<
>

Chivas y la caravana de hijos pródigos

play
Reporte: Ya le preguntaron a Tomás Boy sobre los refuerzos (2:00)

Ernaldo Moritz tiene todos los detalles sobre la renovación de contrato con el técnico mexicano (2:00)

LOS ÁNGELES - La estupidez es uno de los lujos más caros. Y en Chivas están dispuestos a pagar por ellos. Y mientras más costoso sea, mejor.

Expertos en la autodestrucción, en pegarse un tiro en el pie, los dirigentes del Guadalajara eligen lavar sus errores con nuevos errores.

Eso demuestra que no necesariamente una tonelada de torpezas da un gramo de sabiduría. Especialmente en el Guadalajara.

Falta saber de quién es la decisión: ¿del inmortalizado por Ricardo Peláez como #ElPelagatos2.0 o de quien se condecoró a sí mismo en Twitter como el presidente de la incompetencia? ¿O de ambos, de José Luis Higuera y Amaury Vergara?

1.- Entregan en bandeja a su mejor prospecto en años: José Juan Macías a Grupo Pachuca, que a su vez se ha distinguido por prestarle sólo a jugadores de medio pelo.

Macías es castigado así por negarse a jugar para Zacatepec, el equipo de #ElPelagatos2.0. Ha sido el segundo mejor jugador mexicano del Clausura 2019, después de Luis Montes.

2.- Ahora ha decidido, según publica el diario Mural de Guadalajara, ofrecer el dos por uno. Dejaría ir a Macías, pero quiere a Erick Aguirre y a Víctor Guzmán a cambio.

De nuevo el Grupo Pachuca abusa de manera indecente y obscena de sus bobalicones colegas. ¿Valen Guzmán y Aguirre 18 millones de dólares?

3.- Víctor Guzmán fue negociado a préstamo en la época de Néstor de la Torre con el Pachuca. Pero fue en la administración de José Luis Higuera, cuando se le cede de manera definitiva.

Con la llegada de Palermo a Tuzos, Guzmán ha sido sacrificado injustamente. Resulta que hace seis meses tenía piel para Europa y ahora, a veces, no tiene pellejo ni para titular.

4.- La misma sección deportiva del Grupo Reforma asegura que Chivas amarró el regreso de Oswaldo Alanís.

Sí, ese mismo Alanís que se fue de vacaciones a la Segunda División de España, después de provocar un zafarrancho que provocó la limpia despiadada de Matías Almeyda y del grupo de jugadores que eran fieles al técnico argentino.

Higuera jugó con dos caras en el caso Alanís y ahora Chivas lo recupera... ¿como la gran salvación? ¿Tendrá un nivel superior al nivel apenas regular que tuvo antes de irse a su Año Sabático en el ascenso español?

5.- Si el Atlas no se adelanta en la maniobra, el Rebaño Sangrado pretendería regresar a Gallito Vázquez, para agruparlo con Jesús Molina, y sacrificando, claro, a canteranos como Fernando Beltrán y El Tortas Pérez.

Cierto, las intenciones son buenas. Da hasta para una segunda película del Guadalajara: La Caravana de los Hijos Pródigos.

El problema es ese cíclico recorrido de despilfarro financiero, de suicidio económico, que elige Chivas. Los millones que perdió, decide pagar por ellos.

Brutales errores en ceder a Guzmán, Macías y no saber negociar con Alanís, por torpezas diversas, y ahora lo que podía haber negociado se le convierte en una carga multimillonaria.

Jorge Vergara siempre dio muestras de algo: ser un genio financiero, para ello, basta recordar la forma en la que audazmente adquirió a Chivas.

Sin embargo, ahora que sus duendecillos, #ElPelagatos2.0 y el auto condecorado en Twitter como el presidente de la incompetencia, tratan de enderezar el rumbo, financieramente lo hacen con la misma muñeca fuerte e imprudente, pero decidida, que el capitán del Titanic.