<
>

NBA: Preocupan la corta temporada baja y el reinicio liga en diciembre

play
Se definió la fecha de inicio de la próxima temporada NBA (2:44)

La liga más importante de baloncesto en el mundo estará de vuelta el 22 de diciembre y tendría una duración de 72 partidos, que se jugarán hasta antes del inicio de los Juegos Olimpicos de Tokio. (2:44)

Los funcionarios de salud de la NBA han expresado su preocupación sobre cómo preparar a los jugadores para una posible temporada regular de 72 juegos con un campo de entrenamiento que comienza en menos de un mes, el 1 de diciembre para ser precisos, especialmente para los equipos que no han jugado partidos desde mes de marzo y los dos equipos que disputaron las Finales.

"Va a ser especialmente desafiante preparar a los jugadores no solo para que estén listos para comenzar a jugar el 22 de diciembre, sino para mantenerlos en forma durante un período de cuatro o cinco meses", dijo un entrenador atlético de un equipo de la Conferencia Oeste, quien, como otros, habló bajo condición de anonimato.

"Este será otro período de territorio desconocido. Por más desconocida que fuera la burbuja de Orlando, esta situación es la burbuja multiplicada por tres, cuatro o cinco [porque estamos] tratando de extenderla a dicho período de tiempo con un aumento mínimo".

La temporada baja de la liga, de apenas 71 días desde que terminaron las Finales a mediados de octubre hasta su reanudación el 22 de diciembre, marcaría la temporada baja más corta en la historia de la NBA y hasta de otras ligas como la NFL, NHL o MLB, según datos del Elias Sports Bureau.

Tratar de reactivar la liga en diciembre presenta obstáculos, dijeron estos funcionarios de salud, especialmente cuando ingresan a una lista de juegos más larga que la que jugaron los equipos en la burbuja. Y si bien reconocen las realidades financieras y de programación en el impulso para comenzar la próxima temporada, las autoridades sanitarias señalan que viajar es un factor de salud y físico que no fue necesario considerar para concluír la temporada 2019-20.

"Estaría más preocupado por los viajes, porque vimos en la burbuja que el hecho de no viajar realmente ayudó a los muchachos a recuperarse", dijo un funcionario íntimamente involucrado con la salud de los jugadores. "Así que no sé si el problema mayor es realmente la cantidad de juegos [72], o talvez el hecho de tener que estar estar viajando hasta las 2 de la mañana en ciertos casos".

Las autoridades de la liga confían en que la reducción del número de juegos, así como los ajustes para reducir los viajes, ayudarán a los equipos. Dichos ajustes, aunque no finalizados, incluirían más casos de equipos que jueguen contra el mismo oponente dos veces en la misma ciudad, así como casos en los que ciertos equipos jugarían más partidos contra rivales en mercados cercanos. (Por ejemplo, más equipos que visiten Los Ángeles jugarían contra Lakers y LA Clippers en el mismo viaje). Otro caso que podría reducir los viajes, es limitar los viajes por carretera de un juego.

Además, dirigentes de la liga también señalaron que una temporada baja más corta es típica durante los años en los que hay Juegos Olímpicos u otra temporada baja internacional, lo que quiere decir que creen que la línea de tiempo que enfrentan los jugadores ahora no es inusual.

Sin embargo, en términos de acondicionamiento físico, varias aotoridades sanitarias dijeron que tenían la esperanza de que los equipos pudieran volver a la forma del juego en un aumento de tres semanas, particularmente si seguían los mismos planes que cuando tenían una línea de tiempo similar antes de la burbuja de Orlando. Pero también señalaron que tendrían que construír una base más sólida de acondicionamiento físico para disputar sin inconvenientes un programa de 72 juegos, especialmente para evitar lesiones en los tejidos blandos que los jugadores sin acondicionamiento tienden a sufrir, como puede ser las distensiones de los isquiotibiales por citar un ejemplo. Además se ha notado que más jugadores se mantienen en forma en la temporada baja y lo han estado haciendo en el último mes a medida que aumenta la conversación sobre un reinicio en diciembre.

