<
>

Ray Allen, Kyrie Irving, Magic Johnson, Michael Jordan y los mejores tiros finales en la historia de la NBA

play
El triple en el clutch de Ray Allen para el Heat en el Juego 6 (0:52)

El 18 de junio de 2013, Ray Allen encestó un triple de la esquina para enviar al Heat a tiempo extra contra los Spurs en el Juego 6 de las Finales de la NBA. En el TS, Chris Bosh bloquea el intento de disparo de último segundo de Danny Green. (0:52)

Nota del editor: Esta historia se publicó originalmente el 8 de abril. Este jueves 18 de junio se cumple el 7mo aniversario del tiro de Ray Allen en el Juego 6 de las Finales de la NBA de 2013.

La parte más grandiosa de la NBA, las Finales, han sido escenario de los mejores tiros en la historia de la liga. Encuestamos a nuestros expertos sobre los mejores candidatos de un grupo de momentos inolvidables, y cuatro tiros legendarias se destacaron por encima del resto. Lea todo sobre aquellos momentos, luego vote por cuál es el mejor entre los mejores.

play
0:25

Kyrie encesta el triple ganador del Juego 7 en la cara de Curry

Kyrie Irving, con Stephen Curry defendiéndolo de cerca, encesta el triple con menos de un minuto por jugar que resulta ser el tiro ganador del Juego 7.

Kyrie Irving: Finales NBA 2016, Juego 7

A medida que el reloj de partido se aceleró en el último minuto del Juego 7 de las Finales de la NBA 2016, los Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors iban empatados a 89 puntos. El puntaje total de la serie hasta ese punto también estaba empatado, 699-699. Después de que una pantalla de JR Smith forzó un cambio defensivo, Irving se encontró con el balón en sus manos en el extremo derecho frente al MVP de la liga, Stephen Curry.

Como uno de los mejores manejadores del balón, Irving se metió en su estilo. Regateando con su mano derecha, Irving usó una finta de escape de adentro hacia afuera para configurar su triple hasta la red con 53 segundos restantes.

Curry perdió ante Kevin Love en la posesión, y los Cavs alcanzaban su primer título en la historia de la franquicia.

Irving, que tenía solo 24 años en ese momento, fue el responsable de romper una sequía de 52 años para Cleveland. El hecho de que en el triple de Irving se enfrentó a uno de los mejores tiradores de tres puntos de todos los tiempos, jugando en una arena donde los Warriors habían perdido solo tres juegos en toda la temporada, para completar el primer regreso después de caer 1-3 en las Finales de la NBA, hizo aún más dulce este momento.

Irving ha tenido sus desafíos con las lesiones y ha recalado en Boston y Brooklyn desde entonces, pero ese disparo resonará fuerte y claro en Cleveland para siempre.

- Dave McMenamin

Ray Allen: Finales NBA 2013 Juego 6

Antes de considerar la majestuosidad del disparo de Allen, es bueno señalar dos momentos que lo configuraron, uno increíble y el otro sublime. El primero llegó unos 15 segundos antes, justo antes de que LeBron James hiciera un triple para reducir la ventaja de los Spurs a dos. Boris Diaw y Kawhi Leonard tuvieron rebote de fuego que perdieron y que le dio a James una segunda oportunidad después de un yerro. Es sorprendente que ni Diaw ni Leonard hayan perdido el balón. Ver la repetición cuadro por cuadro es asombroso. Hay tres manos de los Spurs allí, dos de ellas Leonard, algunas de las manos más grandes que el mundo de la NBA haya visto. De alguna manera ninguno de ellos asegura el balón. Es un rebote de 99 de 100, se acabó el campeonato. Olvídate de los tiros libres perdidos, ese es el momento más difícil de superar para los Spurs.

El segundo momento es el pase de Chris Bosh. La gente recuerda su rebote, que fue feroz. Pero el pase, con retroceso, diagonal y en la posición de disparo perfecta para el blanco en movimiento Allen, hizo que la sinfonía del movimiento funcionara.

