MLB Selecciones
Ernaldo Moritz | Enviado 52d

Se desata la 'Osuna-manía' en Monterrey

MONTERREY -- Un constante oleaje anaranjado y azul cruzó por los torniquetes tan pronto se abrieron los accesos del Estadio de Beisbol Monterrey. La última parada de la "Mexico Series" de las Grandes Ligas en 2019 generó un fenómeno muy distinto al vivido en series anteriores. Los Houston Astros llegaron a la ciudad y de inmediato fueron arropados como locales, aunque administrativamente fueran realmente visitantes frente a Los Angeles Angels.

El principal motivo de la euforia entre la afición presente, tiene nombre y apellido: Roberto Osuna. El cerrador mexicano fue arropado increíblemente por sus compatriotas, quienes en gran número portaban con orgullo la franela número '54' del "Cañoncito".

"Me siento muy contento y agradecido con la organización, por poder jugar ante la gente en México, esta afición es increíble. Mi papá jugó aquí, es algo muy especial", dijo el sinaloense antes de iniciar el primero de los dos juegos pactados para esta serie.

Roberto, quien el año pasado dejó a los Toronto Blue Jays para ponerse el jersey de los Astros, recordó con nostalgia sus primeros años en las academias de beisbol mexicano, época en que jamás imaginó llegar a tener 123 salvamentos en la Gran Carpa, y mucho menos regresar como una estrella a su país natal.

"Me mandaron una foto cuando estaba en la academia y es la meta de todo jugador estar aquí en Grandes Ligas, nunca pensé que me traerían a México pero ese era el objetivo", subrayó Osuna.

Sin embargo este viaje a Monterrey es de negocios y no por placer. Eso lo entiende perfectamente Roberto, quien esta temporada ostenta una efectividad de 0.68, con siete salvamentos en la misma cantidad de oportunidades, además de dos victorias sin derrota. Si el manager A.J. Hinch le requiere, estará listo, de lo contrario entenderá que la prioridad es vencer a sus rivales divisionales.

"Estos juegos son de temporada regular, no venimos a jugar por mí. Como se dé el juego, él (A.J. Hinch) es el manager y él decide si juego. Estar listo es mi deber, sabemos que va a estar el estadio lleno y nosotros venimos a ganar", sentenció.

Al igual que Roberto, todos sus compañeros se dejaron consentir por la afición regiomontana. Alex Bregman no dudó en practicar su español ante las cámaras, mientras que José Altuve posó junto a fanáticos que le mostraron pancartas en apoyo a la situación social y política que vive su natal Venezuela. El Palacio Sultán, se convirtió en una sucursal del Minute Maid Park de Houston.

^ Al Inicio ^