<
>

4 de mayo: Mays y su ahijado Barry Bonds hicieron historia

play
Un día como hoy: Bonds conecta su HR 600 en su carrera (0:18)

El 9 de agosto de 2002, Barry Bonds atiza el cuadrangular número 600 en su carrera. El batazo llegó ante los Piratas de Pittsburgh, su antiguo equipo. (0:18)

Willie Mays y Barry Bonds, dos jardineros afroamericanos unidos por lazos personales con un espacio garantizado en la discusión sobre los mejores peloteros en la historia de las Grandes Ligas, consiguieron un par de hazañas en fechas separadas, un día como hoy.

Mays, posiblemente el jugador más completo de todos los tiempos, bateó su jonron 512 el 4 de mayo de 1966, convirtiéndose en el líder de todos los tiempos en la Liga Nacional. El superbo jardinero central se retiraría en 1973 con 660 vuelacercas.

También un 4 de mayo, pero del 2002, Bonds, el ahijado de Mays, bateó el cuadrangular 576 de su carrera y el 400 con los San Francisco Giants, el mismo equipo para el que jugaran su padre Bobby Bonds y su padrino Mays. Bonds se convirtió en el primer jugador que alcanzaba 400 vuelacercas con un equipo, tras pegar 100 o más con otro club.

Bonds, quien había establecido el récord de una temporada con 73 jonrones el año anterior, concluyó su carrera con 762, el récord de la Liga Nacional y de todo el béisbol. El también jardinero afroamericano Hank Aaron había superado a Mays en el viejo circuito y a Babe Ruth (quien bateó 708 de sus 714 jonrones en la Liga Americana), en sentido general, dejando el récord de las ligas mayores en 755 cuando colgó las zapatillas en 1976.

Mays bautizó a Bonds cuando el hijo de su compañero Bobby tenía cinco años de edad. Desde entonces se convirtió en una figura paternal para el chico por el resto de su carrera. Esos lazos se fortalecieron cuando Barry Bonds firmó con los Gigantes como agente libre en diciembre de 1992, tras ganar dos premios de Jugador Más Valioso (MVP) en siete años con los Pittsburgh Pirates.

En el día inaugural de la temporada 2004 en casa, el 12 de abril, Bonds bateó una recta del derecho Matt Kinney por el jardín derecho en el parque de los Gigantes para dale el triunfo a San Francisco 5-4 sobre los Milwaukee Brewers. Más importante aún, con ese batazo a la bahía Willie McCovey, Bonds empató a Mays en el tercer lugar de la lista de jonroneros de todos los tiempos.

Mays había estado solo en ese puesto por 32 años (exactamente desde el 10 de junio de 1972) desde que Aaron lo superara en el segundo lugar.

Durante una carrera de 22 años, Mays fue convocado a 24 Juegos de Estrellas, ganó dos premios de MVP y conquistó 12 Guantes de Oro en el jardín central. El tolerero derecho bateó .302 con 660 jonrones, 338 robos, 1,903 impulsadas y 15.2 WAR y fue electo al Salón de la Fama de Cooperstown em 1979 con el 95% de los votos del jurado.

Bonds, quien también jugó 22 años en el máximo nivel, bateó .298 con 762 jonrones, 1,996 impulsadas, 514 bases robadas y 2,558 bases por bolas. El gran bateador zurdo ganó siete premios MVP y ocho Guantes de Oro y acumuló 162.8 WAR, la mayor cantidad de la historia como jugador de posición.

Debido a las sospechas de que usó sustancias prohibidas en algún momento de su carrera, Bonds no ha podido entrar al Salón de la Fama en ocho años en la boleta de los votantes de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

De todos modos, Ruth y Aaron son los únicos que se interponen entre Mays y Bonds cuando se busca determinar quién ha sido el mejor pelotero en la historia de siglo y medio del béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos.