<
>

En Astros, agresividad va de la mano en octubre

play
Yordan Álvarez habla tras la victoria de Astros en el juego 1 (0:32)

El cubano se fue de 4-1 con una carrera impulsada contra los Rays. (0:32)

HOUSTON -- Para los Houston Astros, la agresividad va de la mano de la postemporada, donde no hay mañana ni tiempo para ser conservador.

Los Astros se robaron tres bases el viernes durante el primer juego de su Serie Divisional de la Liga Americana, que ganaron 6-2 a los Tampa Bay Rays.

En 162 partidos de la temporada regular, Houston sólo se estafó 67 almohadillas; octavo en la Liga Americana.

“Tienes que jugar bien agresivo y no puedes ser muy cuidadoso“, dijo Hinch este sábado en conferencia de prensa, previo al Juego 2 de la serie. “No puedes estar demasiado preocupado con el resultado negativo que puede darse si las cosas no salen bien en el terreno de juego”.

Fue apenas la tercera ocasión que los Astros se roban tres bases en un juego de postemporada; la primera desde la Serie de Campeonato del 2004 contra los St. Louis Cardinals. En la temporada regular que recién concluyó, sólo en cuatro ocasiones se estafaron tres o más bases.

“Cuando más importa ponerse con corredores en posición de anotar es en octubre y es cuando hay más sentido de urgencia en ambos dugouts“, dijo Hinch. “Hay que mover rápido el marcador en octubre”.

George Springer, Yuli Gurriel y Alex Bregman fueron los tres estafadores de los Astros el viernes.

“Me gusta la presión”, añadió el manager. “Me gusta hacer que los muchachos hagan jugadas. Y eso viene con un poco de riesgo y cuando funciona para nosotros es grandioso”.

SUBE OTRA VEZ A LA LOMA BILLY WAGNER

El gran cerrador de los Astros de finales de los noventas y principios de este siglo, Billy Wagner, subió de nuevo a la loma de los Astros este sábado por la noche.

Wagner fue el honrado con el lanzamiento de la primera bola en el Juego 2 de la Serie Divisinal contra los Rays, en un lleno por completo Minute Maid Park de Houston.

El pitcher derecho, quien jugó para los Astros entre 1996 y el 2003, dijo que era la primera vez que estaba en la ciudad de Houston desde su temporada de retiro de las Grandes Ligas en el 2010.

El cerrador actual de los Astros, el mexicano Roberto Osuna, fue el encargado de recibir atrás de home el lanzamiento de Wagner, quien salvó 422 partidos en la Gran Carpa, donde puso marca de 47-40 y efectividad de 2.31 carreras limpias admitidas.

“Muchos grandes recuerdos llegaron a mi mente“, dijo Wagner. “Mis niños nacieron aquí y en realidad mi vida profesional nació aquí. Regresar un momento allá afuera, no tiene precio”.

SUELTAN EL BRAZO POR SI ACASO…

Los relevistas Brad Peacock y Chris Devenski fueron ignorados en el roster que los Astros entregaron a Grandes Ligas para la Serie Divisional.

Pero el manager A.J. Hinch negó que eso signifique que están fuera de la postemporada, si los Astros avanzan…

Ambos pitches realizaron una sesión de bullpen en el Minute Maid Park, alrededor de cuatro horas antes de que comenzará el partido del sábado contra los Rays.

Hinch dijo que todos los jugadores de los Astros que compitieron en temporada regular debe estar enfocado y en forma por si es requerido.