<
>

Los 20 momentos inolvidables de Manu Ginóbili

Steve Kerr vio la magia de Manu Ginóbili desde el principio.

"Jugué con Manu en su año de novato y se podía ver la alegría, el deseo competitivo y la pasión todos los días", dijo el ex base de los San Antonio Spurs y actual entrenador de los Golden State Warriors.

"(El ex Spurs) Sean Elliot tenía la mejor frase sobre Manu cuando ataca por la llave. Dijo que parece una ardilla corriendo por el tráfico tratando de esquivar los autos. Él va de esta manera y no puedes quedarte frente a él. Luego explota en el aro".

Revivamos en orden cronológico 20 de los momentos más memorables que Ginóbili le ha dado al mundo del baloncesto.

1. Día del draft: 30 de junio de 1999

El gerente general de los Spurs, R.C. Buford, primero detectó a Ginóbili en 1997 en Australia en el Mundial sub 22. Buford nunca había oído hablar del escolta argentino.

"Era como un potro salvaje", le dijo Buford a Zach Lowe, de ESPN. "Simplemente hacía locuras. Algunas tenían sentido, otras no".

En junio de 1999, Ginóbili revisó los simuladores del draft y en "ninguno de ellos me veía", recordó en 2012 durante una sesión de preguntas y respuestas en Reddit. Así que Ginóbili, quien estaba en el equipo nacional de Argentina preparándose para un juego en un lugar tan remoto como la amazona brasileña y que solo era accesible por avión o por barco "se olvidó de todo" en la noche del draft y se fue a dormir.

Tras ganar su primer título de la NBA solo unos días antes, San Antonio seleccionó a Ginóbili en el número 57 en una clase de Draft que produjo nueve estrellas de la NBA y tres ganadores del premio Sexto Hombre (Ginóbili, Jason Terry y Lamar Odom).

"Alguien me despertó a mitad de la noche para decirme lo que había pasado", dijo Ginóbili al San Antonio Express-News en 2013. "Dije: 'son los campeones defensores de la NBA. ¿Seguro?'. No tenía idea de que incluso me estaban mirando. Estaba emocionado, por supuesto. Por otra parte, por el lugar 57, sabía que las posibilidades de jugar no eran buenas".

2. Duelo contra Kobe Bryant el 6 de noviembre de 2003

Ginóbili pasó tres temporadas en Europa antes de una sólida campaña de novato en 2002-2003 (cuando los Spurs nuevamente ganaron el título), pero él mostró que era realmente una estrella en ciernes en el segundo año con los Spurs.

Con el actual JMV, Tim Duncan, y el base Tony Parker, fuera por lesiones, Ginóbili cargó con el equipo de Spurs en el duelo contra Los Angeles Lakers, y anotó 33 puntos, en lo que en ese momento fue el máximo de su carrera. Además. tomó 12 rebotes y entregó siete asistencias. Desafortunadamente para él, Kobe Bryant fue simplemente mejor (37 puntos) para darle el triunfo a los Lakers.

Bryant eclipsó a Ginóbili con 10 puntos en el último cuarto, pero esta contienda fue la fiesta de presentación del argentino en la mejor liga del mundo.

3. Tiro ganador contra Serbia en los Juegos Olímpicos: 15 de agosto de 2004

No todos los grandes momentos de Ginóbili ocurrieron con el uniforme de los Spurs. En esta ocasión, Manu lanzó un tiro apenas una fracción de segundo ante de la bocina para darle a Argentina la victoria 83-82 ante Serbia-Montenegro en el día inaugural de los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004.

Previamente, Ginóbili anotó con 16 segundos por jugarse y volvió a convertir para empatar el marcador a 81. Dejan Tomasevic luego le sacó una falta a Fabricio Oberto con 3.8 segundos en el reloj y logró anotar uno de los dos tiros libres para poner a Serbia y Montenegro arriba por un punto.

