calibre de Más Valioso de forma imprevista para conducir a los Denver Nuggets hasta el segundo sembrado.

Murray, segundo a cargo después de Jokic, parece ser una estrella en ascenso a sus 22 años. Y McCollum, teniente de Lillard, también se ha convertido en un potencial All-Star, aunque cumplirá 28 años antes de comenzar la próxima campaña.

¿Cuál de estos poderosos duetos es mejor? ¿Cuál causa un mayor impacto en los destinos de su equipo? ¿Cuál tiene mayores probabilidades de convertirse en pieza central de un potencial campeón?

Impulsando a los Trail Blazers

Lillard y McCollum son lo más cercano que existe a una pista trasera al estilo “Splash Brothers” fuera de Oakland. Desde el inicio de la campaña 2016-17, apenas dos pistas traseras cuentan con dos jugadores los cuales ostentan cada uno promedio superior a 20 puntos por partido y se combinan para sumar más de cinco triples por partido: Stephen Curry y Klay Thompson en Golden State y Lillard y McCollum. La pista trasera de los Blazers llevó al equipo a contar con el cuarto mejor registro de eficiencia ofensiva en la NBA (111.4 puntos por cada 100 posesiones). Lillard es el punto clave de la ofensiva, tercera en la NBA con un Real Plus-Minus Ofensivo (ORPM) de 5.70, mientras que McCollum es el séptimo mejor entre los escoltas con ORPM de 2.09.

Las estrellas de Portland imponen una tonelada de presión sobre las ofensivas rivales desde el drible. Según la data de Second Spectrum, Lillard ha producido 1.11 puntos por pick directo en más de 2,000 picks, lo cual representa por amplio margen la mejor marca en la NBA entre 156 manejadores de balón con al menos 200 picks directos. McCollum también se ha mostrado fuerte, produciendo 0.99 puntos por pick directo. Utiliza los picks para crear sus propias oportunidades de enceste, haciendo que sus 0.69 intentos de tiros de campo por pick directo ocupen el octavo puesto en la NBA en la categoría. Lillard ha sido más equilibrado en su ataque, con 0.59 intentos de tiro de campo por pick directo y 0.16 asistencias por pick directo.

Lillard y McCollum se encuentran entre los mejores creadores de cestas por volumen en la NBA. De acuerdo con las cifras de Second Spectrum, Lillard está empatado en el puesto 18 en la NBA entre anotadores por volumen (con un mínimo de 1,000 disparos) con un +3.6 de impacto cuantificado de encestador (qSI, por sus siglas en inglés), lo cual indica que convirtió las cestas que intentó con un 3.6 por ciento de efectividad de tiros de campo superior al del encestador promedio. McCollum se muestra aún mejor en esta métrica, con un qSI de +4.8 que lo coloca en el puesto 15 de la categoría.

Los únicos grupos de compañeros de equipo que han terminado con cifras mayores son las conformadas por Curry (+10.8), Thompson (+6.6) y Kevin Durant (+10.3) en Golden State y por Kawhi Leonard (+6.7) y Pascal Siakam (+5.2) en Toronto. Una combinación única de creación y enceste entre Lillard y McCollum hace que la ofensiva de los Blazers sea fuerte y robusta y están conduciendo a su equipo en plena postemporada.

Guiando a los Nuggets

Jokic es líder entre los pívots con un ORPM de +3.67 y Murray se ubica en el puesto 12 entre bases con +2.18, siendo los motores de la ofensiva de los Nuggets que se coloca en el Top 10 de la NBA (109.8 puntos por cada 100 posesiones, novena mejor en la liga). Sin embargo, la forma cómo han alcanzado estos registros es única dentro de la NBA de hoy.

Los Nuggets manejan su ofensiva en torno a Jokic, con Murray ocupando un rol secundario, aunque de alto volumen dentro de una unidad conformada para generar movimiento del balón. Según la data de Second Spectrum, Jokic ha lanzado por amplio margen la mayor cantidad de pases en esta temporada (6,619 pases, ocupando Ben Simmons de los Philadelphia 76ers el segundo lugar de la categoría, con más de 800 pases de desventaja; Jokic es también líder con 116.0 pases por cada 100 posesiones). Murray está en el sexto lugar, con 4,746 pases.

