<
>

Evaluamos la pizarra de Grandes Ligas para el Memorial Day

Existe un viejo adagio en el béisbol que indica que no se deben revisar las posiciones de las Grandes Ligas hasta el Memorial Day. Pues bien, ya el Memorial Day ha pasado, por ello pensamos que es hora de evaluar cómo se encuentra la lucha en las distintas posiciones en lo que extraoficialmente se considera el primer punto de la temporada. Le pedimos a Bradford Doolittle, David Schoenfield y Sam Miller que dieran sus opiniones.

1. ¿Qué es lo primero que les llama la atención cuando ven la pizarra en este momento?

Bradford Doolittle: Polaridad. Siempre estoy analizando las cosas haciendo prorrateos con miras a 162 encuentros y a principios de cada temporada, ya uno está acostumbrado a ver números extremos que, invariablemente, terminan en regresión. Sin embargo, llegar al Memorial Day con tantos equipos con diferenciales de carreras que se perfilan para terminar la temporada con 100 triunfos o 100 derrotas es asombroso. Sigo esperando ver cierta regresión, pero no hay dudas de que el béisbol actualmente se encuentra en una estratificación extrema.

Sam Miller: Lo primero que veo es que apenas hay cinco equipos en la Liga Nacional por debajo de .500. Eso es algo increíble por al menos tres motivos: El primero es que, luego de dos décadas de quedar prácticamente destruida en los juegos interligas, la Liga Nacional ostenta porcentaje de triunfos cercano a .600 hasta ahora sobre la Liga Americana; quizás sea una casualidad de principios de temporada, pero se trata de algo interesante para no perderle la vista. Lo segundo es que el clasificar a los equipos de la liga entre equipos que “intentan” y los que “no intentan”, realmente está copando al sótano de la pizarra y podríamos terminar con cinco equipos con al menos 100 derrotas en las Mayores. Y lo tercero es que todo eso se ve tan raro, y si comienzas a restar las carreras del banderín de este grupo, tan prometedor.

David Schoenfield: Debe ser la pizarra en la División Oeste de la Liga Americana. La rotación de los Astros, esencialmente, ha lanzado como la más grande de todos los tiempos con efectividad de 2.44. La rotación de los Marineros tiene efectividad de 4.11. Los Astros tienen diferencial de carreras de plus-126 y los Marineros ostentan plus-13. Aun así… Los Marineros están a un juego por debajo del liderato. Claro, todos los indicadores nos apuntan a que los Astros se llevarán la división de lejos, pero ese no ha sido el caso aún. Y eso es algo interesante.

2. ¿Cuál equipo se dirige a un gran ascenso o caída en la pizarra?

Doolittle: La poca consistencia del pitcheo abridor de los Cachorros los ha mantenido por debajo en la pizarra hasta ahora. Sin embargo, hablamos de un equipo potencia. Se encenderán en algún momento y tomarán control de la División Central de la Liga Nacional. Del otro lado de la moneda, si el pitcheo abridor de los Rockies de Colorado comienza a mostrar alguna debilidad, no hay otros elementos con suficiente calidad para mantenerlos como contendores. Se encuentran entre los ocho últimos equipos en la métrica bWAR en seis posiciones distintas en el terreno y tienen el diferencial de carreras de un equipo que alcanzará 70 triunfos.

Miller: Las probabilidades de llegar a los playoffs de los Bravos aún no son muy altas: en FanGraphs, les dan 1 de 4 probabilidades de clasificar, a pesar de tener el segundo mejor récord de la Liga Nacional antes del domingo, y estoy inclinado a concordar con eso. No es difícil imaginarse a cada jugador regular de su alineación (¡literalmente cada uno de ellos!) bateando peor en la segunda mitad que lo mostrado hasta ahora. No es seguro ver una caída, aunque probablemente esta no se trate de la mejor ofensiva de la Nacional.

Schoenfield: Los Piratas se han mantenido cerca en una complicada División Central de la Liga Nacional. Sin embargo, su reciente slump (2-8 en los últimos 10 compromisos) nos indica que quizás sean más un equipo que merodee alrededor de los .500 que un legitimo contendor a los playoffs.

3. Los Medias Rojas, Yankees y Astros poseen los tres mejores récords del béisbol. ¿Consideran que estos tres clubes se mantendrán arriba por encima del resto, o colocarían a otras novenas en ese alto nivel?

Doolittle: Hay una separación sumamente clara en lo que respecta a estos equipos, no sólo por sus récords y diferenciales de carreras, sino también por como estas situaciones han coincidido con los pronósticos de pretemporada. Sin embargo, estoy tentado de colocar a Houston en su propio nivel. Su récord (mantienen ritmo para terminar la campaña en 106 triunfos) no refleja en totalidad lo dominantes que han sido los Astros. Se mantienen a ritmo de superar a sus oponentes por 389 carreras. Sería el segundo diferencial más alto de todos los tiempos, por debajo de los Yankees de 1939.