Argentina rápidamente salió del fondo con el base Alejandro Montecchia, quien encontró a Ginóbili con un pase cruzado a la altura de la línea de tiros libres. Ginóbili levitó y se inclinó hacia uno de sus tiros más memorables, para luego rodar sobre el parquet y recibir una montaña de abrazos de sus compañeros. "Fue casi imposible", dijo Ginóbili en ese momento. "Una vez que salió de mi mano, sabía que el tiro era bueno. Fue algo muy especial".

4. Victoria de Argentina sobre el Team USA: el 27 de agosto de 2004

Menos de dos semanas después del tiro sobre la chicharra de Ginóbili ante Serbia y Montenegro, Manu lideró a Argentina con 29 puntos para vencer a Estados Unidos 89-81 en las semifinales de los Juegos Olímpicos. Fue la primera vez desde 1988 que la medalla de oro olímpica en el baloncesto masculino no quedaría en manos de Estados Unidos. Un día después, Ginóbili lideraría a Argentina al oro.

Los estadounidenses armaron apresuradamente un equipo encabezados por Duncan, compañero de Ginóbili en los Spurs, y otras estrellas de la talla de Allen Iverson, LeBron James y Stephon Marbury. Muchos jugadores destacados, incluidos Ray Allen, Shaquille O'Neal, Jason Kidd y Kevin Garnett, no participaron en los Juegos de 2004.

"En 1992 los Estados Unidos tenían a los mejores jugadores", dijo Ginóbili después de ganar en la semifinal. "Aquí también son grandes jugadores pero son jóvenes y nunca jugaron internacionalmente. Por lo tanto, con diferentes reglas, el juego es completamente distinto. El resto del mundo está mejorando y Estados Unidos no está trayendo a sus mejores exponentes".

5. 48 puntos ante Suns, máximo de carrera: 21 de enero 2005

Ginóbili la volcó sobre Quentin Richardson con su mano hábil en la primera jugada, para marcar el tono de lo que pudo haber sido la mejor actuación del argentino con el uniforme de los Spurs. En el momento de la álgida rivalidad de los Spurs con los Suns de Mike D'Antoni y Steve Nash en 2005, Ginóbili logró 48 puntos -su mejor marca personal- para liderar un regreso en el que su equipo se recuperó de una desventaja de 17 puntos en el último cuarto para lograr una victoria 128-123 en tiempo extra.

"Nunca he tenido un juego como este", dijo Ginóbili.

Manu jugó con dos cuádriceps lastimados e incluso tuvo que abandonar el juego antes del cierre. Salió cojeando fuera de la cancha después de que le pisaran el tobillo izquierdo.

Con San Antonio perdiendo 88-71 en el inicio del último cuarto, el entrenador Gregg Popovich utilizó una alineación pequeña alrededor de Duncan con Ginóbili, Brent Barry, Devin Brown y Beno Udrih. Ginóbili acertó 16 de 22 intentos durante el juego y encestó todos sus tiros libre a excepción de uno. Fue muy importante, dado que Parker hizo sólo 1-9 y Bruce Bowen 0-7.

La actuación de 48 puntos marcó una de las grandes noches para Ginóbili durante la campaña 2004-2005, en la que fue nombrado All-Star.

6. Finales de la NBA: junio de 2005

En 2005, San Antonio conquistó su tercer título en siete campañas y el primero sin David Robinson. Aunque Ginóbili no lo hizo bien en los Juegos 3 y 4 de la serie, anotó 23 puntos, incluidos 11 en el último cuarto, en el Juego 7 de la llave.

"Recuerdo ver esas Finales en 2005 ante los Detroit Pistons", dijo Pau Gasol, leyenda española de la NBA. "Manu llevó mucho adelante a ese equipo. Recuerdo haber visto el Juego 7. Manu marcó la diferencia en ese partido y eso es lo que hace. Trae esa competitividad, esa agresividad diferente a cada juego".

