<
>

Los hermanos García, dos cubanos frente a frente

José Adolis García y Adonis García será la primera pareja de hermanos cubanos que rivalicen en un torneo internacional de béisbol. Jorge Morejón

SANTO DOMINGO - Adonis Garcia, antesalista de los Navegantes de Magallanes, se montó en el barco de los campeones venezolanos Tigres de Aragua para la Serie del Caribe 2016 por una razón especial.

García, cubano de nacimiento, tendrá la ocasión única e histórica de jugar contra su hermano, José Adolis García, jardinero de los Tigres de Ciego de Avila, monarcas de la pelota en la mayor de las Antillas.

Sería la primera vez que dos hermanos cubanos rivalizan en un torneo internacional, ya que las veces anteriores que ocurrió, fue en certámenes domésticos, como Carlos (Habana) y Camilo Pascual (Marianao y Cienfuegos), en la pelota profesional antes de 1962, o los gemelos pinareños Fernando y Juan Hernández, en los años 80, con las novenas de Vegueros y Forestales, respectivamente.

El mayor de los García (30 años de edad) es ya una institución dentro del béisbol venezolano, con cuatro temporadas con Magallanes, donde comenzó su vida como profesional tras escapar de Cuba, donde jugaba para Ciego de Avila.

El menor de los hermanos, José Adolis, tiene 22 primaveras y es considerado uno de los principales prospectos dentro de la isla, con un promedio de .315 en cinco campañas en la Serie Nacional cubana.

Su temporada consagratoria fue la del 2014-15, cuando se llevó el liderato de indiscutibles, con 110 en 85 juegos, 62 carreras anotadas, 53 impulsadas y 29 extrabases, incluidos 12 bambinazos.

"En cuanto me hablaron de venir dije que sí y no sólo por jugar contra mi hermano y contra el equipo de mi provincia en Cuba, sino porque estoy agradecido con Venezuela por las oportunidades que me han dado, más alla de los Navegantes", dijo Adonis, quien además es antesalista de los Bravos de Atlanta en las Grandes Ligas.

"Estoy muy orgulloso de los progresos hechos por mi hemano y de saber que es considerado uno de los principales prospectos que hay en Cuba", añadió. "Imagínate, él era prácticamente un niño cuando yo salí".

La admiración es mutua. José Adolis está pendiente de la carrera de su hermano, quien en el 2015 tuvo finalmente con Atlanta la esperada llamada al mejor béisbol del mundo.

"Si tenemos que jugar uno contra otro, ¿qué se le va a hacer? Eso es parte del béisbol. Pero sobre todo está la familia y Adonis siempre será mi ejemplo", dijo el menor de los hermanos, quien asegura no seguir las Grandes Ligas, más allá de algún que otro juego de los Bravos por ver a su pariente.