<
>

Jack McDowell dice que Tony La Russa tenía un sistema de robo de señas en los 80 con los White Sox

play
Los peloteros deben una explicación a sus fanáticos y perjudicados con el robo de señas (0:59)

'Yo solo deseo ver más reacciones como la de Carlos Beltrán quien aceptó públicamente su rol', comenta Carolina Guillén. (0:59)

El ex ganador del premio Cy Young Jack McDowell acusó este viernes al mánager miembro del Salón de la Fama Tony La Russa de tener un sistema de robo de señas ayudado por una cámara instalado cuando estaba a cargo de los Chicago White Sox a finales de la década de los años 80.

McDowell, quien hizo su debut en Grandes Ligas con los White Sox en 1987 y lanzó por 12 temporadas en las mayores, nunca jugó para La Russa, quien fue despedido por los White Sox durante la temporada anterior. Sin embargo, en una aparición en el programa The Mac Attack en la emisora WFNZ en Charlotte, McDowell describió el sistema que dijo había sido puesto en práctica por La Russa.

"Tuvimos un sistema en el viejo Comiskey Park a finales de los 80", dijo McDowell, quien es coach en Queens University, a la emisora radial el viernes. "El letrero de Gatorade en el jardín central tenía una luz; había un interruptor en la oficina del mánager y una cámara enfocada en el receptor.

"Voy a denunciar esto ahora porque me estoy cansando de toda esta basura. Ocurrió esto: Tony La Russa fue quien lo puso... él todavía está en el deporte ganándose medio millón, ¿sabes? Nadie va a ir detrás de él. Es solo que, estas cosas se están volviendo viejas donde van hacia ciertos tipos y dejan que otras personas se salgan con la suya".

En la actualidad La Russa es asesor senior de los Los Angeles Angels. Ganó tres Series Mundiales como mánager, dos con los St. Louis Cardinals y una con los Oakland Athletics, y fue exaltado al Salón de la Fama en 2014.

Los Angels no han respondido el pedido a La Russa para emitir comentarios.

El lunes, el comisionado de MLB Rob Manfred reveló los hallazgos de una investigación que encontró que los Houston Astros utilizaron tecnología para hacer trampa durante la temporada 2017, en la que ganaron la Serie Mundial. Desde ese entonces, tres mánagers, A.J. Hinch (Astros), Alex Cora (Red Sox) y Carlos Beltrán (Mets), han perdido sus empleos en conexión con el escándalo.

McDowell alegó en la entrevista radial que el lanzador abridor del día siguiente solía sentarse en la oficina del mánager, observaba las señas del receptor y alertaba a los bateadores de los White Sox con la luz en el letrero de Gatorade.

"Nunca dije nada sobre el viejo sistema porque una vez llegamos al nuevo Comiskey [en 1991], yo no sabía si iba a haber algo como eso o no", dijo McDowell, quien ganó el Cy Young en 1993. "Hubo rumores de que teníamos uno, pero no fue tan allá como el primero donde forzaban al lanzador que le tocaba trabajar al día siguiente a sentarse allí y prender y apagar el interruptor y esas cosas".

McDowell, un tres veces Todos Estrellas que además jugó para los New York Yankees, Cleveland Indians y Angels durante su carrera, dijo que los lanzadores solían ser los ejecutores si sospechaban de un juego sucio, pero las reglas más estrictas de MLB hoy en día evitan que eso suceda.

"¿Sabes cómo solíamos arreglar eso?", dijo McDowell en la entrevista radial. "Sí ellos nos estaban robando las señales desde la segunda base, simplemente le pedías al receptor que pidiera un lanzamiento quebrado y entonces le lanzabas una recta al cuello de alguien y decías, 'Oh, ¿van a seguir robándonos las señas, muchachos? ¿Van a seguir?'

"Hay formas de evitarlo. Los jugadores podían controlarlo en aquel momento. Pero ahora si uno tira una pelota 6 pulgadas adentro, casí inmediatamente estás fuera de juego y todo el mundo quiere pelear. En aquellos días, era como, 'Si quieres robar señas, es mejor que te asegures que tu casco funciona bien'".