<
>

El Barcelona sueña con el utópico fichaje de Pau Gasol

play
Pau Gasol invita a una cuarentena saludable (2:48)

Su fundación trabaja con familias de exclusión social para luchar contra la obesidad infantil, especialmente en los tiempos de confinamiento. (2:48)

BARCELONA -- El Barcelona fichó en el verano de 2019 a Nikola Mirotic y mantiene como un sueño, entre utópico y factible, sumar a su plantilla de cara a la próxima temporada a Pau Gasol. En el club azulgrana se tiene plena conciencia de que en condiciones normales la operación sería irrealizable, pero atendiendo a la realidad actual del pivot catalán, que sigue recuperándose de una lesión en el pie, no se cierra la puerta a una posible incorporación... que pasaría, indispensablemente, por una rebaja drástica del salario del propio jugador.

"Todos saben el cariño que le tengo a Pau, porque es amigo mío, y, desde luego, no nos iría nada mal”, expresó el lunes, durante su presentación como nuevo entrenador del equipo de baloncesto azulgrana Sarunas Jasikevicius, un guiño que este mismo martes repitió entre sonrisas el presidente del club, Josep María Bartomeu.

"Me encantaría que volviese. Pau es una estrella mundial y siempre que le veo le digo lo mismo: '¿Pau, cuándo vendrás?'. Yo no descarto nada”, afirmó Bartomeu durante una entrevista a la emisora RAC1 en la que, de todas maneras, avisó que ese fichaje tendría muchos condicionantes económicos.

"El baloncesto europeo no tiene ni los mecanismos ni los recursos de la NBA”, desveló el presidente azulgrana, intuyendo que Gasol "seguro que en la NBA tiene unos ingresos estratosféricos... Pero siempre todo es posible".

SEGUIMIENTO
"Estamos en una fase en la que no podemos decir muchas cosas y si no hay nada oficial no vale la pena hablar”, reveló Jasikevicius, dando a entender que el único plan del Barcelona es esperar, manteniendo un seguimiento de la recuperación de Pau y confiar en que recoja el guante.

Gasol, quien cumplió 40 años esta semana, no ha vuelto a jugar desde marzo de 2019. Recuperándose de una fractura del hueso navicular de su pie izquierdo ni tan solo pudo llegar a debutar con los Blazers y ahora mantiene la esperanza de poder decir adiós en los Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebrarán en 2021. Para ello sigue una pauta firme de recuperación antes de esa última gran decisión: intentar una aventura final en la NBA o regresar a Europa y enrolarse en el Barcelona del que se despidió en 2001 para acabar su carrera.

El Barça le espera. Y si Pau lo dudase, esa invitación ya le ha llegado a través del presidente y del entrenador en público. ¿Imposible? "Yo no descarto nunca nada”, afirmó Bartomeu.