Duncan terminó ganando el JMV en las Finales, pero el asistente de los Spurs, Mike Budenholzer y Buford creyeron que Ginóbili debería haber sido co-JMV, o haberse llevado el premio por completo. Ginóbili promedió 18.7 puntos y cuatro asistencias en esa serie, y San Antonio confiaba en él a menudo en el momento crucial.

"Manu es increíble", dijo Duncan después del Juego 7. "No creo que hayamos arañado la superficie sin él. Él simplemente juega con abandono imprudente. No le importa el momento ni la situación. Él seguirá creciendo y vamos a seguir creciendo a su alrededor".

7. Clavada sobre Yao Ming

Con 4:31 por jugar, Ginóbili interceptó un pase de Yao Ming, se fue por la línea y completó con una volcada a dos manos sobre el centro de 7'6 pies (2.29 metros) de los Rockets.

Yao tendría la última palabra en el juego, produciendo 28 puntos y 13 rebotes en el triunfo de Houston ante San Antonio 89-81, pero Ginobili anotó un máximo de equipo de 23 puntos para los Spurs.

8. Duelo vs. LeBron: 13 de febrero de 2008

LeBron James anotó 39 puntos, incluidos 18 en el último cuarto, pero pese a tamaña producción el Rey también tendría que rendir homenaje al argentino después de este encuentro.

Ginóbili abrumó a Cleveland con un máximo personal de ocho triples para un total de 46 puntos, su mejor marca de la temporada, en el triunfo de Spurs por 112-105. San Antonio comenzó el cuarto segmento perdiendo por cuatro, pero Ginóbili borró esa desventaja al convertir 4-4 desde larga distancia mientras anotaba 18 puntos en último periodo.

"Fue increíble", dijo James. "No hay nada que puedas hacer cuando un tipo se calienta así. Convirtió triples de un paso atrás. Convirtió triples saliendo del dribble. Fue una gran actuación de Manu".

El entonces entrenador de los Cavaliers, Mike Brown, dijo: "Manu Ginóbili es un chico malo".

9. Tiro ganador contra los Wolves: 21 de febrero de 2008

Con una penetración veloz y un dribble por su espalda, Ginóbili se elevó sobre Randy Foye en el poste alto, con 6.2 segundos por jugar, para alcanzar una victoria 100-99.

Ginóbili produjo 44 puntos, incluidos 19 en el segundo parcial, durante una secuencia en la que conectó seis triples consecutivos en los últimos 6:33 del cuarto.

A la manera típica de Ginóbili, describió al tiro ganador de 17 pies como algo "afortunado".

"Siempre trato de llegar al aro, pero Foye se apoderó me cubrió bastante bien mi mano izquierda, y mi contraataque estuvo entonces con la derecha", dijo Ginóbili. "Tuve suerte, hice un buen tiro y entró. Sentí que quería tomar cada tiro porque iban a entrar. Creo que hice cinco seguidos, y la mayoría de ellos no fueron abiertos. Quería la pelota en mis manos porque me sentía con confianza".

10. Tiro ganador vs. Suns en Juego 1 de los playoffs de 2008: 19 de abril de 2008

Duncan anotó 40 puntos y agregó 15 rebotes en el triunfo por doble tiempo extra 117-115 de San Antonio sobre los Suns en el Juego 1 de su serie de primera ronda, pero el tiro en penetración de Ginóbili con 1.8 segundos selló el choque en un clásico instantáneo.

"Se siente como un juego de finales", dijo Duncan después. "Es el primer juego de la primera serie".

Ginóbili anotó 24 puntos en una fea noche de 10-24 en tiros de campo, pero el tiro ganador del juego personificó su esencia: incluso si tiene problemas en el transcurso de un partido, tiene una tendencia a brillar cuando la situación se calienta.

Los Spurs confiaron en dos triples, uno de Michael Finley y otro de Duncan, para forzar los períodos de prórroga. Con el marcador empatado a 115, Ginóbili superó a Raja Bell para colocar el lanzamiento ganador.

