<
>

AJ Hinch, Dusty Baker navegan por lados diferentes de la misma moneda

play
Rob Manfred presenta los mejores y peores escenarios para la MLB en 2020 (1:59)

El comisionado es optimista de que el béisbol regreso en mayo, pero igual no puede descartar que la suspensión se extienda. (1:59)

Hace un mes, cuando el mundo todavía se sentía predecible y el béisbol era importante, Dusty Baker y AJ Hinch eran dos caras de una moneda dañada. Los Houston Astros eran la desgracia del béisbol, una moneda una vez extremadamente valiosa en fuerte declive. Los Astros despidieron a Hinch, quien no tuvo objeciones a cumplir la suspensión de un año impuesta por Major League Baseball por su participación en el escándalo de robo de señas del equipo. Baker se dispuso a reemplazarlo a la carrera, ya que su alta reputación le proporcionó a los Astros el sello de 'Good Housekeeping' que la organización necesitaba para restaurar el valor de esa moneda, mientras que los Astros le proporcionaban una quinta oportunidad improbable de ganar el campeonato de la Serie Mundial que nunca ha podido ganar como mánager.

Hace un mes, había tiempo y espacio para la indignación sobre quién sabía si el próximo lanzamiento iba a ser una recta cortada o una curva, un coraje que ahora parece insignificante. Solo hay tiempo e interés en el drama de ser humano. La moneda dañada, el béisbol, quedó fuera de circulación de forma indefinida, pero sin embargo, los dos hombres a cada lado de esa moneda comenzaron una navegación única que continúa incluso mientras el juego permanece en espera.

Hinch, de 45 años, vive en los suburbios de Houston, un sector apasionado del béisbol pero también fuera de él. Pasea a su perro con su esposa y pasa tiempo con sus dos hijas, una estudiante de primer año en la escuela secundaria y la otra un estudiante de último año que aprende que los ritos y rituales tradicionales que les importan a los seniors: graduación, fiestas, la conquista de la escuela secundaria y el desafío de la universidad por delante, se les está negando a las clases en todo el país en el 2020 a medida que las escuelas cierran por el resto del año escolar. Sin pompa y sin circunstancia.

"Las lecciones de la vida", dijo Hinch.

"Día 17 de la cuarentena auto impuesta. No vamos a arriesgarnos", dijo en un mensaje de texto que me envió la semana pasada. "Caminatas, corridas en bicicleta con las chicas, y las lavadas de auto en la marquesina es nuestro día a día".

Baker, de 70 años, está en su casa en las afueras de Sacramento. Su hijo, Darren, prospecto de grandes ligas que juega en Cal, está en la casa luego que la universidad cerrara los dormitorios de estudiantes. Tras una cruel salida del deporte, ya que Washington despidió a Baker en 2017 luego de haber ganado 95 y 97 juegos las dos temporadas anteriores, y sin recibir ofertas de trabajo pese a haber ganado tres premios de Mánager del Año, 1,863 victorias de por vida y un banderín de la Liga Nacional en 2002, su regreso al juego está ahora en animación suspendida. Está de vuelta en uniforme, pero sin la existencia de una temporada oficial. Regresó del complejo de entrenamiento de primavera de los Astros en West Palm Beach, Florida, antes de que MLB retrasara el inicio de la temporada y no ha regresado. Pocos jugadores se habían quedado en el complejo de los Astros. Muchos se fueron a casa. Baker, que estuvo en la Marina y es un líder por disposición, ha estado tratando de hacer seguimiento a los jugadores latinos que tenían miedo de abandonar el país en caso de que las restricciones de viaje, el cierre de fronteras o los problemas de visa les impidieran regresar cuando se reanudaran los juegos.

En unas largas semanas, el 2020 ha redirigido y recalibrado la definición de la palabra "desafío". Cuando se abrieron los campamentos, Hinch tuvo luchas emocionales. Sintió los impulsos migratorios del béisbol. Estaba fuera del juego, y los Astros eran unos parias, lo que significaba que existía la posibilidad de que él también fuera considerado uno. La reputación de una persona es la más importante y frágil de las posesiones, una que lleva toda una vida construir y un instante destruir. La reputación de Hinch en el juego había sido fuerte durante mucho tiempo: era uno de los buenos. Durante la era de los esteroides, durante la cual jugó su carrera, fue sincero acerca de no haber tomado sustancias para mejorar el rendimiento y reconoció que la elección probablemente le costó el margen que necesitaba para ser un jugador mejor y más rico. Ahora, por primera vez en su vida, salía de la casa sin saber cómo el mundo, el profesional y el público, lo recibiría.

"Realmente estábamos construyendo raíces aquí. Empezamos a estar presentes en la comunidad", dijo Hinch sobre Houston. "No sabía qué esperar. Estaba caminando un poco inseguro de mirar a las personas a los ojos, pero fue reconfortante ver que la gente nos apoyaba. Para ser sincero, fue una sorpresa agradable, bueno saber que no estás llevando una pena de muerte. No va a cambiar las mentes de la base de fanáticos de los Yankees, o la base de fanáticos de los Dodgers, pero la gente ha sido realmente buena, y lo digo de manera positiva".

No se ha establecido un cronograma para el intento de la sociedad de volver a la normalidad, y mucho menos un cronograma específico para la reanudación de la temporada de MLB, pero la cuestión del calendario no es importante. La suspensión de Hinch dura un año, desde enero hasta el final de la Serie Mundial 2020, pero a diferencia de una suspensión por sustancias para mejorar el rendimiento, no estipuló un número específico de juegos. Si finalmente se cancela la temporada MLB 2020, Hinch podría regresar al béisbol la próxima temporada sin haber perdido más juegos que nadie. MLB debe decidir si la suspensión de Hinch estará completa, o si aún no ha comenzado.

Si es lo primero, él y la liga enfrentarán cuestionamentos de si es justo o no. Si es lo último, enfrentarán la cuestión de la injusticia, de que Hinch podría estar fuera del juego durante dos años en lugar de uno, especialmente porque no va a recibir dinero. Según las fuentes, MLB y la Asociación de Jugadores de MLB están discutiendo las cuestiones del reloj comercial. Si se cancela la temporada, dijeron las fuentes, los jugadores recibirán el mismo tiempo de servicio que recibieron en 2019, lo que significa que si un jugador recibió un año o un mes de tiempo de servicio en 2019, también lo haría en 2020.

esperado el camino fácil", dijo. "Tienes que tener fé sobre todo. Tienes que buscar la luz, encontrar una salida. Tienes que mantenerte allí, y pronto se volverá más y más brillante. Cuando veas la luz, ve a ella y así es como saldremos de esto".