<
>

Cuatro sensaciones que dejó el reinicio de la NBA en la burbuja de Orlando

play
Clippers vs. Lakers fue el avance de una final en el Oeste (1:53)

'Valió la pena esperar', según Sebastian Martínez. (1:53)

Con las victorias del Utah Jazz y Los Angeles Lakers sobre New Orleans Pelicans y LA Clippers respectivamente, la NBA rompió el hielo formado desde el 11 de marzo cuando los primeros casos positivos por COVID-19 obligaron a suspender la competencia. Aunque el regreso fue en la burbuja del ESPN Wide World of Sports Complex, sin público y bajo estrictas medidas de seguridad, la intensidad del juego no se vio afectada tras los 140 días sin juegos oficiales.

Hubo curiosidades como que el francés Rudy Gobert, el primer caso positivo de coronavirus en la NBA, tuvo la oportunidad de ser noticia por anotar los primeros dos puntos en el reinicio. También que varios jugadores de Portland, entre ellos Damian Lillard y Carmelo Anthony, estuvieron viendo el juego de Lakers y Clippers en un área permitida por la NBA.

A la emotividad de ver a los dos equipos de Los Ángeles unidos en un abrazo durante el himno, también se le sumó el hecho que los dos juegos se definieron de la misma manera: por dos puntos de diferencia y con el equipo perdedor fallando en el intento de tres puntos que hubiera significado el triunfo.

La NBA está de regreso, y si bien dos juegos no es una muestra suficiente para sacar conclusiones, si alcanza para experimentar diferentes sensaciones que pasamos a comentar.

1) Los equipos mostraron la falta de ritmo competitivo

play
0:23

¡Sal de aquí! Rudy Gobert con el bloqueo a Zion

El francés le niega la canasta fácil al novato sensación de la NBA.

Aunque en el inicio destacamos la intensidad y también sea necesario reconocer la paridad en ambos juegos, también hay que decir que los equipos llegaron un tanto oxidados a disputar sus primeros juegos.

Entre los cuatro equipos se combinaron para acertar 46 triples de 137 intentos, un porcentaje aceptable de 33.5% que no deja de ser un indicador claro de la falta de ritmo, al igual que las pelotas perdidas: Lakers (16) fue quien menos entregó el balón, mientras que Utah, Pelicans y Clippers acumularon 20 cada uno.

En ambos juegos, las rotaciones fueron largas en un intento por parte de los entrenadores de mantener controlados los minutos de sus jugadores. Pelicans, Clippers y Lakers utilizaron 11 jugadores en las rotaciones, mientras que Utah utilizó 9.

En la cantidad de posesiones también se refleja la falta de actividad. Los Pelicans intentaron 94 disparos (10 más que Utah), mientras que Lakers (82 intentos) y Clippers (74), apostaron a un ritmo de juego más controlado.

Seguramente esta será una tendencia en los juegos que completen la temporada regular, pero que con el correr de los días, el ritmo se irá intensificando para cada equipo que está en la burbuja.

2) El agujero negro de New Orleans

play
1:56

Zion no decepciona en el regreso de la NBA

El novato sensación de los Pelicans anotó 13 puntos en 15 minutos pero su equipo cayó ante el Jazz.

Los Pelicans llegaron a este reinicio con el objetivo de llegar a los playoffs y, dicho sea de paso, cuentan con buenas posibilidades gracias a tener un calendario más accesible que Memphis o Portland. Sin embargo, para su desgracia mostró una tendencia preocupante en la derrota ante el Jazz: la falta total y absoluta de defensa de su propio aro.

De los 50 intentos de dos puntos que tuvo el Jazz, solamente 5 intentos resultaron ser fuera de la zona pintada, y de esos 45 intentos anotó 25 (55.5%). Si a ello le sumamos que los Pelicans mandaron a su rival a la línea de tiros libres en 28 oportunidades, entonces el problema es más que grave.