11. Premio ganador del Sexto Hombre: 21 de abril de 2008

Ginóbili hizo su primera aparición en el Juego de Estrellas en 2005, presentando un dilema para los Spurs. A la mitad de la temporada 2006-07, el equipo estuvo de acuerdo en que los Spurs eran un mejor equipo con Ginóbili saliendo de la banca, considerando que era casi imposible la convivencia conjunta entre él, Duncan y Parker al mismo tiempo.

Popovich presentó la idea a Ginóbili en enero de 2007, listo para tomar la ruta de la deferencia ya que el escolta había ganado mucho para ese entonces.

"No creo que hubiese admitido esto, ni siquiera a mi personal", le dijo Popovich a Zach Lowe de ESPN. "Pero si Manu decidía que no estaba bien con eso, iba a ser titular. Lo que sea que dijera, lo haría. Se lo merecía".

A pesar de un deseo ardiente de jugar en el quinteto titular, Ginobili eligió el mejor interés del equipo. Su aceptación de un papel menor fue importante para establecer la cultura actual de San Antonio.

"Jugó un papel tan importante como Tim en la construcción de nuestra cultura", dijo Buford. "Cuando Manu Ginóbili sale de la banca, es difícil para alguien quejarse de por qué no está comenzando. Miren a ese tipo, luego háblenme".

Duncan agregó: "No se puede hablar m... Estableció un precedente".

Ginóbili fue recompensado por su sacrificio en 2008. Cuando la liga honró a Ginóbili con el Premio al Mejor Sexto Hombre, Popovich bromeó acerca de dónde podría mantener el premio Ginóbili.

"Probablemente quiera tomarlo y metérmelo por el trasero", bromeó Popovich.

12. El juego del murciélago: 31 de octubre de 2009

Era Halloween, e incluso Popovich reconoció: "Llamarías mentiroso a alguien si te contaran esa historia".

Con 45.2 segundos restantes en el primer cuarto de una eventual victoria 113-94 sobre Sacramento, un murciélago voló alrededor del AT&T Center, poniendo a correr a los jugadores. Cuando el murciélago se abalanzó sobre Kevin Martin, que acababa de intentar un triple, Ginóbili se inclinó levemente hacia su izquierda, luego se levantó rápidamente para golpear al murciélago en el aire con su mano izquierda.

Con despreocupación, Ginóbili recogió el mamífero volador, lo tomó con la mano izquierda y se acercó a un asistente del estadio cuando el jefe de los terapeutas, Will Sevening, corrió a la cancha para rociar desinfectante de manos en las palmas del escolta.

Lamentablemente para Ginóbili esto no fue el final del drama. Los oficiales en la arena perdieron la pista del murciélago, por lo que Ginóbili se vio obligado por precaución a someterse a una ronda de 16 inyecciones contra la rabia.

Como se esperaba, Ginóbili adoptó un enfoque humorístico al describir el episodio.

"Es solo un ratón con alas", dijo en ese momento. "Cuando ya no puedes saltar para volcarla, tienes que encontrar la forma de salir en las noticias. Así que eso es lo que hice. Agarré un murciélago. No pensé que fuera un gran problema. Me voy a retirar pronto. Si alguien tiene un problema de plagas ...".

13. Tiro ganador en el Juego 1 de semifinales del Oeste: 6 de mayo de 2013

Sentado en el vestuario, luchando contra un virus estomacal, Duncan vio cómo San Antonio se recuperaba de una desventaja de 16 puntos en los últimos cuatro minutos de tiempo regular. Regresó a la cancha en el suplementario para tener un asiento en la primera fila y así poder ver el triple de Ginóbili, con 1.2 segundos en el segundo overtime.

Golden State lideraba 127-126 con 3.4 segundos. En una jugada de saque, Kawhi Leonard le hizo un pase de un lado a otro a Ginobili, quien se había desmarcado de su hombre después de colocar una pantalla para Parker. Ginóbili anotó el tiro para ganar 129-127 con Kent Bazemore lanzándose irremediablemente sobre Ginóbili para intentar taparlo.