En un memorando distribuído a finales de octubre, la NBA informó a los equipos que pueden abrir sus instalaciones para prácticas grupales de temporada baja y juegos de hasta 10 jugadores, siempre y cuando se sometan a los participantes a pruebas diarias de COVID-19, una medida que varios funcionarios de salud dijeron que debería ayudar. Aún así, estos funcionarios no estaban seguros de esta línea de tiempo para los ocho equipos (Chicago Bulls, Atlanta Hawks, Golden State Warriors, New York Knicks, Minnesota Timberwolves, Charlotte Hornets, Cleveland Cavaliers y a href="http://espndeportes.espn.com/basquetbol/nba/equipo/_/name/det/detroit-pistons">Detroit Pistons) que no jugaron en la burbuja. "No han jugado de manera competitiva desde marzo", dijo un preparador físico veterano de un equipo de la Conferencia Este. "¿Cómo van a reaccionar?", se preguntó.

En tanto, un funcionario involucrado en la salud de los jugadores dijo que “honestamente, estaría más preocupado por los equipos que no han jugado en más de ocho meses, que en los otros 22".

En una temporada baja típica, señaló un preparador físico de un equipo de la Conferencia Este, los jugadores comenzarían a regresar a las instalaciones de práctica a principios de septiembre, para entrenar aproximadamente un mes antes del inicio de los campos de entrenamiento, que duraría aproximadamente un mes.

"Ese período ahora se reduce a la mitad", continuó diciendo.

El mismo preparador físico, junto con otros, se hizo eco del punto sobre los equipos que no juegan desde marzo. "Hay que considerar cuáles son estos esfuerzos de alto nivel, la velocidad máxima, el movimiento de corte y multidireccional y el entorno atlético de alto nivel que solo un juego puede brindarle", sostuvo. "Cuando ves a los equipos que tuvieron la suerte de ir a Orlando, recibieron ese estímulo hace 120 días. Para los dos finalistas, es un cambio bastante rápido como para permitir una recuperación completa. Pero es algo mucho mayor para alguien que no tenga ese estímulo desde marzo ".

Varios miembros del personal de acondicionamiento de diferentes franquicias también dijeron que esperaban que los dos equipos que acababan de jugar en las Finales pudieran descansar a sus estrellas y a otros en el inicio de la competencia, mientras trataban el primer mes de juegos como una especie de campo de entrenamiento extendido y pretemporada. Los Lakers y Miami Heat serían los únicos equipos en experimentar un cambio de temporada de solo 71 días, mientras que la temporada baja tradicional desde la temporada 1983-84 dura 141 días para las franquicias de las Finales.

"No creo que todos los muchachos de los Lakers jueguen el primer mes de la temporada o intenten hacerlo", dijo una autoridad sanitaria vinculada al área de salud de los jugadores. "El problema es que es una temporada más corta, así que los partidos importan", dijo otro funcionario.

El viernes pasado, LeBron James reaccionó ante la posibilidad de que la NBA comenzara su temporada 2020-21 a fines de diciembre al publicar la estadística de Elias Sports Bureau en su Instagram. Debajo de esa estadística sobre la temporada baja más corta, la estrella de los Lakers, que ayudó a llevar al equipo a su título número 17 el mes pasado, publicó un emoji de alguien con la cabeza entre las manos, en una clara señal de su disgusto.

La gestión de la carga de jugadores también se mencionó como una opción probable para otros equipos que tuvieron larga participación en los playoffs durante la burbuja en Orlando, aunque un factor que complica las cosas son las pautas de la NBA sobre cómo los equipos pueden descansar a los jugadores, dependiendo de si el juego es, por ejemplo, televisado o no, a nivel nacional.

Si bien reconocen que los equipos se encuentran en diferentes situaciones en términos de cuánto tiempo ha sido su temporada baja, los oficiales de la liga confían en que habrá tiempo suficiente para que los jugadores se preparen adecuadamente para la temporada antes del campo de entrenamiento, con las instalaciones abiertas durante semanas.

Como puede verse, se avecinan varias incógnitas que, de acuerdo a las autoridades de salud, podrían afectar a los preparativos para la temporada. ¿Habrá fanáticos en los juegos? ¿Cuáles serán los protocolos a seguir? ¿Cómo se acondicionarán los estadios? Muchos de estos aspectos logísticos, entre otros, están en conversaciones y se espera que estén finalizados antes del Día de Acción de Gracias, dijeron varios funcionarios.

Autoridades de equipo y de la liga admiten que, independientemente de los obstáculos logísticos que pudieran existir en la creación del calendario, la pandemia de coronavirus sigue siendo el mayor problema que enfrenta la liga, y sus comentarios se producen mientras Estados Unidos continúa sumando récords diarios de nuevos casos.