<
>

Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O'Neal, con varios integrantes de los Bulls de Michael Jordan

play
¿Kobe Bryant, Shaquille O'Neal o Phil Jackson? (1:55)

Carlos "Coach" Morales analiza quién fue la pieza más importante en la primera dinastía de los Lakers. (1:55)

Es el debate de nunca acabar. ¿Quién ganaría una hipotética final entre los Chicago Bulls de Michael Jordan y Scottie Pippen ante Los Angeles Lakers de Shaquille O’Neal y Kobe Bryant?

De Jerry Krause haber mantenido el mismo núcleo en Chicago, quién sabe si hubiésemos tenido semejante enfrentamiento en el 2000, año en que el conjunto angelino obtuvo el primero de sus tres cetros consecutivos.

Pero la realidad es otra. Aquellos míticos Bulls se desmantelaron tras ganar su sexto anillo en 1998, dejando vía libre a los Lakers para que establecieran poco después una nueva dinastía. Una que, de hecho, tuvo varios elementos en común. Mucho más de lo que usualmente se nos recuerda.

‘The Last Dance’ para Bulls… y Rodman

Tras Chicago ganar al hilo tres trofeos Larry O’Brein por segunda ocasión en ocho temporadas, el entrenador Phil Jackson se tomó un año sabático y declinó regresar en 1998-99. MJ, por su lado, optó por un segundo retiro.

Pippen firmó una extensión de cinco años y $67 millones, pero fue canjeado inmediatamente a los Houston Rockets. Dennis Rodman, por su parte, fue dejado en libertad y Steve Kerr fue enviado a los San Antonio Spurs.

Debido al cierre patronal, el torneo 1998-99 inició en febrero y solo se disputaron 50 compromisos. Ya no existía la amenaza de los Bulls.

Liderados por Tim Duncan y David Robinson, los Spurs barrieron en las finales del Oeste a los Lakers, y eventualmente se coronaron superando en cinco duelos a los New York Knicks.

Kerr se convirtió en el primer jugador en los últimos 50 años en lograr cuatro campeonatos al hilo.

San Antonio tendría que esperar hasta 2003 para ganar su segundo título. Se avecinaban tres temporadas de pleno dominio Púrpura y Oro. Y claro, con alguna que otra pieza de los legendarios Bulls.

play
3:06

Phil Jackson y su relación con Shaq, Kobe y los Lakers

Phil Jackson ha sido uno de los entrenadores más exitosos de la NBA y de eso no hay dudas. El coach Carlos Morales hace un análisis de su paso por los Lakers y su relación con Kobe Bryant, Shaquile O'Neal y la directiva del equipo.

Jackson asume las riendas; llegan Harper, Salley

Los Lakers, con una dupla compuesta por unos jóvenes Shaq (27 años) y Kobe (21 años), afrontaron el torneo 1999-2000 con una interrogante: ¿Pueden ganar juntos?

Durante los tres años previos habían llegado a las finales de Conferencia Oeste, pero con una pésima marca de 1-12. Fue entonces cuando la gerencia de los Lakers contrató a Jackson para implantar el famoso triángulo ofensivo, pero más importante aún, manejar los egos de vestuario.

No obstante, antes de la llegada del Maestro Zen (como tradicionalmente se le conoce a Phil en la jerga del básquetbol), Rodman fue el primer ExBull en jugar junto a Shaq y Kobe. Pero ya no estaban Jordan ni Jackson en los aledaños para cuidarlo y mimarlo.

‘El Gusano’ tuvo un fugaz y desastroso paso por los Lakers. Disputó 23 encuentros en los cuales promedió 2.1 puntos y 11.2 rebotes. Fue dejado en libertad en abril de 1999, antes de los ‘playoffs’.

Lamentablemente para Rodman, Jackson arribó al siguiente torneo. Y junto a él, llegaron también el veterano base Ron Harper, integrante del equipo que logró los tres últimos cetros de los Bulls, y el experimentado John Salley, que se agenció de un campeonato con Chicago 1996 y otros dos con los ‘Bad Boys’ Detroit Pistons en 1989 y 1990.

La dinastía Púrpura y Oro de Shaq y Kobe comenzó oficialmente en ese torneo. Harper fue el cuarto mejor anotador del equipo en la Final del 2000 frente a los Indiana Pacers, dirigidos por Larry Bird. El guardia, gran defensor, además, registró 10.8 puntos, 4.8 asistencias y 3.3 rebotes, dándole la razón a Jackson en su llamativo fichaje. Pese a tener ya 36 años, inició como titular en 78 juegos de temporada regular.

Salley, en tanto, casi no vio acción. Sus mejores años habían ya pasado. Promedió 1.6 puntos y 1.4 rebotes.

Horace Grant se reúne con Phil y Shaq

Para la campaña 2000-01, los Lakers adquirieron al experimentado ala-pívot Horace Grant, quien formó parte del ‘Big 3’ en esa primera versión de los Bulls que ganó campeonatos de 1991 a 1993.

Pese a nunca haber coincidido con Harper, sí lo había hecho con O’Neal, pero en Orlando. Juntos lideraron al Magic —también con Penny Hardaway— a la Final de NBA en 1995 contra los Houston Rockets.

Esta versión de Grant era una veterana, pero que aportaba mucho más de lo que hizo Salley un año antes. Los Lakers se apuntaron su segundo campeonato al hilo al despachar en el baile de coronación de los Philadelphia 76ers de nada menos que Allen Iverson.

play
2:47

Shaq-Kobe, una dupla llena de éxitos y fricciones

Shaquille O'Neal y Kobe Bryant brillaron como compañeros en los Lakers, pero esa relación también vivió momentos complicados y el Coach Carlos Morales no recuerda todo sobre la ganadora pareja de Los Ángeles.

Grant promedió en la serie regular 8.5 tantos y 7.1 rebotes por cotejo. En la Final, 5.2 unidades y 5.6 rebotes. Tras conquistar el cetro, Grant retornó a Orlando. Harper, por su lado, se retiró como profesional.

Los Lakers completaron la gesta de los tres cetros consecutivos en el torneo 2001-02 al superar a los New Jersey Nets de Jason Kidd, Kenyon Martin y Richard Jefferson, entre otros. Fue la consagración de la dinastía. El octavo título para Phil y último para Kobe y Shaq, juntos.

Grant regresó para el 2003-04, cuando el quinteto angelino fue sorprendido en la Final por los Pistons. Dijo adiós como profesional luego de eso.

Jackson, sin embargo, protagonizó otra segunda -y exitosa- etapa con los Lakers a finales de década.

Condujo al equipo a tres finales corridas de 2008 a 2010 y añadió a su resumé otros dos campeonatos para un total de 11. El coach más laureado de todos los tiempos.

Así las cosas, hasta cinco integrantes de los Bulls de Jordan, Pippen y Phil, fueron elementos de estos Lakers.

El propio Jackson, junto a Harper, Salley y Grant, consiguieron ganar anillo en Los Ángeles. El único que no pudo fue Rodman quien, tras otra pésima estadía, esta vez en los Dallas Mavericks, fue forzado al retiro.