<
>

Astros, en terreno conocido tras perder el primero

play
Juan Soto, la clave del éxito para los Nationals (1:55)

Para Carlos Nava, el joven dominicano dio lo mejor de sí en el diamante y afirma que los Astros están en la obligación de ganar el segundo juego para no perder la localía. (1:55)

HOUSTON -- Los Houston Astros han estado en el mismo lugar, aunque con diferente gente…

En la Serie Mundial del 2017 perdieron el primer partido, antes de derrotar en siete juegos a Los Ángeles Dodgers y coronarse por vez primera en las Grandes Ligas.

En la reciente Serie de Campeonato de la Liga Americana, fueron apaleados 7-0 por los New York Yankees y cinco juegos después consiguieron el boleto al actual Clásico de Otoño.

Los Astros aseguraron estar tranquilos porque saben que aún hay mucho béisbol por jugarse este octubre.

“Tienes que darles algo de crédito”, dijo el segunda base de los Astros, José Altuve. “Ellos jugaron realmente bien. Hicieron lo necesario para ganar este partido. Mañana tenemos que regresar a tratar de ganar. Tenemos un muy buen equipo, así que sé que podemos”.

El ganador del primer juego de la Serie Mundial ha conseguido el título en 64 por ciento de las ocasiones, incluidas 13 de las 16 últimas ocasiones y 12 de 22.

“Hay que ser positivos”, añadió Altuve. “Ya vimos a sus pitchers relevistas que no conocíamos. Tenemos que ajustar antes del juego de mañana”.

Altuve conectó un sencillo en su primer turno al bate y llegó a home con el doblete de Yuli Gurriel en esa misma entrada inicial. Fue el primero de 10 imparables que conectaron los Astros, que dejaron 11 corredores en las bases.

“Tenemos que batear mejor”, dijo el jardinero George Springer, quien conectó cuadrangular y doblete en las séptima y octava entradas, de manera respectiva. “Ellos también tienen lanzadores y jugadores élite en todas las posiciones. Por eso están aquí”.

Este miércoles, el Minute Maid Park de los Astros recibirá el segundo juego de la serie con el futuro miembro del Salón de la Fama Justin Verlander (1-2, 3.70) en la loma, para enfrentar a Stephen Strasburgh (3-0, 1.64).

“Creo que tienen una muy buena mezcla. Tienen velocidad y poder”, dijo Verlander, de 36 años, en conferencia de prensa antes del partido del martes. “Tienen paciencia. Presentan muchos desafíos para un lanzador abridor, en especial cuando tienes que sacarlos más de una vez de múltiples maneras”.