MLB Selecciones
Coley Harvey, ESPN.com 34d

¿Los Bombarderos B? No es para tanto. Los reemplazos igualan el record de HR de NY en 2018

BALTIMORE - Mientras se levantaba del suelo con furia en la novena entrada del partido del jueves, Aaron Hicks puso una mueca en su cara y se concentró en un lugar: sobre la cerca.

"Yo quería conectar un cuadrangular", dijo el jardinero central de los Yankees de Nueva York.

A unos 100 pies de distancia, en su dugout, otros Bombarderos del Bronx compartían esa mentalidad, esperando que después que la recta de 94 mph milagrosamente no le golpeara - gracias a su movimiento del cuerpo en el último segundo -- Hicks podría enviar lejos la pelota.

Todos le miraban esperando otro gran batazo de los Yankees. Lo que muchos de ellos no sabían es que un grand slam en ese momento habría sido el 81º cuadrangular del equipo en el año, poniendo a la franquicia prácticamente en el mismo ritmo frenético de vuelacercas que tuvo el año anterior.

¿Recuerdan los 267 cuadrangilares que los Yankees conectaron en el 2018, con jugadores como Aaron Judge, unos saludables Giancarlo Stanton, Didi Gregorius, Miguel Andujar y Hicks? Créanlo o no, los Bombarderos B de este año no están muy lejos de ese ritmo.

Si el equipo de este año - el que eventualmente recibirá de vuelta a Judge, Stanton y Gregorius de su viaje a una lista de inactivos que tiene en la actualidad a 14 Yankees - sigue conectando cuadrangulares al ritmo actual, terminarían con 264 vuelacercas al final de la campaña. Eso pondría a los Yankees del 2019 en un empate en el segundo puesto en la lista de todos los tiempos con los Seattle Mariners de 1997. Solo los Yankees del año pasado conectaron más.

"Es algo loco ver como estos chicos que recién llegaron [de Triple-A], conectan tantos jonrones. Hombre, es algo loco", dijo el jardinero Clint Frazier, quien ha conectado nueve jonrones en una temporada acortada por las lesiones, incluyendo su batazo en la quinta entrada del partido del jueves. "No creo que la liga se haya realmente ajustado todavía a alguno de los jugadores, así que tienes una tonelada de chicos con mucho talento, y ellos están haciendo ajustes si les lanzan diferente a donde estaban antes.

"Y hombre, ellos son buenos".

Cuando se trata del batazo largo en lo que va de temporada, ciertamente los Yankees lo son. Actualmente solo tienen tres jonrones menos que lo que tenían en este mismo punto la temporada pasada. Si conectaran tres jonrones el viernes en Kansas City, estarían paso a paso con los Bombarderos del año pasado.

Cuatro equipos llevan mejor ritmo que los 80 jonrones de los Yankees, incluyendo a Minnesota, quien lidera esa estadística con 98. De todos modos, este año Nueva York ha convertido en una práctica habitual el destrozar los lanzamientos.

"Solo ponemos nuestra concentración y nuestro enfoque en hacer daño, como lo hicimos [ante Baltimore]", dijo el campocorto Gleyber Torres.

Con su lista de lesionados ahora repleta de lanzadores, incluyendo la adición de CC Sabathia temprano el jueves, los Yankees podrían aguantar varias explosiones ofensivas adicionales. Hasta que Sabathia vuelva de su anticipada ausencia de una semana y media para permitir que su inyección de cortisona se estabilice, probablemente los Yankees utilicen la técnica de 'bullpenning' en los siguientes dos turnos en la rotación. Y esto podría imponer una gran carga a su cuerpo de lanzadores.

Así que queda en manos de los jugadores de posición el tomar la estafeta, que es exactamente lo que hicieron en estos pasados cuatro días.

Durante toda la semana, Camden Yards fue una verdadera plataforma de lanzamiento para los Yankees. En total, los bates de los Bombarderos conectaron 13 jonrones en la serie de cuatro partidos., Si hubiesen conectado tres más ante el pitcheo de los Orioles, Nueva York habría establecido un record de jonrones para una serie en la historia de la franquicia. En casa ante los Medias Blancas enm 2007, los Yankees conectaron 15 vuelacercas en una serie de tres juegos.

En total, esto marcó apenas la quinta ocasión en la historia de los Yankees que conectaron al menos 13 jonrones en una serie de visitantes.

Todos los jonrones de esta semana ante los Orioles llevaron a los Yankees a una barrida clave temprano en la temporada mientras intentan ampliar su recién adquirida ventaja en la cima de la división. Desde que volvieron a casa de una gira por tres ciudades de la Costa Oeste a principios de mes, los Yankees han ganado 15 de 19 juegos y desbancaron a los Tampa Bay Rays del primer lugar en la División Este de la Liga Americana.

"Estos muchachos, el enfoque de cada uno de ellos en cada día está en el juego y en jugar al béisbol ganador, y todo el mundo está haciendo lo que le toca y el mantra de venir y hacer su trabajo", dijo el manager de los Yankees Aaron Boone. "Realmente se han ocupado de eso y muchos de ellos realmente bien".

