<
>

Luis Robert busca liderar a los novatos en la Liga Americana

play
Hay que cruzar los dedos para que el coronavirus no se propague cuando inicie la temporada (3:11)

Marly Rivera y Enrique Rojas nos cuentan todos los problemas que está teniendo MLB por el nuevo brote de infectados en EE.UU. (3:11)

De cumplirse el guión de las proyecciones, el jardinero Luis Robert, de los Chicago White Sox, debe liderar la cosecha de jugadores debutantes en la temporada recortada de Grandes Ligas que inicia la próxima semana y, de paso, ser el segundo toletero cubano consecutivo que conquista el premio Novato del Año de la Liga Americana.

Robert, quien cumplió 23 años en agosto, está programado para ser el jardinero central regular del equipo del lado sur de "La Ciudad de Los Vientos". Un puesto que está disponible por la gran calidad del jugador y por el contrato de seis años y $50 millones de dólares que otorgan los White Sox al chico en enero, antes de colocarlo en una alineación de Grandes Ligas por primera vez en su vida.

Esa es una condición laboral que también disfruta de otro de los favoritos al Novato del Año del joven circuito (el inicialista Evan White firmó una extensión de seis años y $24 millones con los Seattle Mariners), pero no el resto, como son el jardinero Jo Adell , de Los Angeles Angels; el inicislista Ryan Mountcastle, de los Baltimore Orioles; ni los lanzadores Jesús Luzardo, de los Oakland Athletics; Brendan McKay, de los Tampa Bay Rays, y Nate Pearson, de los Toronto Blue Jays, por algunos.

Tampoco los llamados a ser los principales contendientes de la Liga Nacional como el jugador de cuadro Gavin Lux y el lanzador Dustin May, de Los Angeles Dodgers; el jardinero Dylan Carlson, de los St. Louis Cardinals, entre otros.

Aunque la mayoría de los anuncios al respecto no ocurrirán hasta después de los partidos de exhibición de la próxima semana, muchos de los mejores novatos podrían ser enviados por sus clubes al lugar alterno de entrenamientos por una o dos semanas, antes de activarlos formalmente, como una manera de sus equipos ganarse un año extra de control sobre los jugadores.

Con un contrato que incluye opciones para dos años más, lo que eleva el pacto a ocho temporadas y $88 millones de dólares, Chicago no tiene ninguna razón de negocios para detener el impulso de Robert.

La temporada de Grandes Ligas comenzará el jueves con los choques entre los New York Yankees y los Washington Nationals a las 7 pm y los San Francisco Giants contra Los Angeles Dodgers a las 10 pm el jueves. El resto arregló el viernes, incluyendo Chicago, que se encuentra en casa a los Minnesota Twins.

En su tercera temporada en el sistema de finca de los White Sox, "La Pantera" Robert bateó .328 con 32 jonrones, 36 bases robadas, 108 anotadas y 92 impulsadas en 503 turnos en tres niveles en el 2019. Con 21 años, el súper prospecto pegó 16 jonrones y tuvo un porcentaje de OPS de .974 en 47 partidos en AAA, el más alto en ligas menores.

De acuerdo a los White Sox, y todos los que le han visto jugar a la pelota, Robert es un jugador que está listo para impactar con el bate y con el guante en una posición premium en las ligas mayores. El dominicano Eloy Jiménez, quien bateó 31 jonrones en 122 juegos en su temporada de novato el año pasado, cree que Robert puede ser el próximo Mike Trout del béisbol. Pero incluso si no llega tan alto tan pronto, es el favorito al Novato del Año.

La temporada pasada, el jardinero y el bateador señalado Yordan Álvarez, de los Houston Astros, superó en la votación al intermediario Brandon Lowe, de los Tampa Bay Rays y el corredor del lanzador John Means, de los Baltimore Orioles, para convertirse en el número latinoamericano 23 y el quinto cubano que gana el Novato del Año en alguna de las ligas mayores.

Álvarez, quien bateó .313 con 27 jonrones, 26 dobles y 78 carreras impulsadas en 87 partidos, se unió a Tony Oliva (1964), José Canseco (1986), José Fernández (2013) y José Abreu (2014) entre los debutantes cubanos que han sido premiados por la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

Del grupo, el fenecido Fernández es el único lanzador y el único que logró el galardón vistiendo la franela de un equipo de la Liga Nacional.