Miller: Apenas dos meses atrás, estábamos seguros de que los Cachorros, Dodgers e Indios pertenecían todos en la categoría más alta, al lado de Houston y Nueva York, por ende, no me atrevería a predecir quienes creemos estarían dentro de ese primer nivel dentro de dos meses. Los Cachorros e Indios, en particular, se muestran como equipos bien balanceados, listos para jugar en postemporada y capaces de lograr 20 triunfos en un mes en el presente verano.

Schoenfield: Los Cerveceros se encuentran cerca de Houston en cuanto a porcentaje de triunfos, pero si pienso que esos tres equipos están en primer nivel y hay cierta brecha con la categoría siguiente. Quizás uno de los equipos de la Liga Nacional se separa del resto (los Nacionales cuentan con el talento, si pueden hacer que todos estén al mismo nivel a la vez), pero esos tres clubes de la Liga Americana parecen perfilarse como los tres mejores del béisbol.

4. Los Cerveceros, Bravos y Filis poseen tres de los mejores récords de la Liga Nacional. ¿Cuántos de estos equipos llegará a los playoffs?

Doolittle: Uno. Incluso si los Nacionales, Cachorros y Dodgers ascienden al primer lugar (y cuando lo hagan), cada miembro del trio de “equipos sorpresa” se muestra bien ubicado para mantenerse como contendor para disputar el partido por el comodín. Sin embargo, pienso que los Cardenales jugarán su mejor béisbol en el futuro y terminará siendo el anfitrión de ese cotejo. Mi pronóstico de pretemporada para el segundo puesto del comodín fue los Filis, y siguen viéndose bien. Aunque, en este momento, deberé inclinarme por los Cerveceros (equipo que no debería ser considerado sorpresa, en primer lugar) solo porque ya cruzaron un camino similar la temporada pasada. Pero no creo que ninguno de estos equipos “sorpresa” tengan rachas pasajeras.

Miller: En FanGraphs, la combinación de probabilidades de clasificar a los playoffs para estos tres equipos se encuentra ligeramente por debajo del 100 por ciento. En Baseball Prospectus, están un poco por encima del 100 por ciento. Por los momentos, mantengo mi pronóstico con Nacionales y Cachorros sobre los tres, y con 10 equipos de la Liga Nacional con récord ganador (¡!), el comodín será fácil de adivinar. La respuesta es uno.

Schoenfield: ¿Puedo responder 1.5? Sigo pensando que Nacionales y Cachorros ganarán sus respectivos títulos divisionales, dejando a esos tres equipos luchando por un puesto de comodín. Quizás este sea el año en el cual veamos ese escenario soñado de un empate de cinco equipos en el segundo puesto del comodín.

5. ¿Cuál equipo ha sido para ustedes la mayor decepción? (Y, ¿podrá cambiar su suerte?)

Doolittle: Es fácil inclinarse aquí por los Dodgers, pero sí pienso que lograrán enderezar el camino. Como podemos ver, han sido víctimas de mayor cantidad de lesiones que nadie y, fortuitamente, se mantienen a una corta racha ganadora de alcanzar el liderato divisional. Obviamente, no tendrán de vuelta a Corey Seager. Sin embargo, los Dodgers deberían recuperar en general la buena salud. Y una buena cantidad de sus peloteros con actuaciones discretas podrán remontar la cuesta. Ya lo ha hecho Kenley Jansen.

Miller: Probablemente los Azulejos, solo por el hecho de que miro su alineación a diario y me lamento de no leer aún el nombre “Guerrero”. Ahora, en lo que respecta a la pizarra: Apenas hace nueve meses, los Dodgers tenían legítimos argumentos para ser considerados como uno de los seis mejores equipos de todos los tiempos. Tienen casi todos los mismos jugadores ahora (sumando al fenómeno del pitcheo Walker Buehler) y ahora son mediocres. No todo es culpa de ellos: hay algo de mala suerte y unas malas lesiones, pero ahora se muestran como uno de esos clubes que contaría con un All-Star solo debido a que las reglas requieren que cada equipo tenga un representante. Es toda una locura.

Schoenfield: Los Dodgers. Seguro, ellos han jugado por debajo de su récord pitagórico y su récord BaseRuns (básicamente, no han sido un equipo que responde en momentos clutch), además de que la División Oeste de la Liga Nacional es mediocre. Necesitan que Clayton Kershaw regrese, pero el título de esta división podría asegurarse con sólo 86 u 87 triunfos.

6. ¿Cuál equipo ha sido la mayor sorpresa positiva hasta ahora? (Y, ¿puede ese equipo mantenerse?)