En cuanto al disparo en sí, es el disparo más icónico del tirador de tres puntos más importante en la historia de la liga. Allen nació para hacer ese tiro, no solo porque era uno de tres sino porque era un producto de la memoria muscular de la repetición. Parte de su rutina de práctica fue retroceder de la posición de rebote a la esquina después de un rebote ofensivo. Lo hizo una y otra vez durante años. Sabía que hasta la línea de tres puntos había seis pasos. No tenía que mirar hacia abajo, no tenía que medir. Ya hacía mucho tiempo que había hecho el trabajo.

- Brian Windhorst

Michael Jordan: Finales NBA 1998 Juego 6

Las apuestas históricas para los Chicago Bulls se establecieron mucho antes del Juego 6 de las Finales de la NBA de 1998. Phil Jackson se estaba despidiendo como entrenador, la relación de Scottie Pippen con la organización se había debilitado y parecía posible, tal vez incluso probable, que Jordan anunciara un segundo retiro más permanente a los 35 años.

A lo largo de sus seis campeonatoa, los Bulls nunca se enfrentaron a un juego de eliminación de Finales, pero ahora era viable la posibilidad de un Juego 7 cuando un triple de John Stockton le dió a Utah una ventaja de 86-83 con 41 segundos restantes. Entonces Jordan se hizo cargo. Primero, después de un tiempo fuera, venció a Bryon Russell en el mano a mano una bandeja de dos puntos. En el otro extremo, Jordan sorprendió a Karl Malone para robarle el balón.

Con Chicago abajo, Jordan se aisló contra Russell y regateó el reloj en menos de 10 segundos antes de hacer su jugada. Condujo a la derecha, desequilibró a Russell y lo guió al suelo, o lo empujó, dependiendo de su perspectiva. Jordan se detuvo para el tiro de la ventaja, que salpicó la red con 5.2 segundos restantes.

"Quién sabe lo que pasará en los próximos meses", entonó el presentador de la NBC, Bob Costas, "pero esa puede haber sido el último tiro que Michael Jordan hará en la NBA".

No fue, por desgracia, pero fue el último tiro de Jordan en uniforme de los Bulls y, después de que Stockton falló un triple en el otro extremo, sirvió como una conclusión adecuada para la carrera dinástica de Chicago.

- Kevin Pelton

Magic Johnson: Finales NBA de 1987 Juego 4

Earvin 'Magic' Johnson anhelaba agregar nuevas armas a su arsenal cada temporada baja. En el verano de 1986, después de una derrota amargamente decepcionante ante los Rockets de Houston en las finales de la Conferencia Oeste, Johnson le insistió a su compañero de equipo Kareem Abdul-Jabbar para que le enseñara su gancho para el cielo. Abdul-Jabbar le mostró el ángulo del cuerpo, el juego de pies adecuado y, lo más importante, cómo iniciar el movimiento de barrido lo suficientemente lejos del cuerpo para que no fuera posible bloquear el disparo.

play
0:56

Flashback: El 'junior sky hook' de Magic vence a los Celtics

El 'junior sky hook' de Magic Johnson le da a los Lakers la victoria sobre los Celtics en el Juego 4 de las Finales de la NBA de 1987; los Lakers ganaron la serie en seis juegos.

Avancemos rápidamente al Juego 4 de las Finales de 1987 en el Boston Garden, cuando los Los Angeles Lakers iban atrás en el marcador a falta de siete segundos . Una victoria para los Boston Celtics empataría la serie. Una derrota sería su sentencia de muerte.

Michael Cooper le envió el balón a Johnson, y el alero de los Celtics, de 6 y pies 10 pulgadas, Kevin McHale, salió a su encuentro. Johnson titubeó al pasar junto a él cuando el centro Robert Parish fue en su búsqueda. Larry Bird vio a Johnson conduciendo hacia el aro y también se apresuró a ayudar.

En los últimos años, Johnson dibujaría la defensa, luego dejaría pasar hábilmente a Abdul-Jabbar o James Worthy. Esta vez.Johnson mostró su 'gancho junior, junior', una gran jugada arqueada y magistral sobre los brazos extendidos de la mejor línea del baloncesto que, como su compañero de equipo Kurt Rambis más tarde notaría, "colgó allí para siempre". El icónico disparo de Johnson cayó, logrando la victoria de los Lakers, el eventual campeonato y su lugar entre los mejores anotadores en la historia del baloncesto de postemporada.

- Jackie MacMullan.