Quizás tenga que ver mucho el hecho de que Zion Williamson solamente sumó 15 minutos de acción por encontrarse en restricción de tiempo en cancha; tuvo 13 puntos (6-8 de tiros) en ese tiempo, pero no recogió rebotes (Pelicans tuvieron más/menos de -16 con él en cancha).

Seguramente deben contar con el hecho de que a medida que puedan utilizarlo más tiempo, este problema podría tener solución. Pero si quiere conservar sus posibilidades de llegar a playoffs, los Pelicans deberán, al menos, disimular urgentemente la existencia de este agujero negro para evitar una salida rápida de la burbuja.

3) Los Clippers necesitan contar con el plantel completo para llegar a las Finales

play
2:00

'El Rey' LeBron le gana el duelo a Kawhi

James se quedó a 3 asistencias del triple doble y los Lakers vencieron a los Clippers en el regreso de la NBA.

Aunque el juego ante los Lakers se definió en la última posesión, para los Clippers esta derrota significa un llamado de atención: si no cuentan con el plantel completo, van a tener una ardua tarea para superar a los Lakers.

Es cierto que al equipo de Doc Rivers le faltó dos piezas fundamentales como Lou Williams y Montrezl Harrell, cuyos aportes viniendo desde la banca podrían haber cambiado la dinámica del juego, pero también lo es el hecho de que no pudieron ganar un juego en el que limitaron a su rival a un 39% de efectividad y a fallar más triples (25) de los que anotaron (11).

Las 20 pelotas perdidas también fueron un factor determinante, aunque la falta de opciones anotadoras confiables, sacando a Paul George (30) y Kawhi Leonard (28), quienes convirtieron el 57.4% del total de puntos del equipo, también resultó evidente. Solo Patrick Beverley (12) y Reggie Jackson (10) anotaron en doble dígito.

Si bien esta serie de problemas no es alarmante, por el momento si resulta una asignatura pendiente para lograr llegar a los playoffs en su mejor nivel.

4) Anthony Davis y LeBron James parecen tener apoyo de los jugadores de rol

play
1:32

LeBron James, el rey regresó a la corte

Por primera vez desde que se unió a los Lakers, LeBron James consiguió encestar la canasta de la ventaja con 15 segundos en el juego.

Queda claro que cada vez que Lakers se enfrenten contra los Clippers, el partido se va a definir por pequeños detalles. A favor o en contra. La diferencia es mínima y, así como Clippers necesita de su plantel completo para acrecentar sus posibilidades de éxito, LeBron y Davis también necesitan que los jugadores de rol puedan crecer en momentos clave. Ante Clippers, las dos estrellas del oro y púrpura se combinaron para 50 puntos, 19 rebotes y 11 asistencias.

Un detalle positivo para los Lakers es que su defensa mostró signos de consistencia respecto del nivel que tenían antes del paro. Limitaron a los Clippers a 74 lanzamientos de cancha, provocaron 20 pérdidas, recuperaron 6 balones y, lo más importante, controlaron a Leonard en el último cuarto ya que solo pudo sumar 5 puntos (3 desde la línea de libres) en dos intentos de cancha con 2 asistencias en 9 minutos; impedirle al mejor jugador rival poder manejar el ritmo, es una buena señal.

También superaron a su rival en rebotes (+9), asistencias (+4) y puntos desde la banca (+4). El aporte anotador de Kyle Kuzma (16) y Dion Waiters (11 en 21 minutos) resultó decisivo. Además, Kuzma fue importante en el costado defensivo ayudando a contener a Leonard en el último cuarto.

Sin embargo, hay algo que los Lakers van a tener que corregir y es su efectividad de tiros. Para ganar una serie de playoffs necesitarán más del 39% de acierto, pero fundamentalmente deberán conseguir un tiro de 3 más consistente, ya que ante Clippers solo anotaron 11 de sus 36 intentos.