Doolittle: Voy a irme con una opción sorprendente y diré que los Astros. Los pronostiqué para ganar 100 triunfos y aún así han logrado mejorar su proyección desde la pretemporada de mejor manera que cualquier otro equipo. Y el bullpen ni siquiera ha tenido la calidad esperada hasta ahora, y que algunos de sus jugadores ofensivos claves (José Altuve, Carlos Correa, Yuli Gurriel) no han encontrado su nivel de un todo. Es un equipo que infunde temor.

Miller: Existe una muy buena oportunidad de que un récord de 84 triunfos no asegurará un puesto en el comodín de la Liga Americana, especialmente si el staff de pitcheo de los Angelinos, propenso a las lesiones, termina siendo afectado por una o dos dolencias. Sigo viendo a los Atléticos de Oakland y hasta ahora no consigo una razón por la cual no pueden ser ellos.

Schoenfield: Los Marineros, especialmente considerando la suspensión a Robinson Canó, aparte de arranques mediocres por parte de Kyle Seager y Nelson Cruz, además de ver a Felix Hernández con efectividad de 5.58. Siguen consiguiendo nuevas formas de ganar partidos por margen cerrado (15-8 en encuentros decididos por una carrera y 5-0 en extrainnings) y quizás este sea uno de esos años en los cuales todo le salga a su favor. Por otra parte, su rotación no cuenta con suficiente profundidad, el outfield carece de poder con la excepción de Mitch Haniger y cuentan con 31 partidos por jugar contra Astros y Angelinos (y no se han enfrentado a Medias Rojas o Yankees).

7. ¿Cuántos equipos terminarán la temporada con 100 triunfos?

Doolittle: Tres, a saber, Yankees, Medias Rojas y Astros. El lento inicio de los Cachorros se ha extendido tanto que no podrán alcanzarles.

Miller: Dos: Yankees y Astros.

Schoenfield: Tres: Astros, Medias Rojas y Yankees.

8. ¿Cuántos equipos terminarán la temporada con 100 derrotas?

Doolittle: Tres: Reales, Orioles y Marlins. Pienso que los Medias Rojas, Rojos y Rangers son todos un poco mejores de lo que han mostrado hasta ahora. Chicago, en particular, debería mejorar a medida que la temporada avance, si pueden hacer que algunos de sus pitchers abridores de ligas menores hagan una transición efectiva, lo cual tendría como consecuencia que algunos brazos necesarios hagan el paso al bullpen. Y la ofensiva debería recibir un apoyo eventual tras ascender a Eloy Jiménez.

Miller: Cuatro: Orioles, Rojos, Marlins y Tigres. O, quizás, Padres, Reales, Medias Blancas y Rangers.

Schoenfield: Cuatro: Orioles, Reales, Medias Blancas y Marlins.

9. ¿Cuál será el récord final de los Dodgers?

Doolittle: Digamos que terminarán con récord de 89-73. Una vez que el staff de pitcheo recobre la salud plena, la prevención de carreras de este equipo tendrá nivel de élite. Sin embargo, me preocupa su inconsistente ofensiva, porque ciertamente sería posible que la insurgencia del año pasado de Chris Taylor fue amor de un día, y será difícil que Matt Kemp y Yasmani Grandal sostengan el nivel de juego mostrado por ellos durante los primeros dos meses. Con Seager fuera, pienso que los Dodgers necesitarán hacerse de un bate de impacto proveniente de fuera de la organización. La idea que he escuchado flotar sobre José Abreu parece ideal.

Miller: FanGraphs los prevé con un final de temporada de 86 triunfos. Baseball Prospectus pronostica 84. Seré tonto y diré 89.

Schoenfield: 86-76… y campeones del Oeste de la Nacional.

10. Vamos a revisar rápidamente sus pronósticos: Dígannos cuáles son sus favoritos para convertirse en ganadores de división y comodines, basados en lo que ha visto hasta ahora en la presente temporada.

Doolittle: Yankees, Indios, Astros, Nacionales, Cachorros, Dodgers como ganadores de sus divisiones, lo cual es muy aburrido, lo sé muy bien. Medias Rojas, Angelinos, Cardenales y Cerveceros como comodines. Sin embargo, si hay un equipo que actualmente no se encuentra dentro del radar de contendores al cual mantendría presente, es Oakland.

Miller: Campeones divisionales: Astros, Indios, Yankees, Nacionales, Cachorros, Dodgers. Comodines: Medias Rojas, Atléticos, Cardenales, Cerveceros.

Schoenfield: Medias Rojas, Indios, Astros, Nacionales, Cachorros y Dodgers serán ganadores en sus divisiones; con Yankees, Angelinos, Bravos y Cardenales como comodines.