Hasta ese preciso momento, los equipos en desventaja de 16 puntos o más en los últimos cuatro minutos tenían un récord de 0-392, según Elias Sports Bureau. Además, Ginóbili había errado sus siete tiros previos antes de anotar el decisivo.

"Estaba abierto, así que no tenía otra opción", dijo Ginobili a David Aldridge de TNT inmediatamente después del juego. "Si hubiera podido pensarlo y hacer algo más, podría haberlo hecho. Fue solo el segundo tiro que anoté en todo el día. Sin embargo, fue en un buen momento".

Ginóbili realmente terminó con 5 de 20, dejando a Popovich con emociones encontradas. Justo antes de que Ginóbili marcara el lanzamiento decisivo, forzó un tiro de 27 pies, con marca encima, con 44 segundos por jugar. San Antonio lideraba, para ese entonces, por tres unidades de ventaja.

"Pasé de querer sacarlo de la cancha a querer prepararle el desayuno mañana", dijo Popovich.

14. Volcada sobre Bosh en las Finales de 2014: 15 de junio de 2014

Los expertos se preguntaron si Ginóbili, de 36 años, estaba acabado después de una derrota emocionalmente agotadora en las Finales de la NBA de 2013.

Pero con 2:47 restantes en el segundo cuarto del Juego 5 de las Finales de 2014, Ginóbili entregó uno de sus momentos más triunfantes de la postemporada con una volcada increíble sobre Chris Bosh. Los médicos del equipo revelaron un mes después que Ginóbili había estado jugando con una fractura por estrés en su pierna.

"La última vez que intenté [volcar el balón], Caron Butler me bloqueó feo contra OKC, y mis compañeros de equipo se burlaron de mí", dijo Ginóbili. "En realidad me hicieron prometer que no volvería a intentarlo, y dije: 'Sí, no intentaré eso otra vez'. Pero en el fragor de la batalla, con la adrenalina y la situación, realmente, no sé lo que pasó".

La volcada se produjo después de que Duncan recuperara un rebote defensivo tras un intento de triple fallido de Bosh y le pasara el balón a Ginóbili justo cuando cruzaba la mitad de la cancha. Ginóbili evadió a Udonis Haslem y chocó contra Ray Allen con su hombro derecho antes de levantarse para la volcada.

"Fui duro y una vez que estuve en el aire, sentí que tenía una oportunidad e intenté", dijo Ginóbili. "Creo que ayudó al equipo, también, a animarse".

15. Tomar (o perder) una por el equipo: 3 de febrero, 2016

Sus compañeros pueden bromear y reírse sobre ese calvario hoy en día, pero en aquél entonces no era tema para la hilaridad.

Faltando 2:26 para jugar durante una victoria ante los New Orleans Pelicans, Ginóbili sufrió una lesión testicular bajo el aro cuando la rodilla derecha de Ryan Anderson impactó al veterano en su ingle mientras éste viraba. El ex alero de los Pelicans fue sancionado por una falta ofensiva en la jugada.

Inmediatamente, Ginóbili cayó al piso y luego volvió a colapsar en múltiples ocasiones, mientras los trainers del equipo y Duncan intentaban asistirle en dirección al vestuario.

La lesión requirió de cirugía y la extracción del testículo derecho de Ginóbili.

"Tuvo que sacrificar esa parte de su cuerpo por su organización", dijo Green.

Ginóbili, siempre dispuesto a bromear sobre sí mismo, tomó la experiencia con gracia. En su primera entrevista luego de sufrir la lesión, con la emisora WOAI en San Antonio, se le preguntó al argentino si había escuchado la frase: "Daría mi... izquierdo", antes de interrumpir.

