<
>

Receptor mexicano Alejandro Kirk, cerca de hacer historia en playoffs

play
Charlie Montoyo: 'Un honor ser puertorriqueño y estar en Playoffs' (0:32)

El mánager de los Blue Jays, reflexiona sobre el sentimiento de ser uno de dos pilotos boricuas en Playoffs de Grandes Ligas. (0:32)

Si el tijuanense Alejandro Kirk es utilizado detrás del plato por el manager Charlie Montoyo, el jugador de los Toronto Blue Jays hará historia, pues se convertirá en el primer catcher nacido en México en jugar en una postemporada en todos los tiempos en Grandes Ligas.

Kirk, quien debutó el pasado 12 de septiembre ante los New York Mets, solo necesita ser colocado detrás del plato en uno de los tres posibles encuentro de los Blue Jays ante los favoritos Tampa Bay Rays en la serie de wild card de la Liga Americana para lograr la hazaña que otros ocho receptores mexicanos no pudieron concretar en sus respectivas carreras.

El primer mexicano en llegar a Grandes Ligas fue Baldomero "Melo" Almada en 1933, pero fue hasta 1971 en que llegó el primer catcher nacido en México y desde entonces hasta Kirk, nueve han jugado un total de 1,380 partidos detrás del plato, pero con un cero en postemporada.

El primero en llegar fue Francisco "Paquín" Estrada, quien tuvo su debut y despedida como el primer receptor nacido en México en MLB al jugar su único partido en la Gran Carpa con los Mets el 14 de septiembre de 1971.

Un año después, el 27 de agosto de 1972 debutó Sergio "Kalimán" Robles y aunque estuvo en parte de tres temporadas, solo jugó en total 16 partidos en las campañas de 1972, 1973 y 1976, estando 15 partidos detrás del plato con los Baltimore Orioles (9) y Los Ángeles Dodgers (6).

Seis temporadas después, el 11 de septiembre de 1978, llegó el receptor mexicano con más partidos jugados en dicha posición en MLB en todos los tiempos, Alejandro Treviño, quien se mantuvo por 13 campañas con los Mets, Cincinnati Reds, Houston Astros, Dodgers, San Francisco Giants y Atlanta Braves.

Treviño jugó sin perder un año hasta 1990 un total de 939 partidos, de los cuales 742 fueron como receptor, pero nunca pisó una postemporada.

Cinco años después del retiro de Treviño, llegó Noé Muñoz con los Dodgers el 30 de abril de 1995 para jugar solo dos partidos como suplente en la receptoría, ya que se despidió al jugar por segunda y última vez el 14 de mayo.

play
2:47

Con los playoffs de la MLB listos en la Americana ¿Quién es el favorito?

Guillermo Celis analiza las posibilidades de cada uno de los equipos.

El 8 de septiembre de 2001 arribó el receptor Gerónimo Gil para mantenerse por seis campañas con los Orioles y Colorado Rockies, jugando un total de 272 encuentros detrás del plato, para ser el segundo catcher mexicano con más partidos jugados en la posición.

Un día después del debut de Gil, el 9 de septiembre de 2001, Humberto Cota debutó con los Pittsburgh Pirates para jugar siete temporadas --segunda mejor cifra entre receptores mexicanos--, pero solo estuvo 163 partidos como catcher.

El 17 de mayo de 2003 Miguel Ojeda hizo su debut con los San Diego Padres para jugar 4 años en Grandes Ligas un total de 212 partidos, de los cuales 168 fueron como receptor --también jugó para Rockies, Texas Rangers y Seattle Mariners.

Nueve años después apareció el 16 de septiembre de 2012 Román Alí Solís también con los Padres, para jugar dos años un total de 10 partidos como catcher, dos con San Diego y ocho más con los Rays en 2014.

Y Kirk este año hizo su debut jugando siete partidos en la receptoría, siendo el segundo en hacerlo como titular en su primer juego después de Gil en 2001.