<
>

Bucks confían en 'arreglar' su puntería en Juego 5

play
La Noche del Monstruo: Doble doble en causa perdida (0:38)

El griego anotó 25 puntos, sumó 10 rebotes y agregó 5 asistencias, pero su aporte no fue suficiente ante los Raptors. (0:38)

TORONTO -- Se suponía que los tiros extra ayudarían.

Giannis Antetokounmpo, Eric Bledsoe y Khris Middleton fueron las últimas personas en la duela de la Scotiabank Arena en la práctica de tiro matutina. El trío evadió a la prensa que bajó al centro de la cancha para hacer unos tiros libres extra y otros intentos de triples.

Luego de combinarse para el 23 por ciento de efectividad en el Juego 3, los tres jugadores estuvieron determinados a jugar mejor de lo que lo que lo hicieron el domingo y eso significaba tener más repeticiones en la práctica.

Se mejoró en algún sentido. Antetokounmpo terminó con 25 puntos, 13 más que en el Juego 3, pero no fue suficiente.

Los Bucks perdieron el Juego 4 de las Finales de la Conferencia del Este por 120-102 ante los Toronto Raptors y ahora, la serie vuelve a Milwaukee empatada 2-2.

“Simplemente nos desinflamos en el tercer periodo. Es algo en lo que podemos mejorar, que podemos arreglar”, aseguró Antetokounmpo.

Los Bucks estuvieron abajo por sólo un punto al medio tiempo, pero, el juego rápidamente se le vino encima a los Bucks.

Los problemas con los tiros que han afectado a Bledsoe toda la Postemporada continuaron en el Juego 4. En las dos primeras rondas de Playoffs, Beldsoe promedió 16 puntos por partido. Ante los Raptors, promedia 8.3.

“Para Bled, se trata solo de asegurarnos de que entienda que no estaríamos aquí sin él”, dijo Patt Connaughton a ESPN. “Todos se frustran consigo mismos cuando no juegan bien, porque sienten que decepcionan al equipo. (Eric) quiere jugar bien para sus compañeros”.

Bledsoe terminó con solo cinco puntos al acertar dos de siete disparos al aro. Terminó de 2-0 en intentos de triples y sólo jugó 20 minutos, menos que cualquier otro titular. Salió del vestidor antes que sus compañeros siquiera se bañaran. En su camino al autobús, no respondió preguntas y aseguró a las personas que lo veían que estaría bien.

El sistema de los Bucks está construido para soportar los baches en la efectividad de un jugador, pero Bledsoe está frustrado con cómo ha batallado para encontrar el aro.

“Le digo que se olvide de todo”, dijo Middleton a ESPN. “Es la única forma en que puedes jugar mejor, dejando de pensar tanto en eso”.

Malcolm Brogdon también batalló. Sólo acertó dos de 11 disparos y terminó con cuatro puntos. Hasta el martes, Brogdon no había anotado menos de 14 puntos en toda la serie.

“Fue una colección de cosas que salieron mal”, señaló Connaughton. “No pudimos con la adversidad de la forma en que normalmente lo hacemos”.

Tras el Juego 4, el vestidor de los Bucks estuvo muy silencioso. Ningún jugador habló con otro, ni siquiera un murmuro. El sonido más fuerte era el del ventilador en el techo y el de la alarma en el celular de Antetokounmpo para notificarle que era momento de quitarse las bolsas de hielo.

“La serie está empatada. No es el fin del mundo. Sé que el Juego 5 va a ser una pelea de perros”, sentenció Middleton.