<
>

Sofía López, la profesora de química que también da cátedra en baloncesto

Sofía López habló con ESPN sobre cómo combina el basquetbol y su profesión Comité Olímpico Guatemalteco

En Guatemala, cada 25 de junio se celebra el Día del Maestro. Hay casos excepcionales donde la educadora está ligada al deporte. Esta es la historia de la basquetbolista Sofía López, quién es seleccionada nacional de baloncesto y también imparte clases como profesora de química, actividades que combina en su jornada de lunes a viernes.

“Es una carrera muy demandante a la hora de ejercer porque no hay un horario fijo, aunque siendo maestra tengo tiempo para dedicarme al baloncesto. Eso también influyó bastante para que me decidiera por el profesorado en Biología y Química. Para ser una atleta de alto rendimiento se requiere bastante dedicación y tiempo. Lamentablemente, en Guatemala es difícil ser deportista de tiempo completo, pero encontré el balance perfecto entre mis pasiones que es la enseñanza y el baloncesto”, expresó López en exclusiva para ESPN.

“Desde muy pequeña, mi mamá me llevó a sus juegos de baloncesto y de esa manera nació mi pasión por el deporte. A los ocho años empecé a entrenar y a los once años ingresé por primera vez a la Selección de Guatemala. Desde entonces, he representado a Guatemala en diferentes categorías”, comentó López. Sus habilidades deportivas le abrieron la puerta para estudiar Microbiología en la Universidad Nacional de Puerto Rico.

“Mi papá fue maestro también. Desde pequeña venía con ese deseo de ser maestra, jugaba con mi hermana a darle clases. Actualmente, llevo siete años enseñando química”, agrega Sofía quién imparte sus conocimientos en el Colegio Sagrado Corazón.

Antes de la pandemia del COVID-19, la rutina diaria de Sofía López empezaba de 6:45 a 13:30 horas dando clases. Por la tarde, de 16:00 a 20:30 entrenaba con la Selección Nacional de Guatemala de lunes a viernes y a veces realizaba doble jornada de entrenamiento los fines de semana.

Enseñanza virtual por COVID-19

Debido a la crisis de salud, la rutina de entreno y enseñanza ha sufrido cambios para Sofía López. Actualmente realiza las dos actividades desde casa. “Tengo un espacio en mi casa que está diseñado para dar clases con mi pizarrón. Los horarios han cambiado y la enseñanza virtual también ha influido a que las estudiantes se volvieran más autodidactas”.

“Me he preocupado mucho por la salud mental de ellas. Les he estado dando consejos y tips de cómo pasar este tiempo. Siguen las clases, pero también hay que estar conscientes que esto nos está afectando a todos. Y ellas que son adolescentes, tenían una vida social antes de esto. Es muy importante estar bien mental y físicamente”, comentó Sofía López.

“En el baloncesto tenemos charlas y entrenamientos en línea. También nos mandan algunas rutinas de todo lo que tenemos que hacer en la semana. Además, nos comparten partes teóricas sobre los procesos de jugadas que son contestadas por computadora”.

El futuro

“Me gustaría enseñar baloncesto, pero será hasta que me retire. Siento que no tengo esa capacidad de tener tanta paciencia para enseñar baloncesto como la tengo para enseñar química. Sería una manera de devolverle al baloncesto todo lo que me ha dado”, comentó la jugadora de 33 años que cuenta en su palmarés con dos medallas de oro de los Juegos Centroamericanos 2006 y 2017, esperando conseguir la tercera en 2021 en El Salvador.

Sofía López fue nombrada como la Jugadora Más Valiosa en el Final Four 2019. Además, salió campeona de la Primera División de la Liga Nacional con el equipo de Sololá.