"Di mi derecho", dijo Ginóbili, entre risas. "Lo di todo. Lo di todo. Di mi testículo derecho por los Spurs. Lo puedo decir. Lo puedo decir de verdad. Es cierto".

16. Volcada con la derecha, Juego 5 de las semifinales del Oeste: 9 de mayo, 2017

Ni siquiera fue la mejor jugada de Ginóbili en el triunfo de San Antonio 110-107 sobre los Rockets en tiempo extra del quinto juego de las semifinales de la Conferencia del Oeste. Ese momento se produciría después.

Sin embargo, en esa jugada, Ginóbili tomó el balón faltando 2:02 en la primera mitad antes de correr hacia el aro, donde el zurdo se levantó de forma peculiar tomando impulso con su pie derecho para así volcar la con la mano derecha por encima de Anderson, con la asistencia de Jonathon Simmons. Esa volcada fue la tercera de Ginóbili desde el comienzo de la temporada y la primera en el año calendario 2017.

"Una volcada con la derecha contra alguien cuenta como tres volcadas para él", bromeó LaMarcus Aldridge.

Green agregó: "No sé si vieron esa volcada con el pie equivocado y la mano derecha, pero es digna para los récords. Desde ese momento, sabía que él estaba concentrado. Sabía que iba a aportarnos algo de buena energía".

17. Bloqueo contra Harden para sellar el Juego 5: 9 de mayo, 2017

Hacer esa volcada con la mano y pie derecho fue una jugada destacada de la primera mitad para Ginóbili. Sin embargo, logró superarla con una jugada que definió el destino del encuentro: Ginóbili saltó desde atrás y bloqueó el intento final de James Harden por conseguir un empate en el Juego 5 y así preservar el triunfo de los Spurs.

"Sé bien desde donde se producen sus tiros y él se dirigió hacia mí", dijo Ginóbili con respecto a la última jugada del encuentro. "Por ello, intenté fastidiarle lo más que pude, y vi que estaba muy cerca del balón. Por eso, fui hacia él. Pero era algo muy arriesgado; fue una jugada muy arriesgada. Pero también dejarle encestar conllevaba mucho riesgo. Así que decidí asumirlo".

Ginóbili bloqueó el intento de Harden a 25 pies de distancia, faltando solamente 0.3 segundos en el tiempo extra. Hasta ese momento, no había logrado contener un intento de triple en más de un año (contra Kyrie Irving el 14 de enero de 2016) y no había obstruido un intento de larga distancia en postemporada en más de cinco años (Alec Burks el 5 de mayo de 2012). Esta jugada fue la primera ocasión en la cual Ginóbili bloqueó un disparo de Harden.

18. Ovación en el Juego 4 de las Finales del Oeste: 22 de mayo, 2017

Ginóbili detesta recordar este momento, describiéndolo como "súper incómodo" porque sentía que "se estaba retirando", a pesar de que no había hecho un anuncio de ese tipo.

Sin embargo, a medida que pasaban los segundos en la derrota de San Antonio 129-115 a manos de los Warriors, que les representó la eliminación, los aficionados que quedaban en el AT&T Center se pusieron de pie, ondearon toallas de los Spurs y cantaron "Manu, Manu, Manu" mientras Ginóbili abandonaba la cancha con una ovación de pie, faltando 2:25 en el cronómetro.

"No quería darle reconocimiento. No quería ignorarlo", dijo Ginóbili recientemente. "Quería darles las gracias. Pero si empezaba a agradecerles y comenzaba a hacer así (hace gesto de saludar a la multitud), se sentía como si estuviera diciendo... No sabía como reaccionar. Por supuesto que lo aprecié. Todo esto, espero, no vuelva a ocurrir. Con toda seguridad, fue muy incómodo".

Antes de comenzar el partido, Popovich le informó a Ginóbili que sería titular en postemporada por primera vez desde 2013. Si iba a ser el último encuentro en la carrera de Ginóbili, Popovich quería asegurarse de rendirle tributo.

