<
>

Ranking de las cinco postemporadas campeonas de Kobe Bryant

play
¿Cómo era Kobe Bryant en la cancha? (2:18)

Carlos Morales define a la estrella de los Lakers como jugador. "Fue un trabajador incansable", dijo el "Coach". (2:18)

En celebración de los aniversarios 20 y 10 del primer y el último título conquistado por Kobe Bryant, clasificamos cada uno de los cinco avances en los playoffs rumbo al campeonato del astro de Los Angeles Lakers, teniendo en cuenta la postemporada en su conjunto.

Aquí están esos rankings del peor al primero, que culminan con el logro supremo en los 20 años de carrera de Bryant en la NBA.

MÁS: Magic o Kobe, ¿quién es el mejor Laker de todos los tiempos?


2002: Completando el tricampeonato

Estadísticas de postemporada: 26.6 PPJ, 5.8 RPJ, 4.6 APJ
Avance en playoffs: Blazers 3-0; Spurs 4-1; Kings 4-3; Nets 4-0

Fueron unos playoffs eficientes para Bryant en 2002. No tuvo un juego con menos de 19 puntos y ningún juego con más de 36. Ese máximo de postemporada llegó en el Juego 3 de las Finales, una victoria en la carretera 106-103 para tomar ventaja de 3-0 rumbo a barrera a los New Jersey Nets.

La serie que vale la pena recordar es la final de la Conferencia Oeste contra los Sacramento Kings, ya que LA regresó de un déficit de 3-2 para prevalecer en el Juego 7. Los números de Bryant en el Juego 6 (31 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias) y el Juego 7 (30 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias en casi los 53 minutos en la victoria de tiempo extra) se ven bien. Aún así, la victoria de los Lakers podría haber tenido más que ver con lo que los Kings no hicieron que con lo que Bryant y los Lakers hicieron para avanzar. Sacramento disparó 2 de 20 desde 3 puntos y 16 de 30 desde la línea del tiro libre en el Juego 7, incluso después de todos los polémicos silbidos que marcaron el camino de Los Ángeles en el Juego 6.


2000: El primer título

Estadísticas de postemporada: 21.1 PPJ, 4.5 RPJ, 4.4 APJ
Avance en playoffs: Kings 3-2; Suns 4-1; Blazers 4-3; Pacers 4-2

Nunca olvidas tu primer título. Antes de que fuera el seguro miembro del Salón de la Fama Kobe Bryant, era simplemente Kobe Bryant, el dos veces All-Star que más o menos te recordaba a Michael Jordan. A lo largo del tramo de los Lakers rumbo al campeonato en el 2000, Bryant mostró vislumbres de la leyenda en la que se convertiría.

Por supuesto, hubo la victoria en el Juego 7 sobre los Portland Trail Blazers en la final de la Conferencia Oeste. Bryant registró la asistencia más famosa de su carrera con un alley-oop a Shaquille O'Neal para completar el regreso de Los Ángeles en el cuarto parcial, obteniendo la primera aparición en las Finales de ese grupo. Pero su momento más grande llegó en el Juego 4 de las Finales en Indianápolis.

Bryant había sufrido un esguince en el tobillo (que Jalen Rose admitió más tarde que había causado intencionalmente al deslizar el pie en la zona de aterrizaje de Bryant), lo que le hizo perder la mayor parte del Juego 2 y todo el Juego 3. La superestrella en ciernes de 21 años estuvo increíble en el Juego 4. Anotó 28 puntos en 14 de 27 disparos con cinco asistencias y dos bloqueos, llevando a Los Ángeles a una victoria de 120-118 en tiempo extra en la carretera después de que O'Neal salió por faltas, dándole a los Lakers una ventaja de 3-1 en la serie. Si los Pacers hubieran logrado empatar en 2-2, ¿quién sabe si alguna vez habría sucedido el tricampeonato de los Lakers? Quizás Reggie Miller tendría un anillo.

Después de una mala actuación en el Juego 5 (ocho puntos en 4 de 20 disparos), Bryant siguió con 26 puntos y 10 tablas en el Juego 6 para cerrar la serie y ganar su primer anillo.


2001: Casi perfecto

Estadísticas de postemporada: 29.4 PPJ, 7.3 RPJ, 6.1 APJ
Avance en playoffs: Blazers 3-0; Kings 4-0; Spurs 4-0; 76ers 4-1

Los Lakers culminaron el avance de postemporada más dominante en la historia de la NBA - 15-1 contra su competencia de playoffs - con Bryant superando a su compañero de clase de 1996, Allen Iverson, para ganar un segundo campeonato. Y Bryant lo hizo en su ciudad natal contra los Philadelphia 76ers.

Dejó atrás una actuación de 7 de 22 en el Juego 1 de las Finales, cuando un esfuerzo heroico de Iverson le dio a los Lakers su única derrota esa postemporada, para promediar 27 puntos durante el resto de la serie. Jugó todos menos 33 segundos del Juego 2 y los 48 minutos completos del Juego 3 para ayudar a los Lakers a recuperar el liderazgo de la serie. Luego mostró la versatilidad de su conjunto de habilidades para cerrar la serie con 10 rebotes y nueve asistencias en el Juego 4 y 12 tableros y seis asistencias en el Juego 5.