Jokic opera en mayor parte desde el poste bajo y el alto, ubicándose en el quinto lugar en la NBA con 661 post-ups esta temporada. Por su parte, Murray es el principal manejador del balón en la media cancha, tal como lo muestran sus 1,745 picks usados como manejador del balón (dueño del puesto 22 de este departamento en la NBA). Con este dueto al mando, los Nuggets fueron segundos en la NBA con 27.4 asistencias por partido, sólo por debajo de los Warriors.

Todos estos pases representan oportunidades abiertas para que los Nuggets conviertan triples: cada uno de sus siete principales jugadores en tiempo de juego sumaron al menos 0.8 intentos de triples por encuentro. Murray fue líder del quinteto en triples convertidos y Jokic sumó promedio de 1.3 triples convertidos por partido durante las últimas dos temporadas, con un 35.3 por ciento de enceste. En combinación con su capacidad de manejar la ofensiva de los Nuggets desde el poste alto, el enceste de Jokic es capaz de estirar espacios en la cancha y crea muchas oportunidades de espacios abiertos y penetración para sus compañeros.

Igualmente, Jokic se ubicó en el décimo puesto en la NBA con 228 rebotes ofensivos, llevando a los Nuggets a alcanzar un empate en el liderato de la categoría en la liga con un promedio de 26.6 por ciento de rebotes ofensivos. (De hecho, los Nuggets ostentan ese empate en la cima con los Nuggets, a pesar de que Lillard y McCollum tuvieron muy poco impacto directo en dicha cifra).

Finalmente, Jokic ha sido capaz de aportar de forma tangible a la defensiva de los Nuggets, la undécima mejor de la NBA (106.8 puntos permitidos por cada 100 posesiones), con un real plus-minus defensivo (DRPM) de +2.46 (dueño del puesto 28 en la NBA, segundo en los Nuggets después de Paul Millsap). Jokic no es conocido como un bastión defensivo; sin embargo, su estatura y habilidad con los rebotes ayudan a los Nuggets a controlar la pintura a la defensiva, siendo Millsap el ancla de la unidad.

Jokic es el único de los cuatro jugadores aquí considerados que cuenta con DRPM positivo, lo cual tiene sentido porque, ocupando la posición de pívot, es capaz de ejercer una influencia mucho mayor en la defensiva que la mayoría de los jugadores perimetrales.

En conclusión

Cada uno de estos duetos de estrellas surte un impacto similar en el margen de anotación de sus equipos, tal como lo indican sus puntuaciones generales en la métrica RPM. El dueto de los Blazers ejerce un mayor impacto a la ofensiva, mientras que algunos de los aportes de Jokic se producen a la defensiva.

Otra diferencia: Debido al hecho que Lillard y McCollum operan con un volumen tan fuerte, el resto de los jugadores de los Blazers requieren terminar jugadas que no implican contar con el balón en sus manos. Sin embargo, gracias a que Jokic es un pasador del balón tan talentoso desde la posición de pívot, los Nuggets pueden rodearlo con anotadores y creadores sin que esto cause redundancia de destrezas. Por ello, la ofensiva de los Nuggets tiene mayor potencial de aumentar su producción con un personal mejorado, mientras que los Blazers comenzarían a enfrentarse a la idea de contar con menores dividendos con creadores adicionales.

Esto es un testimonio del valor posicional del dominio único de Jokic. No existen muchos gigantes en la historia de la NBA con la combinación de talento en los pases y enceste que tiene Jokic. Además, los gigantes con semejantes destrezas son jugadores ofensivos de alto impacto. Cuando sumamos su defensiva mejorada, su capacidad para ayudar a controlar la pintura y el cristal y la escalabilidad de los equipos que pueden ser armados alrededor de Jokic, compro la idea de que el dueto estrella de los Nuggets constituye un valor ligeramente más alto en comparación con el dueto de los Blazers a largo plazo.

Dicho lo anterior, el destino de las series de playoffs es frecuentemente impuesto por los enfrentamientos y que algunos jugadores estrella brillen en lo individual. Si bien los Nuggets vencieron en el Juego 1 y tienen un dueto con el cual es más fácil armar un equipo, los Trail Blazers aún cuentan con todas las oportunidades de aprovechar las rachas encendidas de Lillard y McCollum hasta clasificar a las finales de la Conferencia del Oeste.