<
>

La NBA advierte a los equipos sobre las sanciones por violaciones del protocolo que lleven a la propagación del coronavirus

play
Lo mejor del calendario de la NBA (1:56)

Nos dimos a la tarea de revisar los mejores juegos del inicio de la campaña de la NBA. (1:56)

La NBA advirtió a los equipos que las violaciones al protocolo que lleven a la propagación del coronavirus afectando a los equipos rivales y causando descarrilamientos en el calendario podrían resultar en "multas, suspensiones, ajustes o pérdida de selecciones de draft y confiscaciones de juegos", según un memo obtenido por ESPN.

Para los jugadores que violen los protocolos de seguridad esta temporada, la liga advierte que la posibilidad de una cuarentena durante la temporada y la reducción de los cheques de pago se vislumbran como posibilidades. Si bien el memo no describe la duración de las cuarentenas, dice que dichos jugadores "pueden estar sujetos a un ajuste proporcional para pagar por cualquier juego perdido durante el periodo en que el jugador está en cuarentena y se somete a pruebas debido a su participación en tales actividades y/o conducta".

Estas amenazas son preocupaciones importantes de las oficinas centrales a medida que las franquicias trabajan para comprender la gravedad total de operar una temporada de la NBA en medio de una pandemia de coronavirus que está matando a miles de personas por día en los Estados Unidos.

En un memo de Salud y Seguridad de 158 páginas compartido con los equipos el sábado por la mañana, se informó a los equipos que la liga puede "realizar inspecciones en persona sin previo aviso de las instalaciones del equipo" para descubrir si las organizaciones cumplen con los protocolos de seguridad COVID-19.

Mientras empresas como Moderna y Pfizer buscan una vacuna que pueda ser aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ((FDA por sus siglas en inglés) y distribuida al público en general, la NBA describió su enfoque para administrar la vacuna. Una vez que la FDA aprueba una vacuna y los especialistas que trabajan con la NBA y el sindicato de jugadores creen que es segura y eficaz, la liga y el sindicato discutirán si sus entrenadores, jugadores y personal deberán recibir la vacuna.

Si no se requiere la vacuna para los jugadores y el personal de la NBA, podría ser necesario crear restricciones adicionales de salud y seguridad para aquellos que no reciban la vacuna. Por ejemplo, las personas que no reciban la vacuna podrían tener que usar máscaras o hacerse la prueba con más frecuencia que las que sí la tengan.

A pesar de las preocupaciones en torno a la amenaza de infección a medida que los equipos regresan a las giras de juego en juego, la NBA permite que los jugadores y el personal salgan de los hoteles para cenar bajo estas circunstancias: cenas al aire libre, cenas en habitaciones privadas de restaurantes o restaurantes aprobados por la NBA/NBPA que reúnan los criterios de la liga. Los jugadores esperaban que no fueran recluidos en sus habitaciones en viajes de carretera, y estas medidas sirven como una especie de compromiso. La NBA y la NBPA están trabajando para compilar una lista de al menos tres restaurantes aprobados en cada mercado.

Sin la protección de un entorno de burbuja, la NBA está decidida a frenar las posibles exposiciones que los jugadores y el personal tendrían tradicionalmente en una temporada normal de la NBA. En casa, los jugadores y el personal tienen prohibido ingresar a bares, salones o clubes, asistir a lugares de entretenimiento o juegos en vivo, o visitar gimnasios públicos, spas, áreas de piscinas o grandes reuniones sociales interiores que superen las 15 personas, según el memo.

Las infracciones incluirán posibles medidas disciplinarias por parte de los equipos o la liga, incluyendo advertencias, sesiones educativas, multas y suspensiones.

Es más, los equipos podrían ser castigados por no cumplir y por no reportar cualquier "violación potencial o real, y/o cualquier disciplina impuesta por el equipo por dicha violación". Si se descubre que los equipos violan repetidamente los protocolos, podrían estar sujetos a una "disciplina mayor".

Los reporteros de ESPN NBA Malika Andrews, Baxter Holmes y Tim Bontemps contribuyeron a este informe.