<
>

Ganar o ganar: Warriors enfrentan su segundo partido de eliminación

play
Alrededor de la NBA: ¿Forzará Golden State al séptimo juego? (1:07)

Desde que Steve Kerr está a cargo, el equipo nunca ha perdido tres partidos consecutivos en una temporada. (1:07)

OAKLAND – Si alguna vez los Golden State Warriors necesitaron de Stephen Curry y de Klay Thompson, eso será un juego de niños comparado con la urgencia que tienen de que ambos jueguen este jueves el partido de su vida.

Los Warriors enfrentan su segundo partido de eliminación frente a los Raptors en el Oracle Arena, después del drama que se vivió para su sobrevivencia en Toronto el pasado lunes, cuando Kevin Durant se fracturó el tendón de Aquiles, antes de ganar en el último segundo.

Curry y Thompson se pusieron el overol como nunca. Jugaron ofensa y defensa ejemplificando su carrera, como súper estrellas, ante la carencia de mayor acompañamiento, en especial defensivo.

“Sólo tenemos que salir a jugar y pensar en este partido, nada más”, dijo Thompson. “Hemos jugado juntos por años. Sabemos qué esperar unos de otros. Hay otros como Draymond (Green) que tal vez no se noten en las estadísticas pero sacrifican su cuerpo, ponen buenas pantallas, para que nosotros podamos tirar al aro”.

“A esto se le llama química”, agregó. “Del lado defensivo, creo que es en realidad donde ganamos el juego. Draymond y Andre (Iguodala) hicieron grandes lecturas, ambos son de los mejores defensivos del planeta”.

Green tampoco es que haya tenido una de sus mejores Finales de las cinco que ha disputado junto a Curry, Thompson y compañía.

En el partido más reciente, parecía dudar al momento de ir a la canasta; perdió balones importantes y, comenzó temprano a meterse en problemas de faltas. No puede cometer una falta técnica más o quedará fuera en caso de un séptimo partido.

Cierto que anotó 10 puntos e igual número de rebotes, además de ocho asistencias. Pero a la distancia parecería que su presencia ha sido menos trascendente que en años anteriores.

“Aquí ya sólo importa ganar el partido”, dijo Green. “Hay que poner todo, sacrificarse. Dejar las emociones en casa y sólo usarlas como motivación. Sólo se trata de ayudar a ganar. Ya es demasiada motivación tratar de llevar esto a un Juego 7 y ganar otro campeonato como sea. No importa quiénes sean los que brillen en las estadísticas”.

La situación es complicada para los bicampeones de la NBA. Están abajo 3-2 en Las Finales antes del Juego 6 en casa, donde han perdido tres juegos consecutivos frente a los Toronto Raptors, incluyendo el tercero y cuarto partidos de esta serie y cada una de esas derrotas ha sido por diferencia de doble dígito.

En estos playoffs, sin Durant en la duela, Curry ha tenido que trabajar más y ha respondido. Ha anotado 10 puntos más sin Durant en un promedio de 36 minutos, de acuerdo a ESPN Stats.

Curry promedia 28.1 puntos en 10 partidos de eliminación en su carrera y en el Juego 5 se convirtió en el sexto basquetbolista con al menos 10 partidos de Finales con 30 puntos o más.

El lunes, Curry y Thompson se combinaron para su juego número 16 de postemporada, seis en Finales, con al menos 25 puntos cada uno.

A pesar de su tirón en la pierna izquierda, Thompson suma 13 triples en los anteriores dos encuentros, la segunda mayor cantidad en dos partidos en la historia de Las Finales, sólo atrás de los 14 que logró el año pasado en ese periodo de tiempo su compañero Curry.

Thompson promedió 38 puntos las dos últimas ocasiones que enfrentó eliminación en Juego 6, las finales de Conferencia Oeste contra el Thunder y el año pasado contra los Rockets.

“Este es el partido que cuenta, sólo este”, dijo Thompson. “Espero que salgamos a jugar tan fuerte como podamos. Sin siquiera pensar en el futuro. Sólo pensando en disfrutar el último y darles el último show en el Oracle a nuestros fans”.