"Hoy fue titular como una señal de respeto", expresó Popovich. "Esas fueron todas las razones para colocarlo como titular. Antes del encuentro, piensas que bien podría o no ser el último partido que juegue y no quería perder la oportunidad de rendirle homenaje en frente a nuestra afición en casa, por la abnegación mostrada por él durante estos años".

A pesar de la derrota tan desigual, los aficionados de los Spurs siguieron cantando "Manu" a medida que Ginóbili se apartaba de la cancha y metía en el túnel que conduce al vestuario.

19. El pase para triple: 2 de enero, 2018

Hasta los accidentes de Ginóbili funcionan bien, dejando a sus compañeros y a un Popovich con rostro colorado muertos de risa. Eso fue lo que se pudo percibir durante un triunfo 100-91 sobre los New York Knicks en la pasada campaña, con un intento de Ginóbili de pasar a Aldridge terminando en el cilindro y engañando a todos en la arena.

"No vi (el balón meterse en el aro), siendo totalmente honesto", dijo Popovich. "Luego, todos empezaron a agarrarme y a decirme que el balón ingresó. Dije: '¡Sí, el balón cruzó el aro!' Empecé a actuar como si estaba consciente de lo ocurrido".

Fue un momento de necesaria hilaridad para Popovich, pero Ginóbili no estaba contento al inicio, porque los árbitros no habían tomado en cuenta la anotación en primera instancia. De hecho, algunos jugadores dentro de la cancha ni siquiera habían visto que el intento de pase de Ginóbili terminó en una conversión por sí misma.

Michael Beasley pensó que había logrado un rebote tras un tiro fallido de Ginóbili.

No fue así.

A medida que transcurría la acción, Beasley botó el balón sin saber que el triple debía ser contado, mientras Ginóbili y varios jugadores de los Spurs buscaban de forma frenética captar la atención de los jueces.

"Me volví loco porque, una vez que hacés tiro así, querés que cuente", dijo Ginóbili.

Eventualmente, los árbitros detuvieron la acción y sentenciaron de forma incorrecta que el tiro de Ginóbili valía dos puntos. Otra revisión al final del tercer periodo condujo al dictamen correcto.

20. Finalista del premio Magic Johnson: Abril, 2018

A pesar de todos los premios obtenidos por Ginóbili, como campeonatos, medallas de oro, un Premio al Mejor Sexto Hombre y dos apariciones en Juegos de Estrellas, quizás el reconocimiento más merecido por el argentino es el Premio Magic Johnson, otorgado por la Asociación de Escritores del Baloncesto Profesional (PBWA, por sus siglas en inglés).

Ginobili fue designado finalista para el premio en su versión 2018 en abril, aunque DeMar DeRozan fue anunciado en junio pasado como ganador.

La PBWA describe al galardonado con el premio anual como "el jugador que mejor combina la excelencia en la cancha de baloncesto con la cooperación y dignidad a la hora de tratar con los medios de comunicación y el público". Ginóbili es la personificación de ello, aunque el premio le ha sido esquivo.

Luego de cualquier partido, gane o pierda, Ginóbili pacientemente comparece frente a las cámaras para ser entrevistado tanto en inglés como en español. Durante una aparición ante los medios en la primera ronda de los Playoffs de 2018, Ginóbili concedió entrevistas en italiano, inglés y español.

De lejos, Ginóbili es el jugador más accesible a los medios de los Spurs. Se le preguntó si la responsabilidad de tener que lidiar con los reporteros influiría en su decisión de jugar otra temporada o no.

"Es una gran pregunta", dijo Ginóbili, sonriente. "Responder a las preguntas no es lo que más me atrae a volver para jugar en otra campaña. Aunque, después de tantos años, te acostumbrás a ello. Aprendés a divertirte con eso".

Pero, Manu, te gusta hablar con los medios, ¿cierto?

"Por supuesto que sí", dijo Ginóbili. "Vos lo sabés".