<
>

Harden anota 60 puntos en sólo tres cuartos

play
James Harden y Russell Westbrook se combinan para el alley-oop (0:17)

NBA: Atlanta Hawks vs. Houston Rockets (0:17)

James Harden anotó 60 puntos en sólo tres cuartos y los Houston Rockets le propinaron a los luchadores Atlanta Hawks su décima derrota consecutiva al vencerlos 158-111.

Harden se une a Klay Thompson y Kobe Bryant como los únicos jugadores en alcanzar 60 puntos en solo tres cuartos.

'La Barba' salió de la duela con los Rockets arriba 127-73 al final del tercero, habiendo marcado 16 de 24 desde el campo, 8 de 14 desde el rango de tres puntos y 20 de 23 en la línea de tiros libres en sólo 31 minutos. También registró 8 asistencias.

Sus 24 intentos de tiro son los más bajos en un juego de 60 puntos en la historia de la NBA.

Fue el cuarto juego de 60 puntos en su carrera, empatándo a Michael Jordan en el tercer lugar en la historia de la NBA, solo detrás de Bryant (seis) y Wilt Chamberlain (32). Harden es el único jugador activo que ha anotado 60 puntos más de una vez.

A los Rockets les faltron los titulares Clint Capela y Danuel House debido a enfermedades, pero aún así no tuvieron problemas para manejar un equipo de Atlanta que no ha ganado desde el 12 de noviembre.

Los Rockets alcanzaron una ventaja de 14-5 y la habían ampliado 81-52 al medio tiempo con 31 puntos de Harden para su tercera primera mitad de 80 (Rockets) puntos en la historia de la franquicia.

Pero a pesar de lo bueno que fue Harden en los primeros dos cuartos, no fue nada comparado con la forma en que dominó en el tercero.

Houston subió 83-56 al principio del período antes de anotar todos los puntos del equipo en una carrera de 18-3 que lo puso 101-59 en el marcador con 7 minutos restantes en el período.

Harden hizo tres triples y recibió faltas en intentos de 3 puntos otras tres veces en ese cuarto. Tuvo ocho asistencias, tres rebotes, tres robos y bloqueó un tiro para acompañar su esfuerzo de 60 unidades.

Después del tercer cuarto, Harden estaba sentado en el banco con una toalla sobre los hombros cuando se le mostró en el tablero de video con una nota que decía que le faltaban dos puntos para establecer su carrera más alta. Harden miró la pantalla, leyó la nota y la señaló al tiempo que abría la boca como si dijera: "Estuve tan cerca", antes de sonreír ampliamente.

Hubo algunos cánticos de: "¡Harden!, ¡Harden!", a mediados del cuarto cuarto de parte de algunos fanáticos que esperaban ver al guardia volver al juego para hacer historia con los Rockets. Pero el entrenador Mike D'Antoni mantuvo a la superestrella barbuda en el banco ya con el juego en la bolsa.