La estrella de esta pasada semana lo fue Torres, quien tuvo partidos de más de un cuadrangular el lunes y el miércoles antes de ser sacado de la alineación titular el jueves. De todos modos, no tuvo mucho descanso. Con dos outs en la novena entrada, Torres y su compañero matador de Orioles Gary Sánchez vinieron como bateadores emergentes.

Sin embargo, el relevista de los Orioles Mychal Givens logró mantener a ambos dentro del estadio, al otorgarle a Torres una crucial base por bolas para empatar el juego antes de permitirle sencillo a Sánchez. Para el momento que Hicks vino al plato dos bateadores más tarde con la oportunidad de abrir el partido, Torres y Sánchez estaban en posición de anotar tras iniciar un ramillete con dos outs y bases llenas.

"Siempre te gusta cuando están en la alineación, pero tenerlos allí sentados en ese lugar fue bueno", dijo Boone sobre sus dos bateadores jóvenes. "Y el hecho de que estaban listos. No siempre es fácil para chicos que son titulares regularmente, y que han estado sentados allí todo el día".

De forma combinada, Torres y Sánchez han conectado 19 jonrones ante los Orioles esta temporada. Eso es apenas 11 menos que lo que todo el equipo de los Miami Marlins ha conectado ante cada rival que ha enfrentado este año. De los 12 jonrones de Torres en lo que va de campaña, 10 han sido ante los Orioles. De esos 10, cinco vinieron en los tres partidos en los que fue titular esta semana en Baltimore.

Tras conectar su 12º jonrón de la temporada el jueves, el inicialista Luke Voit bromeó sobre el hecho de que le dieran a Torres el día libre, al decir, "Gleyber nos dejó batear - o quizás Aaron está dejando que el resto de nosotros batee jonrones".

Aunque los 15 jonrones de Sánchez en una temporada afectada por lesiones lideran el equipo, Torres y Voit tienen 12 cada uno. Frazier lleva nueve, y Brett Gardner -- quien conectó 12 en toda la temporada pasada - le sigue en la lista, con siete. DJ LeMahieu y Mike Tauchman llevan cuatro cada uno. Thairo Estrada y Gio Urshela, dos jugadores que comenzaron la temporada en Triple A, tienen tres y dos cuadrangulares, respectivamente.

"Estoy contento por estos chicos que están recibiendo estas oportunidades, porque algunas veces, muchos de estos chicos no reciben oportunidades", dijo Voit.

Voit fue uno de esos jugadores desconocidos que buscaba su oportunidad la temporada pasada. Luego de una breve estadía en las menores tras su llegada al Bronx en la fecha límite de cambios del verano pasado, Voit conectó 14 jonrones en el mes y medio final de la temporada pasada. Solo Christian Yelich de Milwaukee conectó más cuadrangulares (15) en ese periodo.

Cuando comenzaron los entrenamientos primaverales, no era seguro que a Voit se le daría el puesto de inicialista titular. Pero se ganó el puesto tras una competencia con Greg Bird, quien luego fue inactivado por sufrir de fascitis plantar.

Antes de que explotara la epidemia de lesiones, LeMahieu era visto como una pieza complementaria, desempeñando un rol rotativo para ayudar a dar alivio ocasional a algunos de sus compañeros en el cuadro interior. Al igual que Estrada y Urshela, Frazier comenzó el año en las menores.

"Aunque tenemos algunos jugadores que no son los titulares principales, todavía pueden subir un hacer daño", dijo Hicks. "Los muchachos que tenemos son iguales a los titulares que extrañamos, muchachos que conectan jonrones. Les gusta empujar mucho la pelota.

"Además ayuda el tener chicos extremadamente calientes".

Con dos de los bateadores más calientes del equipo en segunda y tercera base, la aparición de Hicks en la novena entrada siguió luego de ese pitcheo bien pegado. Todavía en la búsqueda de la oportunidad de conectar un cuadrangular, conectó un foul y dejó pasar par de lanzamientos malos. La bola mala final llevó a un boleto con bases llenas que trajo al plato a Torres desde la antesala con lo que luego probó ser la carrera decisiva. Fue el octavo boleto con bases llenas que ha recibido desde el comienzo del 2017, líder en esa estadística en la liga. Aunque ese no era el final que Hicks esperaba, fue uno que recibió con brazos abiertos.

Tal vez ese juego ayude a explicar porque ha sido tan difícil explicar que este equipo sea tan competitivo con el batazo largo como lo fue el del año pasado. La pelota pequeña, el atraer boletos y utilizar la velocidad para triunfar ha sido la tarjeta de presentación más reconocida de los Yankees del 2019.

"Eso es lo que hace que esto sea genial", dijo Voit. "No quiero decir que fue así el año pasado, pero confiábamos todo el tiempo en el jonrón de tres carreras. Y ahora estamos consiguiendo boletos, movemos chicos a donde necesitan estar, bateamos elevados de sacrificio y jugamos una muy buena defensa.

"Es solo intensificar y hacer tu trabajo y no ser un jugador egoísta".

^ Al Inicio ^