A principios de esa postemporada, sumó 48 puntos y 16 rebotes en 48 minutos para completar una barrida de los Kings en la segunda ronda. Siguió eso con 45 puntos y 10 rebotes en 46 minutos y 53 segundos para irse arriba 1-0 sobre los San Antonio Spurs en la final de la conferencia. Lo único que hizo que la brillantez de un Bryant de 22 años pareciera menos impresionante fue que O'Neal destruyó absolutamente a las defensas opuestas en esa etapa de su carrera.


2009: El primero sin Shaq

Estadísticas de postemporada: 30.2 PPJ, 5.3 RPJ, 5.5 APJ
Avance en playoffs: Jazz 4-1; Rockets 4-3; Nuggets 4-2; Magic 4-1

A mediados de la temporada 2007-08 - meses después de que Bryant exigió un cambio si los Lakers no iban a mejorar a su alrededor diciendo, "En este punto, iré a jugar en Plutón" - LA adquirió a Pau Gasol, el tipo de pareja que Bryant anhelaba. Gasol se ajustó de inmediato. A pesar de que los Lakers perdieron al centro Andrew Bynum por una lesión en la rodilla que terminó su temporada, todavía llegaron a las Finales antes de perder ante los Celtics en seis juegos. Entonces Bryant tuvo una racha ganadora.

Primero ganó oro olímpico en Beijing como parte del “Redeem Team” del equipo de Estados Unidos. Bryant entonces jugó los 82 partidos de la temporada regular, ayudando a L.A. a ganar 65 de ellos para ser el primer sembrado del Oeste. Y lo coronó llevando a los Lakers a un campeonato sobre Orlando.

"Ya no tengo que escuchar esa crítica, esa crítica idiota", dijo Bryant durante su conferencia de prensa posterior al juego, refiriéndose a la cuestión de si podría ganar un título sin O'Neal. Bryant promedió 32.4 puntos y 7.4 asistencias en la serie para ser nombrado MVP de las Finales.


2010: Una última carrera por el título

Estadísticas de postemporada: 29.2 PPJ, 6.0 RPJ, 5.5 APJ
Avance en playoffs: Thunder 4-2; Jazz 4-0; Suns 4-2; Celtics 4-3

Bryant ingresó a los playoffs de 2010 con una fractura por avulsión en el dedo índice de su mano de tiro y una rodilla derecha que necesitó ser drenada tres veces entre la primera ronda y el final de las Finales de la NBA. Después de jugar 23 de un máximo posible de 28 juegos de postemporada, levantó tanto el Trofeo Larry O'Brien como el premio al Jugador Más Valioso de las Finales Bill Russell de la NBA, superando a los archirivales Celtics en el Juego 7 para obtener el mayor logro de su carrera.

Hubo otras postemporadas cuando Bryant tuvo mejores estadísticas individuales. Hubo otros avances al título cuando sus Lakers fueron más dominantes. Pero ninguno tuvo el drama y el florecimiento final del esfuerzo de Bryant en 2010.

En la primera ronda contra un equipo de Oklahoma City Thunder que tenía tres futuros MVP en Kevin Durant, James Harden y Russell Westbrook, Bryant acumuló solo 25 puntos en total en los Juegos 3 y 4 combinados. El entrenador de los Lakers, Phil Jackson, estaba limitando los minutos de Bryant debido al estado de su rodilla. Bryant se recuperó y anotó 30 o más en sus próximos seis juegos, terminando a OKC, arrasando con Deron Williams y el Jazz de Utah en la segunda ronda, y luego tuvo 40 en el Juego 1 de la final de la Conferencia Oeste contra Steve Nash y los Phoenix Suns.

Bryant cerró a los Suns de visitante en el Juego 6 con una obra maestra de 37 puntos que rara vez se menciona entre los mejores juegos de Bryant. Encestó tiro brincado tras tiro brincado con Grant Hill sobre él, enfatizando una canasta en específico con un leve toque al entrenador de los Suns, Alvin Gentry, en la parte trasera mientras retrocedía hacia el extremo opuesto. Después de que L.A. se aseguró el puesto en las Finales, el séptimo en los 14 años de carrera de Bryant hasta ese momento, se negó a reconocer el trofeo del campeonato de la conferencia, manteniendo el enfoque de los Lakers en las Finales por delante.

En esas finales, Bryant se desquitó con Kevin Garnett, Paul Pierce, Ray Allen, Rajon Rondo y compañía por la paliza que le dieron en el Juego 6 en 2008, inspirando a los Lakers a cruzar la línea de meta con la actuación más fea y bonita en el juego decisivo.

Lanzó 6 de 24 desde el campo, pero tuvo sus huellas digitales durante toda la victoria, desde sus 15 rebotes y su asistencia a Ron Artest para un enorme 3 con 1:01 por jugar ("¡Kobe me pasó la pelota!"), hasta la frialdad mostrada por Sasha Vujacic en sus dos tiros libres después de años de ser el niño látigo de Bryant en la práctica.

Bryant saltando sobre la mesa del anotador después de la victoria - el sombrero negro del campeonato ladeado en la cabeza, el confeti cayendo hacia abajo, los brazos extendidos en celebración - es una imagen indeleble de su notable carrera.